Archive | octubre, 2011

Presentación en el congreso de ITSMF: La norma ISO 38500 y la contratación pública electrónica

Tal y como os había comentado en este enlace de slideshare podéis descargaros la presentación que hemos realizado hoy el grupo de Gobierno y Estrategia TI de ITSMF,  en el congreso de ITSMF e ISACA alrededor de la norma ISO 38500 y su aplicación a la contratación pública electrónica. 

En próximas entradas iremos desgranando contenidos y comentarios sobre los trabajos futuros alrededor de las ideas expuestas en esta presentación.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

 

Comments { 0 }

La contratación pública electrónica como palanca de productividad y competitividad.

En 2004 la revista SOCINFO nos publico un artículo titulado la contratación pública electrónica una palanca para aumentar la productividad, en el que comentábamos las opciones que el formato electrónico podía proporcionar a este servicio de retorno, la contratación pública.

Más recientemente en este blog volvimos a incidir en el tema con una entrada con mayores explicaciones sobre el asunto del aumento de la productividad a través de la contratación pública electrónica.

La semana pasada ha aparecido  en el periódico “The Guardian” del Reino Unido, este artículo que traducimos como: La contratación pública es fundamental para el desempeño económico del Reino Unido”, y que, en resumidas cuentas, viene a decir que:

  • Ningún otro servicio como la contratación pública  podría liberar tanto dinero tan fácilmente y con tan poco desacuerdo político o perjuicio social.
  • Hay necesidad urgente de la coalición para reducir el déficit al mismo tiempo, reequilibrar la economía y estimular el crecimiento económico. Creemos que la transformación de la contratación pública ofrece una nueva manera de abordar estos retos.
  • Para la transformación total de la contratación del sector público objetivo de la política de coalición, se  sugiere un plan integral dirigido por un ministro del gabinete.
  • Las aplicaciones simplistas y muy parciales, o iniciativas temporales y que se hagan de forma desequilibrada fallarán. Más gasto sin retorno

Datos abrumadores y tendencias claras nos indican que la contratación pública electrónica no es un reto de la administración, es un reto de la sociedad en manos de la administración pública y que tenemos que ayudar a la administración y a la sociedad, a las que pertenecemos, a superar este reto.

Ya no se trata sólo de introducir la necesaria productividad en el tejido productivo, empresas y administraciones, (eficiencia, eficacia, menos cargas administrativas); ni el más con menos en la administración pública. Se trata de armar  una sociedad competitiva que sea capaz de utilizar los recursos (el conocimiento) de forma optima, que sea capaz de superar los retos de la globalización y el envejecimiento de la población y que sea capaz de hacer la trasformación necesaria de  las organizaciones para entrar en la sociedad de la información y el conocimiento (se trata de eso) con todas las herramientas y el conocimiento que tienen a su disposición (entre otras el formato electrónico en la contratación pública). Esto no es opcional. Ni tampoco es fácil.

En mi opinión, la trasformación al formato electrónico en la contratación pública está dejando de ser una opción para convertirse en una nueva y perentoria necesidad. Ahora se trata de garantizar esta transición. De que las inversiones necesarias estén ajustadas y produzcan los resultados esperados (beneficios). Se trata de saber cómo hay que hacer esta trasformación y generar el sentido de la urgencia y comunicar y dirigir la trasformación de la mejor forma posible.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 1 }

El congreso anual de ITSMF España y la contratación pública electrónica.

El próximo lunes estaré en el Congreso de ITSMF España presentando el trabajo del grupo de gobierno y estrategia de TI, sobre la aplicabilidad de la norma ISO 38500 de gobierno de las tecnologías de la información (TI), a la implantación de la contratación pública electrónica.

En este enlace podéis ver la agenda con los temas que se van a tratar el congreso que se desarrollará durante los días 24 y 25 de Octubre.

El grupo de gobierno y estrategia de TI va a hacer la presentación de cómo aplicar el modelo y los principios, que se exponen en la norma ISO 38500 de gobierno de las TI,  a la contratación pública electrónica.

La esencia de la presentación es tratar de contribuir con la experiencia y conocimientos del grupo, a que los decisores individuales, y sobre todo a nivel de la alta dirección política y administrativa, comprendan que, si bien el formato electrónico en la contratación pública puede reportar unos beneficios, que en tiempos de crisis, se presentan como imprescindibles, un mal gobierno de estas tecnologías puede hacer que las inversiones (entendidas como compras de beneficios futuros) se desperdicien y no se obtengan los resultados previstos.

Ante este panorama, y teniendo en cuenta, lo que la industria de las tecnologías de la información y muchos investigadores del mundo de la administración y la gestión de las organizaciones han dicho y publicado, hemos realizado una reflexión acerca de cómo utilizar la citada norma, para generar una guía que permita  a la dirección de las organizaciones (administraciones públicas) entender cómo se pueden realizar esta implantación (trasformación)  teniendo en cuenta el modelo de gobierno y los principios, a las distintas disciplinas de tecnologías de la información (planificación, implantación, operación y seguridad) para obtener los resultados que se ponen de manifiesto por todos los consultores de negocio cuando hablan de los beneficios del formato electrónico en la contratación pública.

La presentación es una exposición más avanzada y más madura de las ideas que hemos expuesto en este blog, y en una conferencia en Bruselas. La intención es empezar a desarrollar, sobre este modelo, una guía de pasos más en detalle, más próximos a la vida real, que permita identificar bajo este prima, que hay que hacer y como implantar sistemas que permitan el gobierno de las TI (que nos permitan evitar los fracasos) a la vez que planificamos, implantamos y operamos la trasformación a la contratación pública electrónica.

En síntesis trata de exponer que las TI deben ser gobernadas con sistemas acorde con la madurez de cada organismo para evitar inversiones baldías. También expone uno de los principales, en mi opinión, problemas a la hora de utilizar  las tecnologías como elementos trasformadores de las organizaciones y es el hecho de que se considere que cambiando las tecnologías se trasforma la organización.  Y la experiencia demuestra una y otra vez que hay que cambiar el resto de los elementos de la organización (personas, procesos, y estructura) de forma coordinada con los cambios en tecnología para conseguir los cambios que aportan el valor que necesitan las organizaciones para responder a los nuevos contextos.

En próximas entradas del blog iremos tratando de explicar y profundizar lo que de forma extractada recoge la presentación que vamos a hacer en el Congreso Anual de ITSMF, y tratar de obtener vuestras experiencias y comentarios, que puedan ser utilizados y conocidos por las personas que vayan a iniciar proyectos de este tipo.

La semana que viene os pasaré la presentación y veremos que enseñanzas o comentarios podemos sacar de ella.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }

Las posibles novedades en las directivas comunitarias de contratación pública

En una conferencia a finales de  septiembre sobre estos temas  se han hecho algunos comentarios por parte del Sr.Abilio Pereira, administrador de la Comisión Europea,  sobre las posibles futuras reformas en las directivas europeas de contratación pública. Cambios que como sabéis estaban previsto que se propusieran por parte de la Comisión Europea a finales de este año.

Entresaco los aspectos que me han parecido más relevantes, a partir de la publicación de  este artículo sobre esos posibles futuros cambios de la directiva europea de contratación:

–         Tratará de mejorar la profesionalización del comprador público

–         La Comisión establecerá también un órgano de supervisión de la contratación pública en cada Estado miembro.

–         Seguirá adaptando los procedimientos a las necesidades de los compradores

–         Continuará con la mejora del acceso a la contratación pública de las PYME y las empresas innovadoras

–         Insistirá en la simplificación de los procedimientos 

–         Relajará la utilización de la contratación pública con fines estratégicos

–         Reducirá  los documentos a presentar a través de la generalización de declaraciones juradas y creando un pasaporte europeo para la contratación

–         Fomentará la desmaterialización (el formato electrónico)  por ejemplo, proporcionando procedimientos completamente sin papel para central de compras y simplificar el funcionamiento de los sistemas dinámicos de adquisición.

–         Reducirá de los plazos para la presentación de ofertas

–         Fomentará los contratos negociados en un entorno de máxima trasparencia.

 Además se ha recordado que probablemente estas propuestas se presente a  finales de este año  por parte de la Comisión Europea.

Aparentemente no aparece. o al menos no se ha mencionado en el artículo, por parte de la comisión la posibilidad de establecer la obligatoriedad del formato electrónico en la contratación pública.

 En mi opinión, son pasos en la dirección adecuada, probablemente con un ritmo algo lento, para el contexto que estamos viviendo y teniendo en cuenta que las tecnologías de la información en la contratación pública (el formato electrónico) pueden elevar la productividad del 20 % del PIB europeo. Y esto es una oportunidad que en mi opinión no deberíamos dejar pasar, o mejor dicho no deberíamos demorar.

Es cierto que no es fácil, como ya se ha demostrado, pero no menos cierto es que es posible, como también se ha demostrado. Europa, y especialmente España, necesitan aumentos de productividad basados en el uso adecuado de las tecnologías de la información. Y la contratación pública electrónica es una oportunidad clara de conseguirlo, consiguiendo además los beneficios propios del formato electrónico en este servicio de retorno.

Y con esto no quiero olvidarme de las razones fundamentales para la trasformación al formato electrónico, que siguen siendo transparencia, concurrencia e igualdad de trato. Lo que apunto es que además de estos beneficios, están la competitividad y productividad de un tejido productivo europeo que tiene mercados parciales y aislados con falta de productividad y falta de competitividad.

 Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

Más allá de la implantación de una aplicación para la contratación pública electrónica

Sigo repasando las distintas opciones que hay que tener en cuenta y las actividades que hay que poner en marcha para formular  la ecuación de la TRASFORMACIÓN  a la contratación pública electrónica, con el máximo beneficio (resultados) y el mínimo coste-esfuerzo (tiempo-presupuesto).

Esta aproximación me ha llevado a iniciar los trabajos de una guía acerca del gobierno de las tecnologías de la información (norma ISO 38500: 2008) aplicada al cambo que supone el uso del formato electrónico en la contratación pública.

Ya he dejado atrás, los por qués y los beneficios, es algo que, en mi opinión está, o superado, o es fácil de superar a través de las distintas evidencias que las experiencias habidas en distintas administraciones y los resultados que han obtenido han ido dejando como hechos incontestables e inconfundibles.

Sobre los qués, también hay múltiples informaciones y formaciones que nos permiten alcanzar rápidamente el nivel óptimo de formación y que tecnologías y mecanismos  nos permiten tener el conocimiento para pasar a la acción.

En los cómos la tecnología ya se ha empleado a fondo y existen técnicas y herramientas capaces de manejar el formato electrónico(documento, firma, expedientes, notificaciones…) sin mayores problemas y normalmente con total seguridad y ergonomía (de esto último probablemente aún queda algo de camino por recorrer).

Sin embargo lo que todavía creo que no hemos conseguido es el hueco que existe entre los qués y saber cómo. Entendiendo el saber cómo, no relacionado con las tecnologías sino con la trasformación coherente y colaborativa de todos los elementos que intervienen en  las organizaciones: personas, procedimientos, estructuras y tecnologías (Leavit, 1965).  Cómo hacer la trasformación con todas las dimensiones o principios  que tienen que ser tenidas en cuenta. (por ejemplo siguiendo los principios de la norma ISO 38500: responsabilidad, estrategia, adquisiciones, rendimiento, conformidad y factor humano, sobre todo factor hunano)

En este ámbito y en relación a la guía que he comentado antes hay que tener en cuenta dos vertientes complementarias: la que propone la citada norma internacional de  implementar un sistema en la organización que me permita gobernar las tecnologías de la información;  y la vertiente de obtener beneficios rápidos por la reflexión sobre los propios principios de la norma aplicados a las actividades que hay que desarrollar para realizar la trasformación a la contratación pública electrónica. Estas dos vertientes tienen que coordinarse de forma coherente para permitir la óptima colaboración del mundo de las tecnologías con el mundo de la contratación pública.
De la bibliografía que estoy utilizando para ir avanzando en esta guía de aplicabilidad de la norma ISO38500 a la contratación pública electrónica quiero hoy destacar el libro:   “Transforming Government and Public Services”, de  Stephen Jenner

El libro “Transformado el Gobierno  y los servicios públicos”, propone conseguir los  beneficios del formato electrónico en la Administración  a través de la cooperación de tres disciplinas distintas:

  • la gestión de inversiones: para asegurar dónde, cuándo y en qué  invertir,  y como seguir invirtiendo  para optimizar los resultados de nuestro siempre limitado  ‘presupuesto’
  • la gestión de de proyectos y programas   para asegurar que se produce la entrega a tiempo y dentro del presupuesto de los cambios propuestos  y
  • la  administración de la realización de los  beneficios: asegurando que percibimos todo el valor potencial de nuestras inversiones (como forma de “comprar” beneficios futuros)

También quiero resaltar el documento de John Thorp:  Delivering benefits from investments in change  en el que se resalta el factor humano como elemento vertebrador de todo cambio.

Sobre todo ello iré tratando de aportar mis reflexiones al problema de por qué nos cuesta tanto conseguir los beneficios (resultados) desde las expectativas iniciales en la trasformación a la contratación pública electrónica. Qué tenemos que saber para alcanzar el mejor cómo en esta trasformación.

Todo esto me afianza en el convencimiento de que si bien los beneficios de la trasformación a la contratación pública son enormes, el esfuerzo necesario para alcanzar esta trasformación no ha sido todavía bien entendido ni explicado.

¿Vosotros pensáis que estamos haciendo bien los proyectos de trasformación a la contratación pública electrónica? ¿Cuáles son vuestras experiencias y sensaciones?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

 

Comments { 0 }