Respuestas al Libro Verde de la Comisión sobre la contratación pública electrónica (final)

Después de recoger las respuestas que se han producido en la comunidad (escasa participación aunque de mucha calidad) os dejo el documento con el compendio de las respuestas en este enlace. Me gustaría, además,  haceros las siguientes reflexiones generales y una recomendación final.

Como reflexiones generales dejo aquí las siguientes:

–          La Comisión Europea probablemente intente relanzar la contratación pública electrónica porque el ritmo de adopción no ha sido el adecuado – esperado. Este relanzamiento puede llevar acarreada cierta obligatoriedad para que las administraciones aceleren en la implementación de servicios de contratación pública en formato electrónico. Es bueno que los Estados Miembros estén preparados para atender a esta posible obligatoriedad. En mi opinión es igualmente bueno que se implante la contratación pública electrónica aunque no sea obligatoria.

–          Los Estados Miembros deberían armonizar las iniciativas alrededor de la contratación pública electrónica tanto en el ámbito interior como en la coordinación con el resto de los Estados Miembros por dos razones fundamentales: el tejido productivo (sobre todo de las PYMES) precisa la incorporación de tecnologías de la información en sus operaciones normales (y la contratación pública electrónica puede ayudar en este objetivo), y – punto fundamental – las inversiones que implica el cambio a la contratación pública electrónica en sistemas de información y capacitación, tanto de las administraciones públicas como de las empresas, deben ser protegidas y esta protección (la única posible) se basa en que estos sistemas incorporen la interoperabilidad (se ha publicado recientemente el esquema Europeo de Interoperabilidad, y el proyecto PEPPOL puede demostrar que es posible conseguir esta interoperabilidad ) y los estándares (CEN tiene un taller  BII –Business Interoperable Interfaces- .

–          Europa precisa de un mercado único real, y probablemente después de las tormentas que esta sufriendo la moneda única, (y si conseguimos sobrevivir a ellas) habrá que lanzarse al mercado único para garantizar la productividad y competitividad de la economía europea a nivel global. Este mercado único puede y debe empezar con el mercado único de contratación pública, que representa en Europa alrededor del 20 % del PIB y es una inmejorable herramienta para conseguir interfaces (comunicaciones, mensajes, procedimientos) comunes e interoperables también para la relación entre empresas. La contratación pública electrónica es el motor que nos permite obtener óptimos rendimientos (palanca de productividad) en relación al  gasto en contratación pública

–          Europa tiene derecho de sentirse orgullosa de sus logros sociales y de representar a nivel global una cultura que después de muchas vicisitudes (guerras, hambrunas, conflictos…) ha sido capaz de iniciar una senda de progresos  distinta y común, no exenta de controversias y dificultades. Pero estos logros presentes,  y los probables logros futuros, no tienen cabida, ni son posibles, en una sociedad deprimida cuya economía no sea capaz de generar recursos para su población y garantizar así  el estado de bienestar social que permita el progreso en la dirección que los propios ciudadanos quieran darse: “!No hay empresas de éxito en sociedades fracasadas!”. La contratación pública electrónica como palanca de productividad, competitividad, eficiencia y eficacia de un mercado de contratación pública de alrededor de 2.800 millardos de Euros es algo que no puede ser ignorado ni por los dirigentes políticos, ni por los ciudadanos, ni por la administración, ni por las empresas. Es el tiempo de ponerse en marcha de forma decidida y sin demoras.

Como recomendación final creo que sería bueno que todos los que pudierais enviarais una contestación a la petición de participación que la Comisión Europea lanzó sobre el libro verde. La participación es la mejor vía que podemos andar para demostrar que la contratación pública electrónica es importante para todos.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

La contratación pública electrónica y las redes sociales.

Muchas veces reflexiono en la cantidad y repercusión de los cambios que se nos están echando encima, con la introducción de las tecnologías de la información en casi todos los ámbitos sociales, económicos, culturales, de relación con el poder….

Todos estos cambios se producen de forma meteórica y muchos de ellos nos pasan por encima sin darnos tiempo a realizar nuestra propia adaptación personal, esa que comentábamos que supone cambiar el conjunto de soluciones aplicables (la cultura) a los problemas habituales o a los nuevos problemas.

Estamos asistiendo a un fenómeno de implantación y utilización de las redes sociales en general en las sociedades de nuestro entorno que me ha llevado a pensar en cómo pueden influir las redes sociales en la contratación pública electrónica.

Y creo que las redes sociales tienen un papel (positivo o negativo) que  desempeñar en la contratación pública electrónica, como por ejemplo:

–          habilitar la implantación. Ya hemos comentado que la contratación pública en formato electrónico no es un problema técnico sino de liderazgo adaptativo y esto provoca incertidumbre, que añadido a la complejidad del cambio cultural, nos  hace prevenidos a la hora de tomar decisiones. Las redes sociales y la comunidades de práctica pueden ayudar a promover el conocimiento y difundir las experiencias, buenas y malas, (se aprende más de las malas) que se produzcan en las implantaciones.

–          Difundir el conocimiento y la alfabetización necesaria sobre el formato electrónico: Firma electrónica, documento electrónico, expediente electrónico, notificación electrónica, … todo es electrónico, pero no tenemos el conjunto de soluciones y herramientas listo y preparado (ni el entrenamiento) para utilizar estas herramientas de forma adecuada con los nuevos formatos. Los llamados “living labs” (laboratorios de aprendizaje) apoyados por redes sociales pueden suponer una palanca imprescindible para la adopción de la contratación pública electrónica.

–          La compra. electrónica o no, siempre conlleva un intercambio de valor, fundamentalmente basado en la confianza. En el caso del comercio esta relación siempre es ganar-ganar, o perder-perder. Es decir, no es en mi opinión, como en el caso de las guerras o conflictos donde uno gana y otro pierde. En el comercio, (si es tal y como lo entendemos casi todos) ambos ganan o ambos pierden. La relación electrónica también es necesaria y mucho más eficiente que la relación física, y estas relaciones se cultivan y promueven muy bien a través de las redes sociales. Las relaciones, aunque sean en redes sociales, son las que ayudan a generar, y en su caso, recuperar la confianza.

Por lo tanto, en mi opinión, y aunque sé que hay muchas personas que piensan que no hay nada nuevo bajo el sol, considero que las redes sociales, con sus luces y sus sombras, y en general todas las herramientas sociales (esto que se ha venido en llamar herramientas de la web 2.0) van a afectar  de forma positiva a la forma de realizar la contratación pública en formato electrónico.

Dando por sentando que las redes sociales han entrado a formar parte de nuestro conjunto de soluciones (cultura), iremos viendo en qué medida y sobre todo iremos adaptándonos para que las redes sociales afecten de la forma más positiva posible  a la contratación pública electrónica.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 5 }

La contratación pública electrónica como fuente o palanca de innovación.

En Europa en general y en España en particular, los poderes públicos y en mi opinión, toda la sociedad (ciudadanos y empresas), empiezan a tener presente la necesidad de innovación en todas las áreas posibles (innovación tecnológica, innovación en la gestión, innovación en la cultura como conjunto de soluciones comúnmente utilizadas y socialmente aceptadas para enfrentarse a los problemas habituales). La innovación es una (¿única?) fuente de progreso constante.

La contratación pública electrónica, mejor dicho la implantación de la contratación pública electrónica puede ser un elemento habilitador para introducir la innovación de forma sostenida y dirigida.

Entre otras razones, podemos identificar las siguientes:

–          tiene un volumen (alrededor del 20 % del PIB) que genera una demanda inmensa dirigida o con posibilidades de ser dirigida hacia la innovación y sobre todo hacia la incorporación de la innovación a la cultura imperante.

–          Tiene la capacidad de generar márgenes que permitan enmendar situaciones socialmente difíciles de afrontar. Me refiero a los aspectos medioambientales, de responsabilidad social corporativa, de incorporación de estándares y buenas prácticas, de incorporación de personas con alguna deficiencia al mercado laboral, y un sinfín más de opciones.

–          Tiene la capacidad de generar lo que llamamos compras pre-comerciales, en aquellas áreas donde se requiera una masa crítica para que se adopten y utilicen determinadas herramientas o formas de hacer distintas.

–          Es una actividad dirigida por los poderes públicos de forma directa. De hecho es una relación contractual asimétrica, con un sentido del bien común que se superpone a otros aspectos que en una relación contractual entre organizaciones privadas no es posible.

Dado su volumen puede conseguir masa crítica para conseguir logros que resultaría muy complicados de otra forma:

–          La adopción de un estándar interoperable intersectorial a nivel mundial para el comercio entre empresas (B2B). El ser capaz de afectar a una masa crítica suficiente para conseguir la adopción de los estándares sólo está en manos de la contratación pública.

–          La adopción de una factura electrónica por ejemplo. Como el caso paradigmático realizado en Dinamarca.

–          Generar un entorno donde el mérito y el esfuerzo tengan mayor recompensa que la influencia y el poder. Esta es una de las intenciones del Small Business Act de la Comisión para permitir que las PYMES accedan al mercado público panueropeo en igualdad de condiciones que las grandes empresas, allí donde sea posible y además sea beneficioso.

Pero claro también tiene peligros. Como en todas las soluciones hay que buscar el punto de equilibro adecuado. Algunos de estos peligros tienen que ver, en mi opinión, con intentar dirigir, a través de una regulación excesiva,  un servicio con fuerzas externas que no permitan que los mercados incorporen merito y esfuerzo, en este importante servicio de retorno, que utilizan las sociedades modernas para progresar.

Tu qué opinas?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

Aproximación sistémica a la contratación pública electrónica

Para tratar el tema de la contratación pública electrónica se pueden realizar aproximaciones desde diversos puntos de vista:

–         El punto de vista de la Comisión Europea que defiende el interés común de los Estados Miembros.

–         El punto de vista de la administración (y sector público en general)  que quiere implantar la contratación pública electrónica para mejorar la función de compras.

–         El punto de vista de los proveedores que quieren acceder al mercado único de contratación pública paneuropea, y lo que ello supone de ampliación de mercados y modernización de la gestión de ventas.

Los proyectos de implantación de la contratación pública electrónica se llevan a cabo por parte de administraciones públicas y empresas del sector público que consideran que realizar este servicio en formato electrónico es una necesidad o al menos es muy conveniente.

Aunque normalmente no se hace, si debería contemplarse el hecho de establecer determinados indicadores que sean los que sirven de referencia para tomar las decisiones y llevar a cabo una implantación orientada a obtener resultados concretos en función de los objetivos marcados por la organización. Siempre teniendo en cuenta los márgenes, legales y de procedimiento,  en los que se deben mover estos proyectos de implantación de la contratación pública electrónica.

Por ejemplo, unos objetivos típicos (se utilizan muy a menudo) pueden ser:

–         Mejora operativa: obtener un 40 % de reducción de recursos en la gestión.

–         Mejora presupuestaria: obtener una reducción media del 5% de los precios de compra.

Cualquiera de estos dos objetivos debe tener indicadores que son los que marcan en qué medida se  están consiguiendo los objetivos. Por ejemplo, y ya que estamos en crisis, vamos a utilizar el de la mejora presupuestaria: reducción del 5 % en los precios de compra, y analizar que indicadores deberíamos medir para comprobar que se cumplen los objetivos.

Par conseguir este objetivo (ahorro del 5% del presupuesto) hay que identificar una serie de  indicadores que permitan verificar el objetivo. Para no extendernos mucho vamos a utilizar inicialmente un único indicador (no se recomienda utilizar más de tres indicadores por objetivo y hay que procurar que sean fáciles de medir): aumentar la concurrencia en un 10 % de media en los concursos públicos.

Es lógico pensar que para obtener una reducción de precios del 5%  hay que aumentar la concurrencia (la competitividad normalmente produce precios más competitivos –bajos-).

Para aumentar la concurrencia hay que fomentar el acceso, identificación y transacción electrónicas de los proveedores, que a su vez tienen que utilizar sistemas basados en estándares e interoperables (necesidad) para no incurrir en sobrecostes en el formato electrónico que harían inviable, aunque quisieran, ser más competitivos y por tanto bajar los precios. Pero además si aumento la concurrencia necesito gestionar más eficientemente los expedientes y el proceso de adjudicación. Tendré por tanto que aumentar la gestión electrónica de los expedientes de contratación en un 50 % (segundo indicador que aparece) y sobre las  ofertas recibidas trataré de utilizar adjudicación automatizada basada en criterios objetivos. Por lo que necesitaría añadir un indicador parecido a: aumentar la adjudicación automática de los concursos basados en criterios objetivos en un 30 %. (tercer indicador)

Ya tengo tres indicadores que me permiten “asegurar” que si los alcanzo obtendré una reducción del presupuesto. Me falta afinar y calcular los porcentajes, pero esto  no lo vamos a hacer aquí. Los tres indicadores son:

–         Aumentar la concurrencia en un 10 % con estándares e interoperabilidad

–         Aumentar la gestión (y archivo) de expedientes electrónicos en un 50 %

–         Aumentar la adjudicación automática basada en criterios objetivos en un 30 %.

Con un objetivo, ahorro de costes,  muy utilizado por los decisores en momentos de crisis como los actuales, se encadenan las siguientes actuaciones:

–         Para bajar los precios necesito concurrencia.

–         Para aumentar concurrencia necesito estándares e interoperabilidad

–         La concurrencia me obliga a gestionar más ofertas presentadas y por tanto necesito expedientes electrónicos ( o más personas en gestión).

–         Para automatizar la adjudicación de algunos contratos necesitaré introducir un módulo de ponderación automática de criterios objetivos.

Todos estos indicadores, apuntan a que se precisan puntos de vista, en mi opinión, que deben ser considerados cuando se implanta la contratación pública electrónica con un objetivo (al menos inicial) concreto.

Es cierto que los objetivos normalmente se plantean por otros responsables o decisores que no tienen que realizar la planificación y seguimiento de los planes para alcanzarlos. Pero unos objetivos sin planificación son deseos, y los deseos no siempre se cumplen, pero cuando no se cumplen generan desmotivación y resistencia al cambio.

Este ejemplo ha intentado demostrar la necesidad de la aproximación sistémica. Con un objetivo aparentemente aislado hemos visto que se necesitan actuaciones que tienen que ver con áreas de actuación que aún siendo dispares (administración, proveedores, estándares) están muy conectadas.

Para concluir creo que cuando hablamos de implantar la contratación pública electrónica hay que considerar una visión sistémica, independientemente de que los planes consideren partes o persigan objetivos que no tocan todas las posibles áreas de actuación. Y esas áreas de actuación se agrupan en tres aspectos que son los que hemos comentado al principio de la entrada:

–         Las administraciones y empresas del sector público.

–         Los proveedores

–         Los estándares y la interoperabilidad

En sucesivas entradas vamos a avanzar en los temas y aspectos que hay que considerar de forma general en estas tres grandes áreas de actuación.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

El cambio cultural en la contratación pública electrónica

Hablamos en múltiples ocasiones del cambio cultural que representa la implantación de la contratación pública electrónica y la resistencia al cambio consiguiente, pero no terminamos de concretar que significa esto del cambio cultural exactamente.

Tal y como define José Antonio Marina en su libro “Las culturas fracasadas” : “La cultura es el conjunto de soluciones que un grupo social da a los problemas humanos”. El autor matiza además que para “adquirir el marchamo de cultura tiene que cumplir al menos dos requisitos:  ser colectiva y tener una cierta duración.”

En todos los proyectos de implantación de la contratación pública electrónica nos enfrentamos a un cambio cultural (del formato papel al formato electrónico) de dimensiones considerables, y que normalmente no realiza de una forma sistemática ninguna acción que permita afrontar este cambio cultural, que me atrevería a decir, es el mayor y más complicado de todos los cambios.

Efectivamente, si la cultura representa una forma casi automática, o inconsciente,  de aplicar soluciones establecidas a los problemas cotidianos a los que nos enfrentamos(un considerable número de personas desde hace tiempo), las personas que desarrollan la contratación pública están acostumbrados a ofrecer soluciones a los problemas cotidianos que se les plantean en este servicio de retorno. “Saben” como hay que aplicar las soluciones para resolver los problemas.  Y tratan, por motivos e intereses diversos, de seguir aplicando las mismas soluciones (cultura) a problemas distintos (algunos iguales), con medios distintos, en un entorno distinto,  y que requieren, por tanto,  soluciones distintas.

Cuando nos proponemos utilizar el formato electrónico en la contratación pública, además de la convivencia entre el formato en papel y el formato electrónico (tal y como establece la ley 11/2007 de Administración electrónica), tenemos que dejar claro que las soluciones a aplicar no serán las mismas y hay que  plantear y resolver el cambio cultural.

En la mayoría de las ocasiones tratamos de resolver este cambio cultural  como un reto técnico y no lo es. Tiene que ver con tecnología pero no se resuelve sólo con la tecnología.  Es un reto adaptativo, necesitamos adaptarnos a una situación nueva (la sociedad del conocimiento) que tiene unos problemas nuevos y algunos de antes y que debe utilizar medios y soluciones distintos. Este es el cambio cultural. Y la tecnología puede ayudar pero si no hay voluntad de cambio no hay cambio, por mucha tecnología que pongamos.

En otras ocasiones  para resolver el cambio cultural, proponemos estrategias (caminos o vías) que nos permiten alcanzar un objetivo y  resolver los cambios culturales y esa no es la vía. La cultura es capaz de “desayunarse”  varias estrategias cada mañana.

En mi opinión,  una buena forma de resolver el cambio cultural es la comunicación y el convencimiento, mediante la observación, formación y capacitación, de que los problemas han cambiado, el entorno es radicalmente distinto y los medios también, y que las soluciones han de cambiar necesariamente.  Y ahí es importante ser capaces de explicar con los por qués, para entender el nuevo contexto (una sociedad del conocimiento globalizada), ser capaces de movernos en los nuevos medios (la red), y adoptar las nuevas soluciones , en nuestro caso: La contratación pública electrónica.

Es de esta forma en la que las personas pueden asumir su propio cambio (porque lo necesitan) como algo que no les ofrece ningún tipo de duda. Cuando no existen dudas de la necesidad del cambio y las personas están convencidas y tiene una visión de hacia qué deben cambiar, es cuando se puede producir -“sufrir” –  la metamorfosis  desde  la resistencia al cambio (tratar de utilizar las mismas soluciones a problemas iguales o diferentes en un contexto totalmente diferente) a ser agentes del cambio (ofrecer las soluciones óptimas con la tecnología adecuada).

Si no se consigue realizar este proceso de cambio cultural en la organización, las dificultades para implantar la contratación pública electrónica serán muy grandes.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

El primer compedio sobre las respuestas al libro verde sobre contratación pública electrónica

He estado repasando tanto el libro verde como las respuestas que se han ido dando a las preguntas que ha formulado la Comisión Europea sobre los retos que hay que superar para generalizar el uso de la contratación pública electrónica, y he generado el primer documento con las respuestas que tenemos hasta ahora.

En este enlace esta una versión aún en borrador para que podáis ir echándole un ojo por si os apetece generar vuestros comentarios. Version borrador (pendiente de refinar redacción y edición):

Si queréis participar lo podéis hacer siguiendo estas instrucciones:

Entrada que hace el llamamiento a compartir las reflexiones:   http://www.contratacion-publica-electronica.es/?p=505

Entrada que explica el procedimiento a ver que os parece:      http://www.contratacion-publica-electronica.es/?p=515

Entrada con las primeras reflexiones sobre las dos preguntas iniciales del libro verde. (PARTE 1)         http://www.contratacion-publica-electronica.es/?p=511

Para dejar las reflexiones siguiendo las instrucciones de la entrada que se enlaza arriba:

1.- Ir  la hoja con la pregunta correspondiente: Abajo podéis ver las pestañas con todas las preguntas (Preg1, Preg …)

2.- Poner el nombre y la dirección de correo (si queréis)

3.- Escribir vuestras reflexiones y comentarios sobre la pregunta

4.- Guardar y Cerrar la hoja de cálculo.

5.- En la esquina superior derecha del cuadro que dice “pregunta” hay un pequeño triángulo naranja, si se pincha se puede ver un comentario y ampliar la información.

Lo que quería reseñar es que todas estas preguntas están relacionadas con los trabajos de la Comisión, y en mi opinión, esto es importante, pero es tan o más importante, los trabajos y las guías que hay que dar a los decisores en las administraciones públicas para iniciar las tareas que culminen en la implantación de la contrataciónpública electrónica. Y esto no se aborda en el libro verde de una forma directa.

No creéis que habría que darle una pensada?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

La participación en la contratación pública electrónica.

Empezamos un nuevo año con los mismos propósitos del anterior  conseguir la implantación en tiempo y forma de la contratación pública electrónica.

Han pasado muchas cosas interesantes durante el parón navideño. Volvemos a publicar y generar contenidos alrededor de la contratación pública electrónica. Pero antes de empezar con los contenidos “útiles”, repasamos las intenciones del blog como una forma tranquila de no perder del norte cuando la vorágine de las noticias y las tareas asociadas nos invadan la mente, nos nublen el horizonte y nos mantengan muy ocupados.

Un aspecto que considero fundamental, y al que me gustaría apoyar desde este blog, es el de la participación. Creo que la contratación pública electrónica necesita una comunidad (existe aunque no sea especialmente dinámica) que genere la confianza, el conocimiento, la experiencia, el empuje necesario para realizar la trasformación que se plantea (la tienen que hacer todos los participantes en la contratación pública).

Es verdad que hay tensión positiva (empuje) en el plano político pero, creo que siendo esta tensión necesaria no es suficiente para conseguir los objetivos. Sin embargo, si se consigue dinamizar la comunidad de interés, la red formal, que se compone de todas las personas que tienen un interés directo legítimo en la contratación pública si se puede conseguir este objetivo y por tanto alcanzar los beneficios sociales de competitividad y productividad que (según comenta todos los expertos) necesitamos.

Por estas razones  creo que es necesaria (imprescindible) la participación en la contratación pública electrónica

Tal y como comenta Dolors Reig la participación permite entrar en la dinámica del cambio necesario sin ser orillado, sin convertirnos a nosotros mismos en opcionales. El cambio es seguro que se va a producir, (antes o después, pero preferiblemente antes para no volver a ser el país de los frutos tardíos como decía Larra, ni tener que soportar el trasnochado “vuelva usted mañana”) y la participación en estos cambios nos puede ayudar a entender el nuevo orden y la nueva situación resultante.

Además, yo añadiría, que ese cambio necesario requiere de la participación para que pueda producirse en tiempo y forma, para sacar el  máximo partido a los siempre escasos recursos disponibles, y sobre todo conseguir que la motivación y el esfuerzo de muchas personas que inician los cambios necesarios sea recompensado (al menos) con el éxito.

Por tanto y para fomentar esta participación y su conocimiento asociado me gustaría para retomar las entradas del blog unas cuantas ideas.

Primero unas consideraciones en cuanto al entorno en el que nos movemos:

–         La complejidad  y la incertidumbre son dos constantes que se han instalado y seguirán entre nosotros. En contratación pública electrónica, la complejidad hay que disolverla con conocimiento y buenas prácticas y la incertidumbre con formación técnica y normas jurídicas (Ambas dos se están produciendo).

–         Las tecnologías y los negocios ya no son dos elementos separados, se unen de forma que no se pueden hacer una sin la otra. En contratación pública electrónica, los resultados que se persiguen (los famosos beneficios que todos invocamos) vienen de la mano de la tecnología, mejor dicho, del uso eficiente de la misma y de la incorporación de esta, al acervo cultural de las personas que gestionan la contratación pública (administración y empresas).  No es la adopción de la tecnología es la aceptación de que las cosas se pueden hacer mejor utilizando nuevas tecnologías.

–         Las redes sociales y las herramientas de la web 2.0 van a seguir incidiendo en el comercio y posiblemente lo harán en la contratación pública. En cualquier caso lo harán en la forma en que la contratación pública electrónica se va a implantar.

–         Siguen existiendo factores inhibidores y factores facilitadores

  • factores inhibidores:
    • Cambio cultural
    • Identificación Digital y efectos probatorios electrónicos (documentos)
    • Alfabetización tecnológica (firma electrónica, documento electrónico, )
    • Soluciones interoperables de contratación pública.
  • Factores facilitadores
    • El empuje político y la supervisión de la Comisión europea para generar un mercado único de contratación pública europea interoperable.
    • La sociedad que demanda la eficiencia y la eficacia del 20 % de los recursos que la propia sociedad generar PIB y que utiliza en la contratación pública.

Ahora unos cuantos recordatorios en cuanto a los objetivos que perseguimos en este blog

  • Sobre todo buscar complicidad con las personas (otros blogs, otras iniciativas, otras herramientas que las que hemos propuesto) que quieran avanzar en la implantación de la contratación pública electrónica en cualquier de sus múltiples dimensiones.  Y buscar esta complicidad en la participación que va desde la simple lectura de las entradas, hasta la preparación de presentaciones, documentos, eventos, comunicación de experiencias, lo que se nos ocurra. …. Siempre que sea útil para el objetivo.
  • Este blog ha surgido de la necesidad de expresar las reflexiones que suscitan el objetivo de implantar la contratación pública electrónica interoperable en España y por tanto,  en Europa (o viceversa), como la excusa o la referencia principal, cada cual que escoja lo que más le convenga.
  • Para poder satisfacer esta necesidad se requiere conocimiento y experiencias. El blog trata de reflexionar sobre las experiencias y ofrecer información más o menos enfocada a provocar el conocimiento en los posibles lectores/actores/simpatizantes…
  • Creo  que ya existe una comunidad de interés alrededor de la contratación pública electrónica y esa comunidad que ya existe requiere de unas herramientas que le permitan crecer, conocerse, dinamizarse, actuar, compartir … Todas estas áreas que una comunidad precisa para desarrollarse. Por eso  vamos a seguir tratando de generar las herramientas, porque la comunidad la forman (ya está formada) aquellas personas con intereses en la contratación pública electrónica. Aquí intentaremos suscitar la reflexión y proporcionar las herramientas disponibles en la redes sociales que todos (o casi todos) ya usamos.
  • La comunidad y sus herramientas permitirán intercambiar experiencias a personas que tengan la oportunidad o la responsabilidad de iniciar actividades para implantar la contratación pública electrónica tanto en el área de la administración como en el área de los operadores económicos. Tanto los decisores como los usuarios.
  • Hay muchas áreas de interés, dimensiones, en la contratación pública y probablemente no seamos capaces de acotar  ahora mismo todas ellas, pero la intención del blog y las herramientas de la comunidad es tratar de ser sistémicos, es decir, ofrecer visiones que engloben todos los posibles aspectos del problema para que surjan soluciones coherentes en todas esas áreas.

Unos cuantos recordatorios en cuanto a los resultados.

–         Que las personas involucradas consigan confianza y seguridad a la hora de utilizar, no solo los nuevos formatos, sino también las nuevas formas (regencias, información, lugares donde acudir, personas a las que preguntar… ). La trasformación no es tecnológica, sino que consiste en cambiar la cultura con las nuevas formas de proceder por la utilización de las nuevas herramientas tecnológicas.

–         Que entendamos los por qués  los qués y los cómos de forma que no haya dudas de que este es el camino correcto, porque el mundo se mueve y no podemos quedarnos quietos (porque eso significa quedarnos atrás, o ser irrelevantes).

–         Que se generen formas nuevas de relación para que el comercio (es el trasfondo) use las herramientas de la web 2.0 para proporcionar confianza, conocimiento y relación electrónica a los agentes de la contratación pública (administración y empresas). Este tipo de relaciones existen como componentes básicas de cualquier compra: El comprador conoce, confía y está seguro de la capacidad y buen hacer del vendedor.

Por tanto, el mensaje que me gustaría trasmitir es el de perseverar  (no es un propósito para el 2011, es más general, y creo que llevará más tiempo), para dinamizar una red formal que sea capaz de movilizar los recursos que se necesitan para implantar con éxito la contratación pública electrónica, y la palabra clave para esto es la participación (en la forma y cantidad que sea).

Seguiré tratando de ofrecer reflexiones y contenidos que aporten conocimiento a los posibles decisores y usuarios, con la intención de alfabetizar digitalmente a cuantos más mejor intervinientes en la contratación pública porque es la única forma de soportar toda la actividad necesaria en administraciones y empresas para que esta nueva forma de contratar funcione.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

Preguntas y reflexiones sobre el libro verde de contratación pública electrónica (parte 5)

Seguimos con las reflexiones y respuestas sobre el Libro Verde de la Comisión Europea de Contratación Pública. Os recuerdo que en esta entrada podéis o bien  adjuntar vuestras reflexiones en una hoja de cálculo de Google docs o bien como comentarios al final de esta entrada.

Vamos con la parte 5 de las preguntas.

El libro verde para la contratación pública electrónica pregunta sobre las posibles acciones que se pueden llevar a cabo para conseguir la “otra mitad del cielo” en la contratación pública electrónica. Si la primera mitad consiste en  generar una demanda en formato electrónico (las administraciones en su faceta de compradores públicos) la segunda mita se trata de  que sea contestada por una oferta con capacidades de establecer la relación electrónica en todas las fases del ciclo (las empresas, accediendo, identificándose y haciendo transacciones en formato electrónico).

7.4. Mayor accesibilidad (de las PYME), sostenibilidad e innovación en la contratación

Pregunta

15. La Comisión ha tomado ya medidas para fomentar la creación de estrategias destinadas a mejorar el acceso de las PYME a los mercados de la contratación electrónica. ¿Qué otros pasos se podrían dar para mejorar el acceso de todos los interesados, especialmente de las PYME, a los sistemas de contratación electrónica?

En mi opinión hay dos grandes áreas de actividad que deben ser gestionadas:

  1. Cambios de regulación y procedimientos que permitan a las empresas (sobre todo a las PYMES) acceder al mercado único europeo de contratación pública en igualdad de condiciones no importa cual sea su tamaño o capacidad de relación. En este sentido se trata de lleva a cabo las mejores prácticas identificadas en los informes de la Comisión que tratan de dar mejor y mayor acceso de las PYMES a la contratación pública
  2. Gestión del cambio al formato electrónico en las empresas que comprende:
  • Formación y capacitación, basadas en la red (living labs, y redes formales de apoyo, formación  y capacitación), para las funciones fundamentales de:
    • Acceso a la oferta pública con filtros en función de la actividad de cada empresa y sindicación de peticiones de oferta, de forma que las empresas conozcan por defecto cuál es la oferta pública a la que pueden acceder y presentar ofertas.
    • Identificación digital de la empresa y sus representantes para poder presentar las ofertas con los criterios de selección y exclusión perfectamente identificados y firmar digitalmente la oferta con poder bastante por persona física representante de la empresa.
    • Transaccionar (acceso, presentación de oferta, catálogo, contrato, pedido, factura, pago) con sistemas de información accesibles, y sobre todo liberados de cualquier barrera tecnológica o presupuestaria.
  • Sistemas de Información basados en servicios en la nube que permitan un coste razonable y asequible, con opciones de incorporar estos servicios y sistemas a los propios sistemas de la empresa en función de la conveniencia y capacidad tecnológica y presupuestaria de la propia empresa.
  • Sistemas ágiles y rápidos de presentación y resolución de reclamaciones, basados en la misma tecnología (acceso, identificación y transacción electrónicas)

Estas funciones necesitan de una red formal de contratación pública electrónica para las empresas que podría estar impulsada desde las organizaciones y asociaciones empresariales (cámaras de comercio).

Hay una reflexión clara que me gustaría remarcar: Todo el esfuerzo que se realice en generar el mercado único interoperable paneuropeo de contratación pública electrónica será una inversión sin retornos hasta que no se implemente y capacite a las empresas para acceder, identificarse y transaccionar en este mercado. Los beneficios que se recogen en todos los informes de mejora de presupuestos se basan en la CONCURRENCIA y el aumento de la COMPETITIVIDAD. Este aumento de la concurrencia y la competitividad solo son posibles si se impulsa el formato electrónico en las empresas.

Otro beneficio es la reducción de cargas administrativas y la productividad, que igualmente descansan en tener a las empresas respondiendo en formato electrónico a los requerimientos de ofertas y demás transacciones que les hagan las administraciones en el mismo formato.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 1 }

Preguntas y reflexiones sobre el libro verde de contratación pública electrónica (parte 4)

Seguimos con las reflexiones y respuestas sobre el Libro Verde de la Comisión Europea de Contratación Pública. Os recuerdo que en esta entrada podéis o bien  adjuntar vuestras reflexiones en una hoja de cálculo de Google docs o bien como comentarios al final de esta entrada.

Vamos con la parte 4 de las preguntas.

El libro verde para la contratación pública electrónica habla de una serie de piezas necesarias para el fomento de la contratación pública electrónica:

7.3. Componiendo las piezas de la infraestructura interoperable de contratación electrónica

a) Fomento de la normalización de los principales procedimientos y sistemas: Un procedimiento participativo como es el de la contratación electrónica, en la que existe una interacción de partes y de sistemas independientes que intercambian información comercial, sólo es posible si los sistemas se ajustan a un enfoque común en torno a dicho procedimiento y a la información.

b) Antes de la adjudicación: Se han realizado enormes avances en la publicación y difusión por medios electrónicos de las oportunidades de contratación.

c) Determinación de las piezas para construir los sistemas de contratación electrónica: la Comisión está desarrollando, partiendo de la solución de fuente abierta ya existente e-PRIOR, una serie de aplicaciones que abarcarán todas las fases importantes del ciclo de contratación.

d) Instrumentos para que los operadores económicos superen los problemas de interoperabilidad técnica: cada vez más, las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen soluciones que facilitan la comunicación entre sistemas y aplicaciones que responden a distintas especificaciones técnicas

Preguntas

12. ¿Qué normas son prioritariamente necesarias a nivel de la UE para la contratación electrónica?

Normas (y acciones) que posibiliten y promuevan el formato electrónico de la contratación pública en la administraciones:

  • Fomento de la contratación pública electrónica en los contratos por encima y por debajo de los umbrales.
  • Generación de living labs para administraciones que permitan conocer las dimensiones del cambio: necesidad, visión, planes, medios y formación
  • Generación de comunidades de práctica y redes formales que permitan apoyos formales a las iniciativas institucionales en este campo.

Normas y acciones que capaciten a los operadores económicos las siguientes actividades:

  • Acceso a la oferta de contratación pública con filtros en función del objeto del contrato.
  • Identificación de las empresas y sus representantes de forma fácil y asequible con elementos de convalidación paneuropea que impidan el cierre de mercados nacionales a empresas de otras naciones.
  • Transacciones normalizadas de todo el proceso de contratación:
  • Generación de living labs, comunidades de prácticas y redes formales impulsadas desde las asociaciones profesionales (cámaras de comercio y otras) para fomentar la competitividad.

13. ¿Debería la Comisión de fomentar o aumentar la disponibilidad de soluciones de fuente abierta que puedan integrarse en sistemas de contratación electrónica existentes o futuras de forma progresiva?

Siempre es conveniente pero, en mi opinión, huyendo de la estandarización de las aplicaciones y fomentando la estandarización de las interfaces. Permitiendo la innovación con elementos comunes: las interfaces basadas en estándares.

14. ¿Debería la Comisión seguir poniendo a disposición del público sus propias soluciones de contratación electrónica (es decir, partiendo de las fórmulas de fuente abierta e-Prior)?

Si, porque representan una fórmula en la que las teorías que la Comisión Europea publica pueden estar respaldadas por las experiencias propias, de forma que la combinación de ambas, puestas a disposición del resto de las administraciones públicas sirvan como elemento impulsor. En mi opinión, se van a necesitar muchos impulsos y perseverancia, para conseguir esta TRASFORMACIÓN.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

Preguntas y reflexiones sobre el libro verde de contratación pública electrónica (parte 3)

Seguimos con las reflexiones y respuestas sobre el Libro Verde de la Comisión Europea de Contratación Pública. Os recuerdo que en esta entrada podéis o bien  adjuntar vuestras reflexiones en una hoja de cálculo de Google docs o bien como comentarios al final de esta entrada.

Vamos con la parte 3 de las preguntas.

El libro verde para la contratación pública establece como prioridades (entre otras)

7.2. Facilitar la participación transfronteriza en la contratación electrónica

a) Clarificación de las condiciones que deben satisfacerse para acceder a los sistemas y procedimientos de contratación electrónica

b) Facilitación del reconocimiento mutuo de identificadores y documentos de prueba electrónicos y demás condiciones de participación de los operadores económicos en procedimientos de contratación en línea

c) Simplificación de los requisitos de entrada o participación de los operadores económicos.

Preguntas

7. ¿Es necesaria la intervención de la UE para evitar la aparición de barreras desproporcionadas que entorpezcan la participación transfronteriza en procedimientos o sistemas de licitación en línea? Si son necesarias unas directrices, ¿deberían ser de índole legislativa o no legislativa?

Creo que es necesaria la intervención de la Unión Europea para armonizar las exigencias requeridas a los operadores económicos  a la hora de dar cumplimentar  los criterios de selección y exclusión requeridos por las distintas normativas y adaptaciones a las Directivas Europeas de Contratación de los Estados Miembros.

Creo que sería conveniente realizar registros de licitadores interoperables que permitan la identificación nacional y desde ahí (no como algo obligatorio) se puedan realizar las correspondientes adaptaciones. Además se debería de crear una red de registros de licitadores (nacionales y regionales) que facilitaran la labor a los operadores económicos.

También se debería fomentar la formula de pedir sólo los criterios de selección y exclusión mediante atestados a los adjudicatarios (han ganado la licitación), y dejar que los licitadores puedan incorporar a la oferta una declaración jurada con soporte de su registro nacional o regional de que cumplen los requisitos. En caso de incumplimiento acudir al segundo adjudicatario de una forma ágil para no perjudicar a la administración y poner al infractor en una lista negra que consiste en tener que presentar los atestados originales de los criterios de selección y exclusión en los siguientes dos años(por ejemplo) en todas la ofertas que este operador económico presente. De esta forma se castiga las malas prácticas sin castigar a los operadores económicos que hacen bien las cosas.

Intentaría evitar la legislación en todo aquello que pueda resolverse con acuerdos de buenas prácticas, y no requiera una coordinación fuerte de los estados miembros.

8. Indíquese si, a su juicio, los esfuerzos para desarrollar el entorno jurídico y normativo de la UE debería centrase en:

  • los sistemas aplicables a procedimientos de contratación por encima de los umbrales  fijados en las Directivas de la UE (o que combinan cantidades por encima y por debajo del umbral)
  • sistemas más amplios aplicables a la contratación de un determinado nivel de mínimos (calculado según su valor monetario o porcentualmente con relación a la contratación nacional total).

Creo que los esfuerzos deben ser generales, es decir a todos los contratos. Si una de las razones o beneficios de la TRASFORMACIÓN a la contratación pública electrónica es conseguir la productividad y la competitividad en las PYMES, estas tienen que estar acostumbradas a manejar el formato electrónico y la forma de obtener esta costumbre es haciéndolo en las licitaciones por debajo de los umbrales, que es donde las PYMES tienen mayor presencia.

Para ello hay que establecer incentivos claros: transparencia, igualdad de trato y agilidad en los pagos, y facilidad en la presentación de ofertas, que son los puntos en los que las PYMES están en inferioridad de condiciones: no tienen capacidad de hacer lobby, no pueden influir a través de relaciones personales con las administraciones, y no tienen “musculo” financiero para soportar retrasos en los pagos, ni pueden incurrir en costes exagerados con un alto riesgo de que no sean adjudicatarios. Hay que reducir el coste de presentar ofertas y esto solo se puede hacer a través de la presentación electrónica de ofertas.

9. ¿Es necesario modificar o actualizar el marco legislativo vigente en la UE en materia de contratación electrónica? Si es así, ¿qué disposiciones y por qué razón? (Sírvanse consultar el anexo I, que recoge una lista de disposiciones en la materia.)

Dos acciones podrían requerir modificación legislativa:

  • En los registros de licitadores(su armonización y normalización)
  • Proponer que la red pública de contratación (al menos) que se ha puesto en marcha en el WP 8 de Infraestructuras de PEPPOL tenga carácter oficial (no sé cómo se hace esto jurídicamente) para dotar a esta red de confianza, seguridad, y sostenibilidad.

10. ¿Qué soluciones de autenticación e identificación (incluida la firma electrónica) serían proporcionales a los riesgos habituales en la contratación electrónica?

El problema de la firma electrónica no es, en mi opinión, su dificultad técnica, sino su dificultad organizativa. Todos quieren pintar la solución de firma electrónica de su color favorito, y no hay dos colores iguales. Sin embargo, la industria de las tecnologías de la información maneja criptografía y seguridad de extremo a extremo sin ningún problema (VPN, SSL..). Hay que evidenciar la necesidad de la firma y sus tecnología asociadas, para poner en marcha la organización de los sistemas y procedimientos. La necesidad es que los negocios (intercambio de valor, no sólo de información pública) requieren identificación, seguridad y confidencialidad. Y sin esto no hay negocios. Si no se cubren estas necesidades (las tecnologías alrededor de la firma electrónica lo hacen) no podremos hacer la TRASFORMACIÓN. Se hace banca electrónica porque es bastante segura además de ser un negocio por la reducción de costes. Si no hacemos contratación pública electrónica segura no habrá contratación pública electrónica. La confianza es un elemento fundamental en esto. No se trata de pagar impuestos, esto sí es obligatorio, y tengo que hacerlo como sea, pero no tengo que presentar mi mejor oferta, licitar con la administración es voluntario. ¿La administración consigue los mejores resultados posibles en su función de compras?. Esta es la pregunta. Se trata de saber que el esfuerzo de hacer y presentar una oferta (mi mejor oferta) para ganarla tiene la protección suficiente como para asegurarme la trasparencia, e igualdad de trato que marcan las Directivas Comunitarias de Contratación (Anexo X de las Directivas). “Hay que hacer las cosas lo más simples posible, pero no más simples” (Albert Einstein).

11. ¿Cuáles son los principales obstáculos técnicos, administrativos o de índole práctica a los que se enfrentan los operadores económicos al querer registrarse o participar en los procedimientos o sistemas de contratación electrónica de países socios? (Sírvase especificar: autentificación,  prueba de admisibilidad, solvencia financiera, etc.). ¿Constituyen estas barreras un obstáculo insalvable o pueden solventarse a un coste razonable?

En mi opinión las barreras son:

  • Conocimiento y Acceso a la oferta del mercado único de contratación pública
  • Experiencias de otras empresas que puedan ayudarles en la transición
  • Identificación y autentificación de la empresa.
  • Firma electrónica reconocida en otros Estados Miembros.
  • Dificultades para establecer relaciones electrónicas con los gestores de las administraciones contratantes.
  • Capacidad de utilizar lenguas distintas a su lengua habitual

No, no constituyen ninguna barrera insalvable. La red tiene ejemplos de que los individuos y las empresas privadas ya han resuelto todos estos problemas sin dificultad utilizando herramientas en la propia red. Es cierto que las decisiones de gobierno son más complejas que las decisiones de las empresas privadas y que las decisiones  organizativas son más complejas que las decisiones individuales, pero son barreras culturales (no sé si estas son insalvables) pero no son barreras que no puedan solventarse, si hay voluntad de hacerlo.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }