Posibles Soluciones y Competencias necesarias para la Contratación Pública Electrónica.

Hemos visto en la entrada anterior que es muy conveniente definir los objetivos que perseguimos en los proyectos de contratación pública electrónica y que estos sean cuantificables. Podemos querer conseguirlos todos a la vez,  pero eso nos llevará al caos organizativo y al estancamiento de los proyectos que abordemos.

Cuando observamos las funciones básicas de la contratación (os acordáis de aquello del A.R.T.E. en la contratación), vemos que hay cuatro grandes categorías funcionales que podemos perseguir en función de nuestros objetivos.

No se trata de que no las podamos perseguir todas. Se pueden perseguir todas, pero entonces es mejor generar varios proyectos y acometerlos de forma escalonada, aunque haya un plan estratégico global que lo contemple todo. Pero que no se haga todo a la vez. Es muy complicado.

Las funciones principales en la contratación pública en la administración podían verse como:

  • Archivo: Necesito que los trámites y documentos electrónicos esten a disposicón de terceros organismos que puedan consultar los expedientes de contratación durante su periodo de vigencia (normalmente bastante tiempo después de la extinción del expediente). Este objetivo me garantiza el cumplimiento de la ley 11/2007 en la parte del expediente, archivo, documento y firma electrónica, y su vigencia en el tiempo.
  • Relación. Ser capaz de convocar al mercado y obtener concurrencia, competencia, capacidad de negociación, relaciones con proveedores, soucing, catálgoos, posibles centrales de compras, y todo lo que hay alrededor de generar un entorno donde no el formato electrónico sino la relación electrónica
  • Tramitación. Ser capaz de realizar los trámite y documentos internos en formato electrónico generando una gestión muy eficiente en base a la tramitación electrónica (se mueven los bits no los papeles) y generando un expediente electrónico. Este objetivo dotará de una eficiencia operativa mayor que la gestionada en papel y permitirá en organizaciones muy grandes tener un control del procedimiento de contratación, que podría estar muy normalizado
  • Explotación de la información. Mediante técnicas de “ Business Intelligence”, que nos permitirá conocer nuestra realidad sobre las compras de nuestra organización y anticiparnos a las mismas siendo capaces de incrementar tanto la negociación en las relaciones como el aquilatamiento de las verdaderas necesidades (esto último puede producir ahorros muy superiores a los ahorros generados por concurrencia, porque se trata de pedir lo que necesita en base al consumo estadístico de ejercicios anteriores)

Cuando hayamos determinado que tipo de solución queremos implementar, o aunque sea una solución que contemple todo,  hayamos priorizado los objetivos en base a las funciones especificadas, vamos a tener que examinar las competencias de los agentes que  van a llevar a cabo la TRANSFORMACIÓN y la posterior gestión de la contratación en formato electrónico.

Si intentamos hacer la trasformación sin dar una formación o incorporar personas expertas en conseguir los objetivos propuestos tendremos muchas dificultades. Y cuando este hecha la trasformación deberemos pasar de la función administrativa a una función especializada de compras en cualquiera de las dimensiones que queramos potenciar (relación, tramitación, explotación, archivo…).

El formato electrónico nos permite realizar la función administrativa de forma muy eficiente y dedicar el esfuerzo sobrante a la especialización de las personas en la actividad de contratación específica que queramos potenciar.

Y no podemos olvidarnos de que los objetivos tienen que ser asumidos por las personas que han de llevar a cabo la trasformación, pero estas personas tienen que tener las competencias necesarias, o adquirirlas para liderar la trasformación y conseguir los objetivos y posteriormente para gestionar de “otra forma”.

Lo que no podemos pensar es que una herramienta informática hará todo el trabajo de trasformación ella sola y capacitará por arte de magia a los agentes que realizan la contratación para conseguir los objetivos (no están basados en el papel) sino en las nuevas herramientas (formato electrónico, manejo y análisis de datos, relaciones con proveedores, negociación …. ) Y son capacidades necesarias que deben incorporarse al proceso de TRASFORMACIÓN.

No se trata de cambiar para seguir haciendo lo mismo. En absoluto.  Se trata de hacerlo mejor dedicando la motivación y especialización de los agentes que intervienen para conseguir resultados que en el formato papel no podemos pero que si podemos utilizando el formato electrónico.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

  • blog de compras pública eficaces
  • blog de contratación pública electrónica.
  • Wiki de contratación pública
  • Comunidad de prácticas de contratación pública
  • Grupo en linkedin
  • Grupo en Facebook
  • Usuario en Twitter (@econtratacion).
  • Te esperamos (necesitamos)

    Comments { 1 }

    Los objetivos de la contratación pública electrónica.

    Están apareciendo  muchas  noticias (esta, esta y esta) alrededor de los posibles ahorros que podrían obtenerse si se realizara la contratación pública en formato electrónico.

    Hay que tener en cuenta que el formato electrónico no es la causa directa del efecto sobre  los posibles ahorros en las compras públicas. Es sólo una condición necesaria y previa. La contratación pública electrónica puede representar una palanca de productividad, competitividad e innovación del tejido productivo (administración y empresas) alrededor del servicio de retorno que representa la función de las compras públicas, o ser un sumidero de recursos sin obtener beneficios claros ni mejoras en este servicio de retorno..

    En la entrada anterior hemos intentado dibujar un espacio del problema y en la siguiente entrada hablaremos de las posibles soluciones. Estas soluciones no serán todas uniformes, sino que estarán relacionadas directamente con los objetivos que pongamos como prioritarios a la hora de abordar el problema de la contratación pública electrónica.

    Dependiendo de los objetivos cuantificables y sus indicadores, nosotros mismos y sobre todo, los demás agentes necesarios en la trasformación que vamos a plantear y a los que hay que comunicar lo que queremos conseguir (plan de comunicación), entenderán mucho mejor nuestras decisiones y nos ayudarán a conseguir estos objetivos.

    Para ello estos objetivos tienen que ser explícitos (estar muy bien definidos, cuanto mejor definidos más fácil será su consecución) y ser cuantificables (que tengan métricas que permitan identificar que se han alcanzado los objetivos y en qué medida).

    La naturaleza de los objetivos de la contratación pública electrónica puede ser muy variada pero normalmente se moverá en torno a algunos de los objetivos generales siguientes:

    OBJETIVOS  GENERALES (Deberían de ser explícitos y cuantificables), se relacionan algunas posibles medidas necesarias para conseguir el objetivo.

    –         Ahorro de presupuesto: se puede conseguir con métricas como

    • Aumento de un X % de la  concurrencia
    • Incremento de un x % de la competencia
    • Aumento en X % de las opciones de “sourcing” (proveedores conocidos que pueden suministrar el bien o servicio)
    • Aumento X % de la capacidad de negociación en contratos de valor añadido

    –         Eficiencia Operativa

    • El 100 % de la orgnización sigue el manual de contratación de los procedimientos de contratación y se aumenta en un X % el número de expedientes electrónicos en la administración y el Y% en los proveedores.
    • Se entregan todas las herramientas necesarias con la calidad suficiente para poder ser utilizadas desde el momento inicial de la puesta en marcha de la contratación en formato electrónico (en la administración y en las empresas).

    –      Mejora en la planificación de las Compras

    • Análisis de las compras de la organización, y planificación de las compras con gestores especializados par obtener ventajas financieras y de rendimiento
    • Sourcing de proveedores con  acuerdos marco o sistemas dinámicos de adquisición que permitan la mejora continua de suministros y ofertas

    –        Innovación tecnológica del tejido productivo.

    • Acceso Electrónico a toda la oferta pública de la organización
    • Puesta a disposición de las empresas de herramientas que permitan una relación electrónica con la administración
    • Acceso del tejido productivo local a ofertas de otras administraciones utilizando las mismas herramientas y métodos de acceso que en la contratación propia.

    –         Acceso de las PYMES a la contratación pública

    • Segmentación en lotes accesibles para las PYMES de los grandes contratos.
    • Disminución del régimen de subcontratación

    Podríamos ir desgranando más objetivos relacionados con la contratación pública electrónica, pero lo importante es definir cuales son los que se persiguen con los proyectos que pongamos en marcha.

    En función de esta definición deberán ser los proyectos resultantes y  se deberán  focalizar los recursos para conseguir las metas declaradas. Y no otras.

    Un error en el que suele caerse es pretender cubrir todos los objetivos con un único proyecto. Esto no suele pasar. Es más, normalmente no se consigue ninguno cuando se intentan conseguir todos.

    Se puede hacer una planificación estratégica global para alcanzar paulatinamente todos los objetivos pero nunca de golpe.  Esta planificación global nos puede servir de guía y de contención para aquellos agentes que quieren conseguir todo y no son capaces de priorizar adecuadamente y de hacer que los objetivos sean asumibles para las personas dentro de la organización (un acicate que no genere falsas expectativas).

    La trasformación requiere el foco y la priorización. Ya es bastante cambio el que supone la trasformación al formato electrónico.

    En una próxima entrada hablaremos de las posibles soluciones en función de los objetivos y  de las competencias que hay que tener en cuenta para que las personas encargadas de la contratación pública puedan realizar la TRANSICIÓN al formato electrónico.

    Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

  • blog de compras pública eficaces
  • blog de contratación pública electrónica.
  • Wiki de contratación pública
  • Comunidad de prácticas de contratación pública
  • Grupo en linkedin
  • Grupo en Facebook
  • Usuario en Twitter (@econtratacion).
  • Te esperamos (necesitamos)

    Comments { 1 }

    Definición del Espacio del Problema de la Contratación Pública Electrónica.

    Esta entrada va a intentar  definir el espacio del problema de la contratación pública electrónica para que todos los interesados puedan, a partir de unos supuestos básicos compartidos, o bien compartir la definición de dicho espacio, o bien rebatir estos supuestos y por tanto la definición resultante.

    Para definir el espacio del problema vamos a realizar un proceso de análisis y definiciones asociadas que nos permita aclarar conceptos mediante la división y la simplificación, para poder luego juntar las piezas en un todo, mediante la síntesis.

    La primera división nos permite definir las tres palabras: contratación, pública y electrónica,  que se van a ir encadenando y asociando sus  conceptos. Primero contratación, luego contratación pública y por último contratación pública electrónica.

    La Contratación (Compras, Comercio) .

    La Contratación, representa un acuerdo, formal o no, por el que se intercambia valor: bienes y servicios por una cantidad acordada de dinero. Se produce en un escenario que llamamos mercado y que puede estar definido geográficamente o socialmente. Normalmente, este mercado se dota de normas que permiten racionalizar el proceso de la contratación (comercio) entre el comprador y el vendedor.

    Tiene, por tanto,  dos agentes principales el comprador y el vendedor que a través de formas diversas llegan al acuerdo de intercambiar valor.

    Dependiendo del tipo de mercado  y la formas de transaccionar el mercado  puede ser definido como:

    • Comercio del lado del vendedor (Sell side): el vendedor ofrece sus bienes y servicios a un precio sujeto a poca o ninguna negociación  por parte del comprador. Un ejemplo típico es el mercado de las comunicaciones. Pocos vendedores muchos compradores.
    • Comercio del lado del comprador (Buy side): es el comprador el que define sus necesidades y los requisitos para realizar la transacción. Un ejemplo típico es la contratación pública. Pocos compradores y muchos vendedores.
    • Comercio de mercado  (Marketplace) se produce una conjunción de compradores y vendedores que negocian en condiciones más igualitarias que las anteriores.   Un ejemplo típico es el mercado minorista. Muchos compradores y muchos vendedores.

    La Contratación Pública

    Es del tipo de comercio de lado del comprador (buy side). Es una función del sector público (administración y empresas públicas)  que representa un servicio de retorno de las sociedades modernas por el cual, y a través de la recogida de impuestos de los contribuyentes (organizaciones e individuos), se realiza la adquisición de bienes y servicios necesarios,  en función de unas directrices determinadas que estipulan  el grupo o personas que detentan el poder político.

    La dimensión de la contratación pública en las sociedades modernas está entre el 15 y el 20 % del Producto Interior Bruto.

    Se desarrolla a través de la ejecución del Presupuesto Anual del sector público con una diferenciación básica inicial entre gastos e inversiones (capítulo 2 y capítulo 6 respectivamente de los presupuestos públicos).

    El Mercado de Contratación Pública es accesible por cualquier empresa u operador económico que cumpla los requisitos exigibles para poder ser adjudicatario. En general el mercado nacional (y el europeo) es un mercado accesible por ley a todos los operadores económicos nacionales (y  europeos) y a través de convenios de la Unión Europea a proveedores de países terceros.

    Esta regulado por leyes y reglamentos. En el caso de Europa y sus Estados Miembros, la regulación se realiza a través de dos Directivas Comunitarias que regulan toda la actividad de la compra pública. Las directivas son traspuestas a la legislación básica nacional por los estados miembros. La trasposición al ordenamiento jurídico nacional de cada Estado Miembro debe ser respetuosa con los principios de las directivas comunitarias.

    La contratación pública tiene las mismas fases que una compra normal pero algunas de ellas están muy procedimentadas y formalizadas para garantizar los principios que la ley promulga (trasparencia, concurrencia e igualdad de trato).

    • Identificación y definición de la necesidad y requisitos de contratación  (identificación, criterios de selección-exclusión y criterios de adjudicación)
    • Invocación, Acceso y Ordenación (catálogos) de los mercados
    • Recepción de ofertas
    • Identificación y admisión  de proveedores
    • Proceso de valoración, adjudicación y formalización del contrato
    • Ejecución del contrato

    Este proceso  pueden estar dividido o subdividido en fases de índole similar o más  pormenorizadas, pero siempre son conceptualmente las mismas. La contratación pública (B2G) y la contratación privada entre empresas (B2B) se diferencian fundamentalmente  en la fase de preadjudicación (hasta el contrato) siendo la fase de post  adjudicación (después del contrato) muy similar en la contratación entre empresas privadas. Esta diferenciación consiste en la formalización del proceso. En las compañías privadas, la fase de preadjudicación y su formalización no está tan procedimentada como en la administración pública.

    Las funciones básicas de la contratación pública para las administraciones son las siguientes (se dan habitualmente en todo tipo de expedientes)

    • Archivo: de las actuaciones para su posterior consulta o auditoría
    • Relación: con los agentes externos que intervienen -los operadores económicos-
    • Tramitación: tramites y documentos que generan el expediente.
    • Explotación: de los datos de gestión y resultados para la mejora continua del procedimiento.

    Las funciones básicas de la contratación pública para los operadores económicos son las siguientes:

    • Acceso al mercado (red pública de acceso a cualquier administración pública   a través de Internet, por parte de cualquier operador económico)
    • Relación de ofertas (anuncios filtrados en función del interés de cada operador económico con capacidad de suscripción)
    • Transacciones electrónicas (oferta, garantía, contrato, pedido, albarán, factura, pago)
    • E-Identificación (registros, certificaciones, identificación…)

    La Contratación Pública electrónica.

    El comercio electrónico a través de Internet es una realidad incuestionable cuyo volumen va creciendo de forma casi exponencial en los últimos años. El formato electrónico elimina gran parte de la fricción en la relación comercial y permite establecer entornos de máxima información y trasparencia que redundan en beneficios generales para el proveedor y el consumidor. La confianza y la seguridad que fueron un problema inicial, se han ido solucionando a través de  la propia regulación del comercio electrónico y de su utilización, y actualmente no representan la barrera más grande para su implantación.

    El comercio electrónico entre empresas y consumidores se ha revelado como una palanca productiva de primer orden. Sin embargo el comercio entre empresas no ha conseguido su despegue real desde unas expectativas muy grandes generadas a principios del siglo XXI.

    La contratación pública electrónica requiere utilizar el formato electrónico para conseguir los beneficios presupuestarios derivados de la información y acceso que permite dicho  formato; y además conseguir un empuje real del formato de contratación electrónico entre empresas.

    La contratación pública electrónica precisa del expediente electrónico, documento electrónico y firma electrónica para su desarrollo. En España estos requisitos están plasmados en La ley 11/2007 de Administración Electrónica, que desarrolla los Esquemas nacionales de Interoperabilidad y Seguridad. En Europa no hay directivas comunitarias a este respecto pero si hay un Marco Europeo de Interoperabilidad que establece las dimensiones legal, organizativa, semántica y técnica para conseguir la interoperabilidad de los sistemas informáticos implicados. Este Marco Europeo de Interoperabilidad está pendiente de su publicación definitiva.   Los esquemas nacionales de interoperabilidad y seguridad deberán ser coherentes con el Marco Europeo de Interoperabilidad comentado.

    El formato electrónico añade una capa (tecnologías de la información) que requiere normalización e interoperabilidad. Dado que es una capa que requiere una inversión considerable en sistemas y gestión de las tecnologías es conveniente que esta inversión esté garantizada. Para ello los sistemas deben ser interoperables.

    La no interoperabilidad de los sistemas introduciría un elemento que facilitaría la fragmentación de los mercados haciendo inviables la obtención de los beneficios del mercado único de la contratación pública europea.

    La interoperabilidad tiene direcciones hacia el exterior (estándares que permiten tener trámites y documentos normalizados entre las administraciones y  los operadores económicos) y hacia el interior para que el expediente electrónico pueda ser consultado y auditado por organismos distintos a la administración que creo el expediente electrónico.

    El espacio del problema de la contratación pública electrónica.

    Una vez que se han establecido y asentado los principios fundamentales de las partes individualmente consideradas de la contratación pública electrónica ahora se trata de generar una visión de la solución  que cubra todo el espacio del problema que resumimos:

    • Generación de un mercado único europeo interoperable de contratación pública. (este espacio se genera por la suma de mercados interoperables de cada administración pública)
      • Red pública
      • Estándares
      • Herramientas
      • Servicios
    • Generación de una visión compartida que permita diseñar una  arquitectura de sistemas de información (aplicaciones  y datos) a partir de la arquitectura de negocio expuesta en la definición previa del problema (siguiendo TOGAF).
    • Establecimiento de objetivos cuantificables.
    • Generación de una o varias estrategias que verifiquen la visión y los objetivos
    • Implementación de planes que permitan verificar los objetivos en función de las mejores estrategias posibles.
    • Generación de una estructura que garantice los proyectos que se han determinado en los planes.
    • Gestión de proyectos definidos en los planes previos, con sus planes de contingencia (alternativas) correspondientes.
    • Verificación y medida de los resultados obtenidos en comparación con los requisitos y resultados definidos.

    Para completar la visión de la solución o soluciones (puede haber más de una solución válida) en la siguiente entrada vamos a analizar los distintos tipos de posibles proyectos que cubrirán parte del espacio del problema.

    Comments { 1 }

    Una Red Formal para la implantación de la contratación pública electrónica

    En compañía del blog de compras pública eficaces, de Guillermo Yañez, con su wikicontratación, y su comunidad de prácticas, vamos a intentar generar una red formal para la implantación de la contratación pública electrónica.

    El objetivo de la red formal es ayudar a conseguir la implantación de la contratación pública electrónica en el estado español de forma coherente con el mercado único europeo de contratación pública electrónica. Esta ayuda se irá materializando en la medida de las propias posibilidades de cada persona u organismo que se incorpore a esta red formal.

    Que es una red formal. ( documento en español)?

    Utilizando el documento del enlace anterior podemos comentar que en  resumen:

    • Una red social es algo más enfocado a elementos lúdicos o de relación “social”.
    • Una comunidad de práctica es un conjunto de personas que confían unos en otros para mejorar un conocimiento o experiencia
    • Una red formal se define como grupos interrelacionados formados por varias personas e instituciones independientes u organizaciones que se establecen siguiendo un diseño o necesidad específicos. Los miembros de la red formal comparten una visión común, objetivos y reglas y llevan a cabo una serie de actividades, y eventos regulares. Una red formal puede, incluso, tener personalidad jurídica. En contraste con las Comunidades de Práctica, las redes formales no se basan únicamente en las necesidades de sus miembros; si no que, una de sus metas es lograr efectuar cambios en sus propios contextos, por ejemplo, la implantación de la contratación pública electrónica.

    Vamos a partir de una o varias comunidades de prácticas y ver si somos capaces de establecer la red formal que comentamos o que se establezca de alguna forma. El plazo que nos damos es largo. Hay urgencia por ponerse en marcha pero no queremos desfallecer en un sprint inicial. Esto va a ser una maratón detrás de otra.

    En mi opinión la implantación de la contratación pública electrónica necesita de esta red formal, pero no sé si tendremos fuerza suficiente o capacidad de convocatoria suficiente como para establecerla.  Vamos a empezar pues por generar una o varias comunidades de práctica, dinamizarlas y ver si finalmente podemos materializar la red formal de contratación pública electrónica.

    Para empezar, generando expectativas más a corto plazo y asequibles, vamos a fijarnos en otras comunidades de éxito, aprendiendo también de algunos fracasos (propios) para dinamizar y formar estas comunidades, dotarles de las relaciones necesarias para compartir conocimiento y experiencias, para ayudar a definir las acciones y los objetivos con la mayor claridad posible y sobre todo para apoyarnos unos a otros.

    Considero, consideramos, que son necesarias estas comunidades, mejor dicho son comunidades que ya existen y lo único que pretendemos es conseguir que sus miembros se relacionen de forma más eficiente  a través de las herramientas de la web social.

    Son las comunidades de las personas que realizan desde las administraciones la función administrativa de la contratación,  los especialistas de la administración que pueden mejorar la función, los especialistas en tecnología y contratación que pueden ayudar al formato electrónico sea una realidad. Los operadores económicos que son proveedores habituales de las administraciones  o no y que quieren ampliar sus mercados y ámbitos de actuación, que quieren entrar en la sociedad del conocimiento siendo más eficientes  y aportando mayor valor con menos cargas administrativas.

    Cada individuo dentro de la comunidad tendrá sus intereses, y la comunidad entera deberá tener el interés común de mejorar día a día, con la aportación y experiencias de cada cual, la función social que representa el servicio de retorno de la contratación pública.

    Sabemos que las comunidades no son sencillas de dinamizar y una comunidad de este tipo probablemente sea aún más difícil, pero hay que intentarlo porque sin las comunidades y sin la red formal se nos antoja muy difícil el objetivo de implantar la contratación pública electrónica que hemos expuesto al principio. La comunidad de prácticas creada por Guillermo ya tiene una plataforma  y  vamos a dotarla de los siguientes elementos de la web social.

    Vamos a iniciar actividades de dinamización suaves para ir llamando la atención de los posibles interesados. Si conseguimos atención, después pediremos contribución a través de aportaciones fáciles (comentarios, difusión de contenidos …).

    Esperamos que se unan todos aquellos que tengan interés en la contratación pública electrónica (el interés que cada cual tenga  y que crea que puede conseguir más fácilmente a través de los intereses de la comunidad), para  que contribuyan o lean o difundan lo que la comunidad quiere decir y que ayuden a cumplir el objetivo de la comunidad: conseguir la contratación pública electrónica en nuestro país.

    Sin perder de vista el ambicioso objetivo que se inicia con las comunidades de práctica pero que quiere llegar a la red formal para la implantación de la contratación pública electrónica.

    Os esperamos (necesitamos)

    Comments { 21 }

    Simplificación administrativa en la contratación pública electrónica

    A través de la entrada del blog La Danza del Cambio de Enrique Sacanell sobre la simplificación administrativa me gustaría realizar algunos comentarios en como esta simplificación puede llevarse a cabo, o al menos mitigarse con las herramientas y servicios en el caso de la contratación pública con el formato electrónico.

    Primero damos un repaso a la entrada a la que hemos hecho referencia donde se comenta que en una ponencia presentada en en el XVI Seminario sobre Gestión Pública Local, organizado por el Ayuntamiento de Gijón, ha tenido lugar la presentaciónd de  Mercé Rovira, de la Dirección de Información y Atención al Ciudadano del Ayuntamiento de Girona. Esta exposicón se inició hablando de la Guía Metodológica para la elaboración de la Memoria del Análisis de Impacto Normativo, específicamente del trabajo realizado para calcular las cargas de trabajo estándar de algunas de las prestaciones más básicas de cualquier administración. Uno de los productos de ese trabajo lo constituye una tabla con la estimación de costes directos de algunas de esas tramitaciones. Por ejemplo:

    • Presentar una solicitud presencialmente supone un coste unitario (según esta propuesta) de 80€;
    • Presentar una solicitud electrónica, 5€
    • Tramitación mediante intermediarios (bancos, médicos, …), 35€
    • Presentación convencional de documentos, facturas o requisitos, 5€
    • Presentación de una comunicación presencialmente, 30 €
    • Presentación de una comunicación electrónicamente, 2€

    En esta guía aparecen algunos costes asociados a las cargas que de forma aparentemente innecesaria se realizan sobre la contratación pública. Algunos ejemplos (que aparecen o no en la guía) pueden ser:

    • La garantía provisional.
    • La necesidad de presentar escrituras compulsadas en cada licitación y los correspondientes bastanteos de poder.
    • Un sobre administrativo que en general carga a las empresas con una cantidad de certificados y pruebas que sobre todo a las PYMES, desincentiva la presentación de ofertas,  y por tanto la concurrencia y la .
    • No establecer claramente cuales son los criterios de adjudicación y los de selección.

    Y algunos elementos más que ahora suponen cargas administrativas que desincentivan la presentación de ofertas o las hacen caras. Recordemos que las ofertas, independientemente de que la empresa sea o no adjudicataria tiene que realizarse y tienen un coste. La cuestión es intentar hacer que ese coste sea mínimo en la parte administrativa y sobre todo que el procedimiento y los requisitos no desincentiven la competencia.

    La contratación pública electrónica debería ayudar a que estos requisitos y cargas administrativas fueran poco onerosas y sobre todo no fueran desincentivadoras. Utilizando, por ejemplo:

    • registros de licitadores interoperables paneuropeos (hay que pensar en un mercado más amplio que el actual para cualquier empresa),
    • Ofertas electrónicas que puedan ser evaluadas automáticamente (criterios objetivos) en aquellos bienes y servicios que puedan ser perfectamente definidos en sus parámetros de adjudicación.
    • Contratos firmado electrónicamente cuya firma pueda ser verificada en la red y evite desplazamientos costosos de personas o de papeles.
    • Facturas, pedidos y albaranes electrónicos que puedan ser gestionados electrónicamente
    • Ejecución de los contratos ágil y conexión con pedidos y ordenes directamente desde los almacenes de la propia administración.

    No solo hay que buscar las eficiencias en la contratación pública electrónica por el uso del formato electrónico en las relaciones y en la tramitación, sino también porque se puede conseguir el mismo efecto de garantía y control mucho mejor en el formato electrónico (búsquedas, estadísticas, informes, trazabilidad, trasparencia, contabilidad, presupuesto..) que en el formato en papel y por tanto se puede simplificar mucho el propio procedimiento. Una simplificación que no necesariamente implica cambios normativos, sino que consigue el mismo grado de garantías con herramientas y servicios electrónicos. El formato que habilita la tecnología, una vez más no es neutral.

    Esta simplificación redundará en los costes administrativos y en bajar las barreras de entrada a empresas que hoy no pueden acceder a la contratación pública por costes altos de presentación de ofertas o por complejidad del propio procedimiento.

    Pero para conseguir este objetivo de simplificación y reducción de cargas administrativas hay que conseguir antes la interoperablidad (EIF V2) de los sistemas a través de estándares (CODICE , CEN BII), y la generación de herramientas y servicios asequibles que garanticen a las empresas y a las administraciones de cualquier tamaño, que pueden manejar los nuevos formatos electrónicos sin generar islas de proceso por una deficiente definición de estándares tecnológicos aplicables.

    Únete a la red social de contratación pública electrónica:

    Comments { 3 }

    Contratación pública electrónica en la nube

    Esta entrada es un poco larga (es bastante larga), pero no he querido eliminar ninguno de los posibles argumentos y opiniones que se relacionan. He considerado que la información que aparece en ellas es de una utilidad suficiente como para ser tenida en cuenta a la hora de fijar conceptos alrededor del cloud computing en contratación pública electrónica.

    En una entrada del blog de Andrea DiMaio consultor de Gartner comenta una reciente publicación de Microsoft Europa sobre las economías que puede aportar la nube (cloud computing) en el sector público europeo (tal y como aparece en la Agenda Digital Europea) .

    En esta entrada quiero utilizar estas informaciones y sus documentos  para realizar una reflexión alrededor de la utilización de los avances de la computación en la nube aplicados a la contratación pública electrónica.

    Primero la entrada de Andrea DiMaio. Es un resumen (con traducción libre)  y la entrada la podéis consultar siguiendo el enlace.

    En un white paper recientemente publicado sobre  las Economías de la Nube en el Sector Público de la UE (también hay una versión casi idéntica con “EE.UU.” en lugar de “la UE” en el título), Microsoft ha tratado de describir en términos sencillos lo que serían las ventajas de pasar a la computación en la nube para las organizaciones del sector público.

    Aunque estoy seguro de que muchos se centrarán en la cantidad de ahorros mencionados en el documento, tales como una reducción de  costes del 80% de la cifra total del coste de propiedad TCO (Total Cost of Ownership), el trabajo es muy interesante por otras razones:

    • Ofrece una explicación clara de cómo las nubes privadas ofrecen beneficios significativamente menores que las nubes públicas, y – si bien todavía reclama una ventaja con respecto a los centros de datos virtualizados – pone en duda el valor a largo plazo de la inversión en las nubes privadas.
    • No menciona los términos “comunidad” o nube de “gobierno” en la nube y describe  un buen caso para usos de diferentes industrias como una forma de equilibrar la variabilidad entre los distintos sectores
    • No sugieren un papel del gobierno como proveedor de la nube, y  ofertas específicas apuntan a  Microsoft claramente como proveedor de servicios compartidos y centralizados
    • Ofrece una visión realista de cómo la diversidad de organismos en la misma jurisdicción conducen a que  será  poco probable que se cumplan todos los requisitos en  las nubes privadas
    • Se hace hincapié en la importancia de “nubes pícaras”, es decir, iniciativas de nube independientes de distintos departamentos, usuarios de empresas, desarrolladores, que representan la misma fuerza que impulsó la adopción  de cliente servidor.

    El documento es sorprendentemente refrescante, ya que no trata de coincidir con la realidad de la actual oferta de Microsoft. Por el contrario Microsoft muestra un sentido común notable para proporcionar servicios a clientes del sector público con una imagen realista y con moraleja sobre nubes privadas y nubes de comunidad.

    Por supuesto, el documento  no tiene todas las respuestas y se supone que los avances en la tecnología y la normalización superarán algunas de las limitaciones que frenan la transición a la nube. Su línea de fondo, de forma implícita, es que los clientes deben planificar una nube pública, o quedarse con lo que tienen.

    El documento de Microsoft, mientras que representa claramente un caso favorable hacia la nube, proporciona información adicional para posicionar la nube  mejor con respecto a los servicios compartidos y las iniciativas de consolidación, y ayuda a disipar el mito de las nubes del gobierno. Si las organizaciones de gobierno no puede utilizar la nube pública debido a las restricciones de protección de datos, puede que sea  mejor salir con arreglos más tradicionales  en vez de  nubes privadas  o  de comunidad.

    Después de este resumen de la entrada de Andra DiMaio, consultor de Gartner, ahor repasamos  la entrada de Microsoft sobre este tema. También es un resumen (con traducción libre) y podéis consultar la entrada y los documentos de referencia en el enlace.

    Las economías de Cloud Computing para el Sector público de la Unión Europea

    La Informática está experimentando un cambio radical: del cliente / servidor actual al basado a  sistemas en la nube, un cambio similar en importancia e impacto al  de la transición desde el mainframe a cliente / servidor. Al mismo tiempo, las condiciones económicas globales y las limitaciones fiscales del sector público requieren un uso de los costes y los recursos cada vez más eficientes, incluso viendo como las demandas de mejores servicios de los ciudadanos siguen  creciendo. Los líderes del gobierno tienen una necesidad urgente de tener una visión clara de hacia dónde va industria de TI, y cómo la transición a la computación en nube puede contribuir a sus necesidades inmediatas de ahorro de costes, así como sus intereses más amplios sobre  el crecimiento económico de la sociedad europea.

    El documento “La Economía de Cloud Computing para el Sector Público de la UE” evalúa los aspectos económicos de la nube, utilizando en profundidad técnicas de  modelado y análisis. A continuación, vamos a utilizar este marco para comprender mejor el largo plazo del panorama de TI y  lo que significa para los gobiernos.

    Resumen de los resultados

    El Cloud computing aporta el beneficio de las economías de escala sin precedentes a las operaciones de TI. La tecnología de Cloud permite a los grandes centros de datos  estandarizar y aunar los recursos de computación, lo que da como resultado operaciones de alta eficiencia. Al mismo tiempo, la “nube” automatiza y simplifica muchas tareas de mantenimiento, ofreciendo una agilidad excepcional para los usuarios finales.

    Muchos de estos beneficios se amplifican según  aumenta  el tamaño de la nube  debido a la presencia de tres fuentes de economías de escala.

    1. Las economías de escala desde el punto de vista de la OFERTA con la consolidación de los gastos generales , la capacidad de compra por volumen, y la eficiencia energética , haciendo que los grandes centros de datos sean hasta un 50% más rentables que los pequeños centros de datos. Además del coste de capacidad, el coste global de TI también está determinado por el grado de eficiencia de la capacidad utilizada.

    2. En la actualidad, la infraestructura se construye para satisfacer los picos de demanda. Nuestra valoración  de las economías de escala del  lado de la demanda muestran que agrupar capacidad de computo mejora la utilización de los recursos de TI y reduce los costes en un 50%.

    3. Por último, los clientes  múltiples, que se refiere a que varios clientes comparten la misma aplicación, lo que  permite a los clientes  compartir  los gastos de funcionamiento de la aplicación y puede reducir los costes en un 20% adicional.

    El efecto combinado de estas economías de escala puede dar lugar a un ahorro de hasta un 80% cuando se comparan pequeñas y grandes “nubes”.

    ¿Qué significa esto para los líderes del gobierno?

    El Cloud permite a los líderes del gobierno cumplir mejor algunas de sus prioridades fundamentales:

    • Responsabilidad fiscal: En tiempos de presupuestos ajustados, la nube puede ayudar a los gobiernos a lograr recortes de gastos necesarios sin recortar los servicios esenciales.
    • Un mejor servicio a los ciudadanos: El Cloud puede ayudar a que los gobiernos respondan a las necesidades de sus ciudadanos, y aumentar la colaboración y la coordinación entre departamentos.
    • Menores emisiones : Las nuevas instalaciones en cloud  son menos demandantes de energía que las infraestructura de TI existentes y requiere menos servidores para generar el mismo resultado al ejecutar procesos  de manera más eficiente.

    Al mismo tiempo, los gobiernos tienen que hacerse preguntas sobre la seguridad en la nube y la privacidad, las cuestiones de gobernanza, así como los requisitos de cumplimiento y la propiedad de los  datos. Estas preocupaciones llevan a los líderes de TI a explorar las nubes privadas que utilizan la tecnología de Cloud sin compartir la infraestructura subyacente con otros.

    Mientras que las nubes privadas puede lograr algún grado de ahorro de costes por las economías de escala que hemos descrito al abordar algunas de las preocupaciones gubernamentales sobre la nube, nuestro análisis revela que hay una prima en el precio asociadas a nubes privadas, ya que los beneficios de la economía de escala no se aplican por igual a las nubes  públicas y a las privadas. A través de nuestro análisis, se  muestra que con el tiempo el costo de nubes privadas será 10 veces superior al de las nubes públicas, mientras que las barreras para la adopción de la nube pública se irán mejorando.

    Los líderes del gobierno por lo tanto deben sopesar las consecuencias a la hora de elegir una nube privada para su propia TI y  la promulgación de regulaciones que puedan inhibir el uso de nubes públicas por sus ciudadanos.

    Viaje a la nube

    Este futuro no se materializará de la noche a la mañana. Los líderes del gobierno necesitan desarrollar una nueva visión y un plan a 5-10 años vista que incluya una transición entre la TI actual y la futura.  La transición representa un delicado acto  de equilibrio.

    Si una organización se mueve demasiado rápido en las zonas donde la nube no está lista, puede comprometer la continuidad operativa, la seguridad y el cumplimiento – temas que son críticos en el sector público.

    Si los líderes de TI se mueven con demasiada lentitud en la adopción de la nube, sin darse cuenta puede provocar déficit presupuestarios y crear una impresión externa de ser ineficientes e ineficaces.

    Los líderes de TI deben  mantenerse a la vanguardia de la tendencia de la nube será capaz de controlar y dar forma a esta transición, los que quedan atrás cada vez se pierda el control.

    Y por último mis reflexiones a la utilización de la computación en la nube para ofrecer una solución viable y asequible a la contratación pública electrónica.

    Sobre las entradas de Gartner y Microsoft.

    • hacen referencia a aplicaciones e infraestructuras ya establecidas y su transición a la nube.
    • comentan como sacar mejores rendimientos por la utilización de la nube pública o la privada.
    • es bueno conocer las tendencias, opiniones y opciones de los grandes consultores y proveedores

    Sobre la contratación pública electrónica en la nube.

    • Con independencia del modelo de nube: publica, privada o de comunidad que se utilice, creo que hay hechos que se pueden argumentar a favor de esta decisión:
      • El coste de las infraestructuras
      • El coste de las aplicaciones
      • Los cambios y nuevas situaciones a los que habrá que ir adaptándose en la contratación pública electrónica (estándares -CEN BII- UN/CEFACT-, redes pública de contratación -PEPPOL-)
      • El coste basado en el servicio, más que en la propiedad de la infraestructura o el software.
      • El poder compartir aplicaciones y experiencias, tanto las administraciones como las empresas.
    • Las tecnologías para implementar en la administración y en las empresas  (son las dos caras de una misma moneda, necesarias ambas para conseguir los objetivos) son caras, y requieren inversión cuyo retorno no está asegurado en un plazo corto. En tiempos de crisis como el actual esto debería de ser un argumento principal.
    • Las regulaciones jurídicas y los avances tecnológicos siguen moviéndose, por lo que evolucionar los sistemas pueden ser más caro no solo por su desarrollo sino también por el mantenimiento asociado  en sistemas distribuidos que en sistemas en cloud.
    • El coste por uso del cloud hace viable y asequible la implementación de la contratación pública electrónica a organismos públicos pequeños y a empresas pequeñas y proporciona una baja barrera para organismos grandes y empresas grandes que quieran iniciar estas funciones sin recurrir a grandes inversiones previas.

    Conclusiones que me gustaría madurar

    • La contratación pública electrónica puede tener un impulso de adopción claro y definitivo para administraciones y empresas a través de la computación en la nube.
    • Es necesaria una visión, una estrategia y un plan que verifique tanto el modelo, como los beneficios de la orientación a servicios del modelo en nube  para que la contratación pública electrónica en la nube pueda ser una realidad.
    • Hay que solucionar en el modelo de la nube los problemas de acceso y confidencialidad de la información (los datos), y garantizar el complimiento de las regulaciones de protección de datos, y confidencialidad de los mismos (ofertas, facturas, ..).
    • El modelo y tipo de nube puede variar en función de requisitos legales y tecnológicos, pero el problema (objetivo) aquí no es conseguir los beneficios por poner la contratación pública en la nube sino los beneficios que conseguimos por hacer realidad la contratación pública electrónica a través de la nube para poner en marcha la palanca productiva imprescindible que nos ayude a salir de la crisis, ampliar nuestros mercados, y ser más competitivos.

    Únete a la red social de contratación pública electrónica:

    Comments { 2 }

    Factura electrónica en el ámbito de la contratación pública

    La factura electrónica en la administración es algo que está bastante unido a la contratación pública . Si bien no todas las facturas electrónicas son del ámbito de la contratación pública, si sería conveniente, y así lo marca la disposición final novena de la ley 30/2007 de contratos del sector público, que todos los contratos puedan ser facturados por vía electronica.

    Ya hay paises como Dinamarca y Suecia que llevan años comprobando los beneficios de la factura electrónica en la contratación pública. Lo que no significa que su implantación haya sido fácil.

    Aquí en España parece ser que a 30 de octubre de 2010 es cuando se había establecido la necesidad de que los proveedores facturaran electrónicamente a la administración.

    Esto es lo que nos comenta la compañía Seres a traves de Computing:

    El próximo 30 de octubre se cumplen la suma de los plazos para cumplir con la Ley 30/2007 de Contratos con el Sector Público, donde se establece que “el uso de la factura electrónica será obligatorio en todos los contratos del sector público estatal; no obstante, en los contratos menores, la utilización de la factura electrónica será obligatoria cuando así se establezca expresamente en estas Órdenes de extensión”.

    A falta de unos días para llegar a ese horizonte, más de la mitad de las administraciones públicas aún no utilizan la factura electrónica. Esta es una de la principales conclusiones que se desprende de un estudio realizado por Seres que analiza la implantación de la eFactura en las entidades públicas, tanto a nivel local, como autonómico y estatal. Según los datos recogidos, con fecha de 31 de agosto de 2010, “sólo el 40% de las 286 entidades estudiadas (el 72% pertenecían a ayuntamientos, y el restante corresponde a personas de 16 sedes ministeriales y 19 a entidades de las diferentes comunidades autónomas), hacen uso de la factura electrónica, o tienen previsión de hacerlo próximamente; frente a un 59, 84% que no la utiliza o no tiene previsión de hacerlo”.

    Si desglosamos los datos dividiendo los obtenidos en ministerios, comunidades autónomas y ayuntamientos, de acuerdo con el estudio de Seres, los primeros son los que peores resultados han mostrado. En este sentido, el texto dice que la necesidad de crear crear un entorno común entre ministerios donde todos ellos puedan trabajar con la factura electrónica ha sido el motivo por el que se ha producido un retraso en la puesta en marcha de la mayoría de los proyectos ministeriales. De momento, “el único ministerio que cuenta con un sistema de facturación electrónica es el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio”, se explica desde Seres. Algunos ministerios, como el de Fomento, han realizado alguna implantación sin que tenga en la actualidad resultado operativo.

    Por su parte, y según este estudio, un 37% de las comunidades autónomas ya cuentan con un sistema para que sus proveedores puedan emitir la factura electrónica. Junto con el 26% de entidades que van a poner en marcha a corto plazo la e-factura muestra que más del 60% de las comunidades autónomas están o van a estar en poco tiempo dispuestas a recibir e-facturas.

    Finalmente, dentro del marco de los ayuntamientos, La Rioja se sitúa a la cabeza en el uso de la eFactura al contar con el mayor porcentaje de ayuntamientos que pueden facturar telemáticamente, con un 20% de implantación, seguida de Cataluña, con un 19%; Cantabria con un 15% y la Comunidad de Madrid, con un 14%. En el lado opuesto, hay comunidades como Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura y Canarias, en las que casi ninguno de los ayuntamientos encuestados usaba la factura electrónica.

    En cualquier caso, la Unión Europea sigue aportando informes y estándares para la normalización de la factura electrónica. Este documento Analysis of Business Requirements for eInvoicing in a Public Procurement Co ntext-Final Study .

    El informe es uno de los resultados del programa IDABC sobre facturación electrónica y Orden electrónica, en una iniciativa conjunta de la Dirección General de Mercado Interior y Servicios y la Dirección General de Informática de la Comisión Europea.

    El informe está destinado a ser leído por

    • todas las partes implicadas en la iniciación y gestión de la facturación electrónica y la orden electrónica.
    • todas las partes involucradas en la inicicación y gestión de los proyectos de IDABC para las facturas y ordenes electrónicas de la contratación pública.  Incluyendo en particular a la Dirección General del Mercado Interior y a la Dirección general de Informáticas de la Comisión Europea, relacionados con el Programa PEGS (Pan European e-Goverment Services) entre los que se encuentra la contratación pública.
    • Todos los contratantes comprometidos en la ejecución del proyecto .
    • El grupo de expertos en factura Electrónica de la Comisión.

    Contiene

    • los resultados de los requerimientos de negocio recogidos para la contratación electronica en el contexto de la contratación pública, habiendo sido estos requerimientos recogidos desde múltiples fuentes:
    • entrevistas con los Estados Miembreso que ya han implemento la facdturación electrónica y el archivo electrónico
    • requisitos legales para la facturación electrónica y el archivo electronico (fundamentalmente relacionados con el IVA)
    • Otras iniciativas de estandarización sobre factura electrónica.
    • Entrevistas con los interesados como pequeñas, medidas y grandes empresas (financieras y tecnologicas, que proporcionan soluciones.

    En cualquier caso, y esta es la reflexión, ¿no sería conveniente generar un programa de adopción de la factura electrónica ( a ser posible utilizando estándares europeos e internacionales) que pusieran el acento en la colaboración y cooperación de las administraciones (de cualquier nivel) y las empresas (de cualquier tamaño)?

    Únete a la red social de contratación pública electrónica:


    Comments { 0 }

    El Reino Unido presiona el botón mágico de la contratación pública

    En esta entrada del blog de Procurement Intelligence Unit que se publico el pasado 22 de octubre se hacen eco de las medidas que se van a tomar por parte del nuevo gobierno del Reino Unido en relación a la contratación pública. Os traduzco (traducción libre) la entrada (en negrita e itálica) y hago mis comentarios, como siempre, con el afán de provocar vuestras propias reflexiones. Mis comentarios en azul.

    La revisión del gasto global del gobierno de coalición ha identificado el 8% de reducción del gasto durante los próximos cuatro años. Sin embargo, muchos de los recortes propuestos carecen de detalles y parecen excesivamente dependientes de los ahorros en “contratación y back office” .

    Hay estudios y experiencias que hablan de la reducción del 5% del presupuesto en compras por el aumento de la concurrencia y la transparencia que implican el formato electrónico. Pero claro, antes hay que conseguir el formato electrónico, o lo que se identifique que va a incentivar la concurrencia, la transparencia, la productividad y la competitividad.

    La prioridad del actual gobierno es cerrar el déficit entre los ingresos fiscales y el gasto público, que actualmente supera el 10% del PIB. El déficit fiscal creciente también está causando intereses de la deuda en aumento. Los pagos de intereses se sitúan actualmente en £ 43 mil millones de libras este año, llegando a £ 63 mil millones en 2014-15. Esto es mayor que el presupuesto de la escuelas pública.

    Los ahorros se buscarán en otros departamentos, con los departamentos del gobierno central haciendo frente a un recorte medio del 19%.

    El objetivo principal de estos recortes parecen ser ahorros “administrativos”, con el milagroso ahorro  en la contratación pública identificado como el principal factor para la reducción de los costes. . En total, el gobierno planea reducir 81 Millardos de libras  del gasto para el 2014-15.

    Una cosa es identificar donde están los “yacimientos” de posibles ahorros y otra distinta es conseguir los ahorros. Mal comparado es como identificar yacimientos de petroleo y otra que haya un abastecimiento regular en las estaciones de servicio.

    La CSR [1] aceptó las conclusiones del informe de Sir Philip Green, que el gobierno todavía tenía el potencial de generar eficiencias a través de la explotación del volumen de compra Whitehall.

    De hecho, el Tesoro prevé que “en el gobierno central, habrá una revisión de los procesos de licitación y que la evaluación financiera de los proveedores ahora se coordinará desde un único punto”.

    Los departamentos individuales también se espera que consigan similares ahorros. Por ejemplo, el presupuesto de la educación requiere “ahorros de la oficina de contratación y back office” para entregar otros £ 1 mil millones de ahorros El presupuesto de la policía se reducirá en un 14%, financiado por “ahorros resultantes de la eficiencia de las TI, la contratación y las funciones de back office.”

    El informe del Sr. Green  recomienda  “ordenar la contratación centralizada para las categorías comunes a aprovechar este poder de compra y lograr las mejores prácticas.” Pero la capacidad del gobierno para cumplir con estas expectativas es dudosa; Sólo en julio, el gobierno empezó a descentralizar las responsabilidades de contratación de médicos individuales hacia el Servicio Nacional de Salud.

    Se ha comentado en esta entrada por parte de un especialista las experiencia de centralización de Estados Unidos y no siempre apuntan a la dirección de reducir el presupuesto. Hay que tener cuidado a la hora de plantear determinadas soluciones “mágicas”.

    Numerosos informes han sido publicados señalando las prácticas ineficientes del la contratación del gobierno.La carga de la reducción del déficit se ha reducido en gran medida en un área de la actividad gubernamental en el que se ha negado sistemáticamente a dar resultados.

    Inculcar una cultura donde se observen las mejores prácticas de contratación tendrá el compromiso prolongado durante un largo periodo y esto tomará más tiempo que el período de cuatro años asignado para el ahorro.

    Yo comparto el comentario anterior. No es un punto de conseguir algo puntualmente, sino de generar una mejora continua. No vaya a ser que desequilibremos o desajustemos más de lo que podemos conseguir.

    Por otra parte, si el gobierno se toma en serio de dar una vuelta de tuerca a  su funciones de compra, se requiere un serio replanteamiento de su capacidad de  contratación pública.Esto significa que el gobierno tendrá que incorporar nuevas personas del sector privado que esté familiarizados con las técnicas modernas de contratación, así como la gestión de contratos de gran escala y de trabajo con las partes interesadas de la competencia.

    El talento también será caro, al igual que el paso a la reformulación de los procedimientos de compra en un órgano centralizado. Estas mejoras tienen un costo y los beneficios no se realizará plenamente hasta que la crisis fiscal haya disminuido totalmente. Parece dudoso que el gobierno está dispuesto a pagar el costo de ahorro  en las compras reales con la crisis actual. El ahorro en la contratación no aparecen por arte de magia – se requiere de un esfuerzo concertado y de inteligencia.

    Otra vez de acuerdo con el comentario, pero añadiría que no podemos quedarnos en el análisis parálisis. Hay que mover la contratación pública hacia cotas más altas de eficiencia competitividad y productividad.

    Únete a la red social de contratación pública electrónica:



    [1] The Comprehensive Spending Review es un examen en profundidad de las prioridades de Gasto del Gobierno establecidas en el largo plazo junto con los objetivos de cada departamento., CSR 2007 cubrirá los gastos del  2008–2011 y es continuación del CSR en 1997.

    Comments { 0 }

    La era de la colaboración

    Estamos empezando. Hemos asumido una función que supera con creces nuestras fuerzas: la contratación pública electrónica.

    Vamos a necesitar la ayuda, el compromiso y sobre todo la colaboración de muchos. Este blog no quiere (ni puede) hacerlo solo ni quiere fomentar el conocimiento por el conocimiento. Como hemos comentado y aparece en el frontispicio del blog, siguiendo a Peter Drucker afirmamos que el conocimiento solo tiene sentido cuando precede a la acción. Pero, para conseguir y ofrecer  este conocimiento, (el necesario para que la contratación pública electrónica sea una realidad cuanto antes y de la mejor forma posible), es necesaria la colaboración de muchos y la intervención de muchos más.

    Uno de mis escritores de blogs favoritos es José Cabrera y en varias presentaciones publicadas (aquí os dejo la del liderazgo) nos ha proporcionado información sobre las distintas posibles dimensiones de la era de la era de la colaboración.

    Para mi la colaboración no es otra cosa, que intentar abordar la complejidad analizando las  partes del problema (especialización) y tener la capacidad de sintetizar y  tratar el problema como un todo (colaboración) como nos apunta Mintzberg.

    Y en la contratación pública electrónica pasa justamente esto. Es tan compleja y tan amplio el espacio del problema y precisa de  tantos ámbitos de especialización, que es necesaria, imprescindible,  la colaboración. No es “buenismo” es pura necesidad. Colaboración para ser capaz de trabajar en un todo desde las distintas  áreas de especialización que involucra la contratación pública electrónica : Jurídica, administrativa, tecnologías, organización, cultura, trasformación,  empresas,  sociedad,  economía …..

    Para concitar esa colaboración y como un vehículo o medio más que la materialice, he puesto, por si fuera de vuestro interés,  un grupo en Linkedin y otro en Facebook, que permita ir generando una masa crítica de personas interesadas en la contratación pública electrónica.

    A partir de esta colaboración intentaremos tirar adelante con el conocimiento y con la acción, que a su vez generarán experiencias de las que extraeremos la información necesaria para seguir aumentando el conocimiento y poder pasar a la acción, en un circulo virtuoso (espero) que nos oriente y nutra a todos.

    Para aquellos que quieran unirse en este empeño, con su contribución, ahí podemos colaborar mejor:

    Linkedin: Grupo de Contratación Pública Electrónica

    Facebook. Página de Contratación Pública Electrónica


    Comments { 0 }

    Inversiones estratégicas de la Comisión Europea en investigación en TIC

    En el blog de Sociedad de la Información, aparece esta noticia :

    La Comisión Europea ha anunciado una de las mayores convocatorias de propuestas de la historia en materia de investigación sobre lasTecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, al amparo de los programas marco de investigación de la Unión Europea, que contarácon una financiación para proyectos por un importe de 780 millones de euros en 2011. El Internet del futuro, la robótica, los sistemas de computación inteligentes y empotrados, la fotónica, las TIC al servicio de la eficiencia energética, la salud y el bienestar en una sociedad en proceso de envejecimiento, serán los objetivos prioritarios de la convocatoria. Dentro de la Agenda Digital para Europa, la Comisión se ha comprometido a seguir aumentando cada año en un 20 % el presupuesto anual de la I+D en materia de TIC al menos hasta 2013.

    Y cuando la estaba leyendo me ha venido a la mente los resultados  que se han publicado acerca de  los esfuerzos en desarrollar la contratación pública electrónica. En un documento de evaluación del Plan de Acción 2004 de la Comisión para alcanzar la contratación pública electrónica, que hemos enlazado recientemente, se aludía a la declaración de Manchester de Noviembre de 2005 donde los estados miembros se proponían tener la capacidad de realizar el 100 % de la contratación en formato electrónico para el 2010 y al menos realizar el 50% de la contratación en ese formato.

    Este documento de evaluación señala que sólo en algunos países la contratación electrónica de ciclo completo (todas la fases) alcanza el 5% (muy lejos del objetivo del 50%) . El mismo documento comentaba que podría considerarse que la tecnología y los estándares si permitian en la actualidad realizar la contratación pública en formato electrónico en el 100% de los casos (creo que es un poco optimista) Pero en cualquier caso y esto es lo que me ha llamado la atención existe la capacidad. Las barreras tecnológicas se han eliminado pero no hay moviemiento significativos para adoptar esta innovación. Ni está bien explicada ni difundida a los interesados.

    Ahí va la reflexiones en forma de preguntas:

    • ¿Cuantas opciones disponibles útiles que no se utilizan, podemos llegar a tener? ¿Desperdiciar?.
    • ¿Cual es el ciclo de maduración necesaria para la adopción de una innovación en la forma (formato electrónico en la contratación pública)? ¿Como conseguir el cambio cultural que esto implica? ¿Como se puede acelerar este cambio en tiempos de necesidad?
    • ¿Cómo conseguir que estas innovaciones técnicas, permitan la innovación en la gestión? ¿y en la participación?.

    Hay un proverbio africano que suelo repetir mucho, pero que sin embargo, cada vez tiene más sentido: Si quieres ir rápido puedes ir solo, pero si quieres ir lejos debes ir en grupo. En la contratación pública electrónica, y probablemente en otros ámbitos, hay que seguir investigando mucho, pero hay que hacer muchos mas esfuerzos  para que esta investigación sea útil a los verdaderos usuarios y beneficiarios de esta innovación.

    Comments { 0 }