Archive | noviembre, 2011

Resumen de la conferencia acerca de la modernización de la contratación pública

Aunque la materia sobre la que trata este blog es cómo conseguir la transición a la contratación pública electrónica desde el estado actual de la contratación pública, no es posible realizar una buena transición si no tenemos en cuenta cuales son las funciones y tendencias en los cambios funcionales de este servicio.

Como sabéis ha habido dos libros verdes alrededor de la contratación pública, publicados recientemente por la Comisión Europea para conocer la opinión de los agentes involucrados en esta materia.

El primer libro verde trataba sobre la generalización del recurso de la contratación pública electrónica.  Es decir como se puede generalizar el uso del formato electrónico en toda Europa, en las administraciones y los proveedores.  Este libro verde remarcaba la importancia del formato electrónico como posiblemente única opción de conseguir los resultados que de la contratación pública se esperan.  Este libro verde es el que más hemos tratado en el blog porque incide directamente en el asunto y materias en los que queremos (podemos) ayudar.

El segundo libro verde es sobre la modernización de la contratación pública. Este está más dirigido a los especialistas en contratación, para que opinen sobre la modernización de las normas que rigen este servicio, que representa un quinto de la economía en las sociedades modernas. Si, no me he equivocado. UN QUINTO, la quinta parte de las economías modernas.

Pues bien, dado que si queremos hacer la transición a la contratación pública electrónica de forma óptima, tanto los especialistas jurídicos como los técnicos deben entenderse para colaborar, he creído conveniente traducir y proporcionar a los hipotéticos lectores del blog el resumen de la conferencia que sobre la modernización de la contratación pública se desarrollo el 30 de junio de este año. Este resumen debe ayudar a entender las tendencias y cambios funcionales que se avecinan, y todo ello debe tenerse en cuenta a la hora de plantear arquitecturas de sistemas de información, estrategias de tecnologías de la información, gobierno de estas tecnologías, implantación de estos cambios, operación y seguridad de todo lo relativo a las tecnologías como parte integrante del propio servicio de contratación pública.

El resumen traducido (traducción libre y sin compromiso) la podéis leer aquí, y los documentos relativos a la conferencia están en este enlace.  Como resumen del resumen  yo resaltaría lo que el comisario de Mercado Interor, Sr. Barnier de la Comisión Europea, ha apuntado como principales PROPUESTAS de cambios:

1.-  Simplificación:

 

La evaluación y la consulta pública indican claramente que son necesarios la simplificación y flexibilización de los procedimientos. Hay una serie de herramientas relativamente simples y de apoyadas de modo general

  • como la que permite más negociación en los procedimientos de contratación.
  • Reducir los requerimientos de evidencias con la aceptación de auto-declaraciones  («declaraciones solemnes») (El pasaporte de contratación).
  • la promoción de la contratación electrónica. (simplificación y rapidez)
  • Con respecto a la umbrales de aplicación de las normas de contratación de la UE, sería conveniente tener un debate abierto. De hecho, muchas autoridades contratantes sostienen que los umbrales actuales son demasiado bajos, y causan  innecesarios y  gravosos procedimientos para contratos de escaso valor. Por otra parte, las empresas temen que el aumento de los umbrales pueda restringir el acceso a un importante parte de los contratos públicos. Será necesario además tener plenamente en cuenta las consecuencias de una modificación de los umbrales, incluidos en los compromisos asumidos por la Unión Europea a nivel internacional.

 

2.-  Facilitar el acceso de las PYME a los contratos públicos:.

 

El Comisario insistió en la importancia de las medidas para aumentar la proporción de contratos adjudicados a las PYME. Además de la simplificación general que será de particular beneficio para las PYME, hay que considerar instrumentos específicos dirigidos a las PYME, tales como

  • la obligación de subdividir contratos en lotes,
  • limitar las exigencias financieras para determinados contratos
  • medidas en el ámbito de la subcontratación y
  • los objetivos administrativos para adjudicar contratos a las pymes.

 

3.-  Promoción del medio ambiente la inclusión social y la innovación en la contratación pública: 

 

El Comisario Barnier señaló que el uso estratégico de la contratación pública puede ser un importante vector para la realización de los objetivos de Europa 2020. Reconoció que las opiniones expresadas en la consulta se mezclaron y que muchos actores estaban preocupados por unas  cargas administrativas desproporcionadas derivadas de obligaciones de carácter general  sobre qué comprar. El Comisionado se comprometió a adherirse a un programa ambicioso en este punto, con la objetivo de proporcionar instrumentos creíbles y realistas para apoyar la Estrategia UE 2020. Esto podría incluir un reconocimiento formal con el enfoque  del ciclo de vida de los costes,  un  procedimiento específico  para la adquisición de productos y servicios innovadores o normas especialmente adaptadas para los servicios sociales.

  • El concepto de ciclo de vida debe ser tenido en cuenta para la adjudicación y sus consecuencias en el medio ambiente y la innovación
  • Soluciones innovadoras en el marco del dialogo competitivo
  • Economía social de mercado competitiva (subrayando el social pero teniendo en cuenta las cuatro palabras como algo indivisible)

 

4.- Fomentar el buen gobierno de la contratación pública en todos los niveles:. 

 

El Comisario abogó por

  • la profesionalización de la contratación pública,
  • mejor control de los conflictos de intereses
  • la agregación de la demanda y
  • mejora de las estructuras de apoyo para los órganos de contratación más pequeños.
  • Traspasar la cultura de aplicación de normas hacia una cultura función económica

 

Creo que merece la pena echarle un vistazo al documento y al video (es un poco largo) pero creo que merece la pena.

 

Si te interesan estos temas únete a  la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }

Los cambios en la contratación pública electrónica

Todos los cambios suscitan preguntas en las personas que van a “sufrir” o implementar dichos cambios.  Y no siempre tenemos las respuestas preparadas para responder a todas las preguntas.

Hay siempre muchas más preguntas que respuestas, y cuando no tenemos las respuestas, de forma inmediata, la propia naturaleza humana  genera las respuestas, siempre con una marcada tendencia hacia la catástrofe o hacia la conspiración.  Es nuestra naturaleza.

Las tecnologías de la información habilitan los cambios en la contratación pública.  Pero no son suficientes. Se requiere el compromiso y la motivación de las personas, y las estructuras que realizan actualmente esta función, para lleva a cabo con éxito la transición a la contratación pública electrónica. Estos cambios trasformarán la contratación pública y permitirán hacerla más eficiente, eficaz, accesible, rentable. …

Pero hacer los cambios no es un problema fácil de resolver. Hay que tener en cuenta una serie de preguntas que surgen en las personas que van a realizar los cambios. Y estas preguntas deben estar respondidas de forma automática a cualquiera que se las plantee y emitidas y difundidas a través de un buen plan de comunicación.  Seún Willian Bridges en su libro Managing Transitions (Gestión de la Transición o como pasar de un estado a otro), las preguntas más típicas de cualquier cambio o trasformación son:

  • Cuál es el propósito del cambio. Los por qués y para qués.
  • Visión de cómo será el escenario una vez realizado el cambio.
  • Qué pasos y cómo hay que dar estos pasos y quién  y cuándo para llegar a la visión.
  • Como será mi papel en el nuevo escenario y cuál es mi aportación en la transición.

Aplicar estos aspectos en la contratación pública en la trasformación al formato electrónico a través de un plan de comunicación que evite las respuestas inventadas es invertir la resistencia inicial al cambio en compromiso y motivación. Dos elementos clave para alcanzar el éxito.

En mi opinión este plan de comunicación debe ser emitido por los máximos responsables de la contratación pública y debe de responder no solo a estas preguntas fundamentales sino también a otras preguntas que puedan surgir por parte de los interesados, administraciones y empresas, a la hora de iniciar la transición al formato electrónico y ser capaces de explicar y contestar a las consecuencias que esta trasformación conlleva.

 

El otro factor requerido para alcanzar el éxito en la transición a la contratación publica electrónica es conseguir que la tecnología forme parte del proyecto de trasformación como un elemento habilitador, integrado en los objetivos y capaz en todo momento de

  • Optimizar el valor de los servicios existentes a través de las tecnologías de la información ;
  • Comprender las oportunidades para el cambio (formato electrónico y sus nuevas opciones) posibilitados por las tecnologías actuales, nuevas o emergentes;
  • Entender los cambios  que se tienen que hacer para realizar el valor de estas oportunidades, y
  • Seleccionar oportunidades con mayor valor potencial y ejecutarlas de manera que se maximiza el valor.

 

En definitiva pasar de la cultura de la entrega de tecnologías de la información a la cultura del valor (el uso de las tecnologías de la información por las personas que enfocadas y coordinadas en base a los objetivos propuestos son capaces de alcanzar el valor máximo posible que la organización puede aportar al contexto cambiante). :  personas  usando  tecnologías de forma óptima  para alcanzar los objetivos propuestos por la organización. Porque al final se trata de eso ¿no?

 

Si te interesan estos temas únete a  la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }

La transición a la contratación pública electrónica.

Hay una clara tendencia en nuestras sociedades a digitalizar todo aquello que nos permita tener una adecuada información y conocimiento  para asegurarnos que nuestras acciones tienen un mejor rendimiento.

Hemos digitalizado todo lo que nos proporciona la necesaria información (datos en un contexto) para desarrollar nuestras actividades. Digitalizamos nuestras relaciones a través de las redes sociales. Digitalizamos ya hace mucho tiempo nuestro dinero, que hoy es un apunte en una base de datos. Digitalizamos nuestro ocio: música, cine, lectura, juegos…, Digitalizamos nuestra salud. Digitalizamos la educación y la formación. Digitalizamos la administración de nuestras empresas y el comercio entre ellas y entre las empresas y los individuos.

La digitalización es un proceso imparable, que en función de las variables de resistencia al cambio, comunicación, mimetismo, beneficios o presencia de pioneros, entre otras,  cuesta más o menos en cada uno de los sectores en lo que está digitalización se instaura.

Esta transición, la digitalización, siempre es un proceso que implica una trasformación. Cambios. No hay nada más difícil que mi propio cambio. Apelo y provoco siempre al cambio en los demás, pero me resisto a cambiar mis usos y costumbres.

Cuando esta trasformación sólo implica la voluntad individual, la variable más fuerte que influye en la velocidad de la transición es el mimetismo y las modas. Cuando la transición tiene que ver con las organizaciones, normalmente es el beneficio el principal motor de la transición al fenómeno de la digitalización.

Cuando es una organización pública  (administración) y la trasformación (formato electrónico de la contratación pública) no tiene un beneficio directo que redunde o afecte directamente a los fines y supervivencia de la organización, y a las personas que realizan el esfuerzo trasformador, la resistencia al cambio es considerable, y es mucho más difícil trasformar esa resistencia en compromiso a través de la motivación (faltan motivos y emociones).

Pero aún así, también en la contratación pública la digitalización (el formato electrónico) avanza. En este entorno, y teniendo en cuenta que el principal beneficiado de la transición a la contratación pública electrónica es la sociedad en su conjunto, lo que es muy claro es que esta transición conlleva mucho más esfuerzo que el que pudiera entenderse de implementar una aplicación informática en el ámbito de un departamento cualquiera de cualquier administración pública.

El proceso de transición a la contratación pública electrónica y las trasformaciones asociadas a esta transición son de un calado y dificultad importantes y deben de ser gobernadas y gestionadas acorde con dicha importancia y dificultad.  No hay que sobreestimar ni infravalorar esta transición, y sobre todo hay que ser capaces de monitorizar los avances,  las inversiones y los beneficios para que no se produzcan esfuerzos baldíos y perdidas de recursos (tiempo, esfuerzo y dinero) de forma inútil.

Po tanto lo que si creo que está claro es que la digitalización de la contratación pública será un hecho. Que el formato electrónico será el que se utilice de forma generalizada. Las sociedades  que más tarde lo hagan tendrán retrasos y serán menos competitivas. No hay que olvidar que la competitividad y la productividad siguen siendo las piezas clave en un mundo cada vez más globalizado y en sociedades con un envejecimiento de la población, que requieren más resultado con menos esfuerzo (conocimiento e innovación).

En resumen la transición a la contratación pública electrónica:

–          Es una tendencia imparable. Todos los sectores han digitalizado, por convicción,  la información que necesitan para su actividad

–          Es una necesidad perentoria. Si la empezamos pronto tendremos ventajas competitivas como sociedad, si la hacemos tarde, tendremos retrasos que luego será muy difícil soslayar.

–          No se trata SOLO de implantar tecnología, la trasformación afecta a los procesos, las personas y las estructuras y los cambios deben ser coordinados y equilibrados entre todos estos elementos.

–          Hay que liderar la transición, realizando y dirigiendo los cambios con cabeza y corazón, porque los beneficios no los disfrutan directamente los que tienen que hacer el esfuerzo inicial de la trasformación.

La mejor transición es la que es capaz (responsabilidad) de hacer trasformaciones en la dirección adecuada (estrategia) con los recursos disponibles y monitorizando los resultados.

¿Consideráis que como sociedad estamos dando los pasos adecuados al ritmo adecuado en esto de la transición a la contratación pública electrónica, de la misma forma en que, por ejemplo,  el sistema bancario realizo completamente la  digitalización de su actividad  años atrás? ¿Y si no es así que elementos (gobierno, gestión, recursos..) consideráis que nos faltan para poder llevara a cabo esta transición?

Si te interesan estos temas únete a  la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }

Guía para la implantación de la contratación pública electrónica

He venido últimamente “amenazando” con escribir una guía para ayudar a los decisores y personas involucradas en la implantación de los procesos, técnicas y herramientas que permitan  la transición a la contratación pública electrónica en las administraciones y empresas  públicas.

El objetivo de la guía no será otro que hacer reflexionar, con datos experiencias  y descripciones, a las personas que vayan a acometer, por voluntad o por necesidad, la transición a la contratación pública electrónica en sus organizaciones (administraciones y empresas públicas).

Dado que esta transición requiere la trasformación al formato electrónico y esto no afecta únicamente  a las tecnologías de la información, sino también a las personas, a los procesos y a  las estructuras de la propia organización (y de otras como los proveedores), creo que es necesario entender, evaluar, dirigir y monitorizar todo el proceso, desde una óptica de gobierno que garantice, o al menos posibilite con una alta probabilidad, alcanzar los resultados esperados. Esta guía pretende pues, ayudar a superar la brecha que existe  entre el conocimiento y la acción: el saber cómo debemos  hacer esta transición, conociendo los elementos y factores fundamentales  que van a influir en ella.

El documento es divulgativo, no quiere ser un documento académico ni una guía totalmente estructurada  sobre qué pasos hay que  seguir exactamente para alcanzar la transición al formato electrónico. Entre otras cosas porque los pasos exactos serán distintos en cada organización, a partir de unos fundamentos básicos, probablemente muy parecidos en todas las organizaciones.

Se va a centrar en los aspectos de gobierno y estrategias,  organizativos y de gestión, sobre todo de las tecnologías de la información, que son el elemento habilitador de la trasformación, y probablemente el más caro y “escurridizo”. No voy a incidir demasiado en los aspectos técnicos de contratación (legales o reglamentarios) porque están fuera de mi ámbito de especialización y por tanto creo que no  aportaría nada verdaderamente útil.

En esta entrada quiero daros una primera pincelada de cómo será esta guía, mostrándoos el borrador del índice, y pidiéndoos vuestra opinión acerca de este índice y de la propia guía.

GUÍA PARA LA IMPLANTACIÓN DE LA CONTRATACIÓN PÚBLICA ELECTRÓNCA.

Aproximación estratégica a  la transición  al formato electrónico  de la contratación pública.

Índice

  1. Introducción
  • ¿Es necesaria esta guía?
  1. Objetivo y alcance de la guía.
  • Que pretende esta guía, y que no.
  • Para quién es esta guía.
  • Como se actualiza y mejora la guía.
  1. La Contratación Pública en contexto
  • Síntesis del servicio de contratación pública: funciones
  • Dimensiones y Nivel de Complejidad
  • Uso de las Tecnologías de la Información (TI) en la contratación pública
  • Beneficios y Barreras
  • Tensiones y Necesidades de la contratación pública electrónica
  • La Comisión Europea y los libros verdes: formato electrónico y modernización.
  1. Las tecnologías de la información: un cuerpo de conocimiento necesario aplicado a la contratación pública electrónica.
  • Gobierno de TI
  • Estrategia de TI
  • Proyectos de TI
  • Operaciones de TI
  • Seguridad de TI
  1. La transición al formato electrónico.
  • Proyectos de transición:  luces y sombras
  • Organización: antes, durante y después.
  • Una forma lógica de implantar el formato electrónico en la contratación pública
  1. Reflexiones y Mejora Continua

Para entender las necesidades reales de los hipotéticos lectores de este blog os pediría que si creéis que faltan algunos temas por tratar en el índice, me lo hagáis saber a través de los comentarios.  Y que si podéis respondáis a la encuesta que os dejo a continuación para “guiar” mis próximos pasos.

En cualquier caso, muchísimas gracias por vuestra atención.

 Encuesta sobre la guía: Por favor seleccionar una o varias de las opciones siguientes:

[poll id=»2″]

¡¡Gracias!!

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }

La quinta disciplina en la contratación pública electrónica.

Repasando el libro de “La quinta disciplina” de Peter  Senge que hace  Jose Monzó Marco en su blog Pensamiento Sistémico,  me ha hecho pensar sobre  si la trasformación a la contratación pública cuenta en la actualidad con la presencia de todos los elementos que se requieren  para llevar a cabo dicha trasformación.

La esencia del libro de Peter Senge, es que las organizaciones para innovar no basta con descubrir o inventar, es necesario generalizar (el libro verde para la generalización del recurso electrónico en  la contratación pública es una muestra), y que ese proceso de generalización requiere una conjunción de elementos que permita que invenciones aisladas puedan converger en un movimiento de innovación y adopción de nuevas formas y procedimientos, en este caso en la contratación pública.

Pero además Peter Senge habla de la quinta disciplina como el elemento que es capaz de aglutinar todas las disciplinas individuales en una  organización para poder llevar adelante el éxito en las organizaciones.  Aunque las disciplinas son para su aplicación personal y posteriormente realizar su asimilación a las organizaciones,  quiero realizar aquí la reflexión sobre estas disciplinas aplicadas a la trasformación a la contratación pública electrónica.

–         Pensamiento sistémico: capacidad de pensar en el espacio del problema en su conjunto. Recordad el ARTE de la contratación pública (Archivo, Relación, Tramitación y Explotación.

–         Dominio Personal:  Capacidad de analizar y sintetizar la realidad, como es y no como nos interesa, para alcanzar los objetivos de la organización, y los nuestros subordinados a estos.

–         Modelos Mentales:  Huir de los prototipos heredados y las concepciones y supuestos previos arraigados. Las inferencias hay que manejarlas con sumo cuidado. Todo aquello que pueda verificarse debe verificarse.

–         Visión Compartida: No se trata de establecer objetivos y estrategias que no conoce nadie. Se trata de avanzar con toda la organización de forma coordinada.

–         Aprendizaje en equipo: Esta es la más importante. Hay que ser capaces de aprender y desaprender al ritmo que marca el entorno. No podemos aislar nuestra organización y protegerla de un entorno hostil o amable. Es nuestro entorno.

El ejemplo que aparece en el libro de Peter Senge, sobre la aviación comercial, en el que se comenta que se requirió la confluencia de un conjunto de elementos para abordar la aviación comercial con éxito: la hélice de inclinación variable, el motor refrigerado por aire, el tren de aterrizaje retráctil, el monocasco, los alerones,.. Y cuando falto alguno de ellos, las iniciativas fracasaron. Solo cuando estuvieron presentes y asequibles los elementos esenciales, se produjo la innovación y la aviación comercial “despego”.

Utilizando este referente, y los conceptos que desarrolla Peter Senge en su libro,  se trata de conocer cuáles son los elementos esenciales, que deberían estar presentes  para que la innovación que supone la trasformación a la contratación pública electrónica se lleve a cabo.

Voy a establecer una lista, personal e incompleta,  de estos elementos y si consideráis que falta alguno, por favor utilizad los comentarios para completarla. (Debajo de cada elemento, que considero esencial, os dejo mis impresiones en azul, sobre cómo está dicho elemento.

–         Existe una necesidad, con un propósito  y una visión claras

  • Creo que si existe, y cada vez está mucho más compartido, tanto por las administraciones, las empresas y los dirigentes políticos.

–         La tecnología está disponible y es asequible

  • Está disponible y es asequible, pero no está gobernada, ni tiene una estrategia de tecnologías de la información que sean capaces de subordinarse al negocio (la contratación pública). A veces la tecnología prevalece sobre el negocio y esa es una forma recurrente de fracaso.  ¿Cómo me identifico como responsables de una empresa?

–         El soporte jurídico

  • Existe un soporte jurídico claro pero los reglamentos y sobre todo los modelos mentales no están unificados.  Por ejemplo la identificación digital en Europa es un elemento que precisa coordinación. Hay soporte jurídico de alto nivel pero no existe un reglamento claro y conciso. ¿Cómo aporto los documentos que me requieren en una licitación para cumplir con los criterios de selección? ¿En qué idioma?

–         Los agentes tienen acceso al conocimiento y la capacitación.

  • Este es un punto de clara mejoría, que tiene que ver con que hay flecos en los puntos anteriores, administración empresas y sobre todo los poderes públicos  que tiene que gobernar esta trasformación( no se va a producir por generación espontánea).

–         El cambio se gobierna (dirige, evalúa y monitoriza) adecuadamente.

  • No hay elementos que gobiernen este cambio y garanticen los beneficios para los agentes que intervienen, y esto hace que la trasformación se demore y cueste más de lo debido.

–         Hay una voluntad clara de implementar esta trasformación

  • Este punto no está nada claro. Hay muchas declaraciones y pocas acciones. Por detallarlo un poco más: existe el propósito (por qués y para qués), se han identificado los valores (están escritos en las directivas), hay una visión clara (proyecto PEPPOL), hay ideas suficientes (Estándares de identificación  e interoperabilidad CEN BII, stork), pero falta un nivel de voluntad política claro que permita que las inversiones necesarias tengan un beneficio seguro. Todos los estados miembros, todas las autonomías, todos los ayuntamientos están generando sus versiones sin un plan de coordinación que pueda asegurar el retorno de las inversiones.

Está claro que faltan aún algunos elementos, pero lo importante no son los elementos sino las actitudes que como organización debemos conseguir para alcanzar el éxito, para conseguir que los esfuerzos (personales, inversiones, gobierno) obtengan los resultados esperados. Repasemos las características necesarias para que las personas, y por asimilación las organizaciones, sean capaces de conseguir sus propósitos y apliquemos estás características a la situación de la contratación pública electrónica, según mi opinión, este podría ser el resultado:

–         Pensamiento sistémico: No hay un compendio claro y accesible del espacio del problema. Se acometen por parte de la Comisión Europea soluciones parciales: La licitación para el mercado único, pero el problema es mayor que la licitación y si no se resuelve de forma sistémica no generamos soluciones, generamos más problemas.

–         Dominio Personal:  Esto tiene que ver con visiones a corto plazo, en las que las arquitecturas de la información establecidas no van mucho más allá de la arquitectura de mi administración, y con suerte mis proveedores, y no se consideran arquitecturas capaces de hacer que el negocio (la contratación pública) alcancen las cotas previstas (el marco del mercado único panueropeo de contratación pública en formato electrónico)

–         Modelos Mentales:  Seguimos pensando que el formato electrónico es muy complejo porque no lo entendemos. Hay que entenderlo y gobernarlo. En caso contrario no ofrecerá los beneficios. Pero es ingenuo pensar que podemos poner el formato electrónico a la contratación pública sin entender y gobernar las tecnologías de la información. No tiene sentido.

–         Visión Compartida: Sería deseable que hubiera un autentico plan de implantación a nivel europeo. Dado que los problemas de coordinación y autoridad en Europa aún no están resueltos, hay que conseguir, como sea, un Plan de Implantación Nacional de la Contratación Pública Electrónica. No es opcional. Las inversiones no pueden hacerse sin un beneficio constatable y asequible.

–         Aprendizaje en equipo: Entendiendo como organización el conjunto de las administraciones españolas y el conjunto de las empresas españolas, este punto es crucial. Hay que aprender en equipo aunque solo sea para no seguir cometiendo los mismos caros y estúpidos errores una y otra vez.

¿Consideráis que la Contratación Pública Electrónica en España, cuenta con la presencia de todos los elementos necesarios para que se produzca la innovación a través de la trasformación al formato electrónico de la contratación pública?

Si no están todos los elementos, ¿cuáles son los que echáis en falta?. ¿Es posible conseguirlos? ¿Cómo?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

El Comité Económico y Social responde a las preguntas del libro verde sobre contratación pública electrónica.

En estas líneas quiero resumir lo que en mi opinión es más relevante de las respuestas que el Comité Económico y Social Europeo (en adelante CESE) ha dado a las preguntas planteadas en el Libro verde de la Comisión Europea sobre la generalización del recurso a la contratación pública electrónica.

El documento tal y como se ha publicado en el Diario Oficial de la Unión europea, lo podéis descargar en este enlace.  En tinta azul os paso mis reflexiones al inicio del resumen y algunas más en el propio resumen.

Aclaraciones previas.

Lo hemos comentado en este blog con anterioridad cuando hablamos de las funciones principales de la contratación pública con el acrónimo ARTE (Archivo, Relación, Tramitación y Explotación) . Las instituciones europeas se centran en la parte de relación electrónica con el mercado porque es la función necesaria para conseguir el mercado único. Ese es su objetivo fundamental. Sin embargo las administraciones públicas tienen que tener en cuenta el resto de las funciones: archivo electrónico, tramitación electrónica y explotación electrónica. En mi opinión, no es posible generar una trasformación a la contratación pública electrónica con éxito atendiendo sólo a una de las funciones que integran este servicio público.

Por tanto todo lo que discute  el CESE es alrededor de cómo generar una relación electrónica entre las administraciones y el mercado (los proveedores) que habilite un mercado único paneuropeo, interoperable, y asequible de contratación pública. Y no comenta, presumiblemente porque no está dentro de su ámbito de actuación, el resto de los aspectos funcionales que hay que tener en cuenta, y cuya trasformación al formato electrónico son, al igual que la relación electrónica, de vital importancia para conseguir los objetivos globales marcados.

Mi conclusión final es que el CESE apunta claramente en una dirección:

–          No hay opción de conseguir los beneficios propuestos (mercado único de la contratación pública en Europa) si no se realiza adecuadamente  (plazos y presupuestos) su trasformación al formato electrónico, y la consiguiente capacitación de los agentes (administraciones y empresas) para manejar este formato con sus retos específicos, junto con sus características especiales y diferentes del formato papel.

Y esta dirección debería tener en cuenta los siguientes aspectos del problema:

–          Para realizar esta trasformación, el elemento habilitador son las TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN, pero no hay que olvidar el resto de elementos: personas, procesos y estructuras. Estas tecnologías de la información ya han demostrado ser capaces de lo mejor y de lo peor. Todo depende que cómo se gobiernan estas tecnologías para que ofrezcan al negocio los beneficios esperados en función de las inversiones realizadas. El rol político y de alta dirección administrativa deben asumir las responsabilidades inherentes a su cargo y gobernar las TI para que permitan obtener los beneficios en consonancia con las inversiones.

–          No podemos pensar ilusamente que el proceso que gestiona el 20 % del PIB Europeo va a generar esta ingente trasformación que representa el formato electrónico en la contratación pública sin una dirección, evaluación y monitorización (gobierno) adecuados.

 1. Conclusiones y recomendaciones

  • Se precisa un marco intereuropeo para la contratación pública electrónica, es fundamental para  el mercado interior, dada la importancia de la contratación pública en el PIB de todos los Estados miembros;
  • La contratación pública electrónica  reduce costes;  agiliza el proceso, aporta más transparencia, y acerca más la sociedad de la información.
  • El marco de la contratación pública electrónica no puede estar separada de la revisión del marco legal de la contratación pública.
  • Hay ejemplos de mejores prácticas:  Portugal que ha utilizado la obligatoriedad del formato electrónico en la relación electrónica entre administración y proveedores.
  • Que la Comisión Europea,  asuma un liderazgo fuerte y efectivo  con vistas a lograr un marco de la contratación pública electrónica integrado, interoperable y normalizado respecto de las empresas y la tecnología en todos los Estados miembros.
  • Se precisa un mecanismo de seguimiento de la aplicación de los planes
  • la Comisión Europea, a buscar soluciones innovadoras para superar los problemas que plantean los procedimientos de las empresas y el idioma.
  • La Comisión, además, debe asumir un papel de líder (predicar con el ejemplo)
  • La contratación pública electrónica sirve como vehículo para fomentar el comercio paneuropeo en el mercado interior tanto para las pequeñas y medianas empresas (pymes) como para las microempresas.
  • Que todas las convocatorias de contratación pública en los Estados miembros –tanto por encima como por debajo del umbral se publiquen en el portal de la entidad adjudicadora nacional;
  • Que las pymes reciban asistencia mediante iniciativas directas para la creación de capacidades,
  • Que la arquitectura de la contratación pública electrónica sea interoperable y esté basada en normas abiertas y en programas de fuente abierta.

2. Respuestas a las preguntas del libro verde sobre generalización del recurso de la contratación pública electrónica

Pregunta 1.

La contratación pública resulta controvertida a veces y el resultado son acusaciones de corrupción y prevaricación. Si bien la falta de voluntad política puede ser uno de los motivos, con toda probabilidad existen también otros factores subyacentes, como los niveles de uso informático en los distintos Estados miembros y la complejidad a la que deben hacer frente determinados sectores a la hora de llevar a la práctica la contratación pública electrónica.

No se deben imponer en el formato electrónico unos requisitos técnicos más onerosos que no estaban presentes en el proceso tradicional.

La estrategia actual de la Comisión permite a los Estados miembros crear su propia y exclusiva plataforma de TIC para la contratación pública electrónica.

Los Estados miembros deberían guiarse por unas directrices y normas al respecto elaboradas por el grupo de trabajo de la Comisión Europea sobre interoperabilidad. (normas CEN BII y experiencias de su utilización en el proyecto PEPPOL)

Una red de contratación pública electrónica exige un enfoque normalizado en lo relativo a la arquitectura de las TIC  y en lo relativo a los procesos empresariales .

Una transición de varias velocidades a la contratación pública electrónica ha dado como resultado la multiplicidad de enfoques a escala regional y local en los Estados miembros.

Si se considera objetivo estratégico la puesta en marcha de la contratación pública electrónica a nivel nacional y transfronterizo, el CESE recomienda a la Comisión Europea dar más prioridad a esa puesta en marcha y contar con el respaldo de un mecanismo de supervisión más sólido y efectivo, basado en medidas preventivas y correctivas, igual que ocurre en otros ámbitos políticos de la administración electrónica.

Pregunta 2.

El CESE reconoce los siguientes retos:

Sobre el liderazgo político y administrativo para la implantación de la contratación pública electrónica, el CESE lo considera una dificultad específica.

El CESE añade que en una iniciativa estratégica de estas características la Comisión Europea debería haber encabezado la contratación pública electrónica mediante la creación de una plataforma al respecto para todas las direcciones y agencias de la Comisión al llegar a su término el Plan de Acción sobre contratación pública electrónica.

Hacia un entorno técnico interoperable. También hay que conseguir la interoperabilidad legal que es un elemento que no está conseguido.

Pregunta 3.

El CESE está de acuerdo en que debe incentivarse a la administración pública nacional y las entidades adjudicadoras para que introduzcan un marco para la contratación pública electrónica.

no debería mantenerse la estrategia de varias velocidades

La utilización innecesaria de tecnologías complejas, como PKI. De acuerdo en la parte de identificación y Acceso pero no en la parte de confidencialidad. Hay que conseguir que la confidencialidad pueda obtenerse con total garantía por parte de los proveedores. Sin ello no habrá confianza real en el sistema de contratación pública.  

Las pymes son el eje empresarial de la empresa de la UE.

garantizar el acceso a una tecnología que podría facilitarse a través de nodos tecnológicos facilitados por las autoridades competentes responsables de la política empresarial o por órganos constituidos que representen a las pymes;

— acometer iniciativas para crear conocimiento y capacidad dirigidas a las pymes,

utilizar la contratación pública electrónica y la formación en capacidades,

Pregunta 4.

Las entidades adjudicadoras son entidades gubernamentales y están sometidas a la política del gobierno. Estados miembros empleen estrategias para la puesta en marcha de la contratación pública electrónica

La cuestión es si la contratación pública electrónica debería ser el único canal para participar en la contratación pública.

Pregunta 5.

El CESE está a favor de un instrumento de contratación pública, como la subasta electrónica, que por su propia naturaleza exige un marco de contratación pública electrónica, sujeto, no obstante, a la creación de un marco de asistencia a las pymes,

El CESE recalca el peligro de la brecha digital, pues creará competencia desleal, ya que las pymes estarán en desventaja a la hora de participar en la contratación pública a causa de una barrera tecnológica.

Pregunta 6.

El CESE cree que la contratación pública debe canalizarse fundamentalmente a través de la contratación pública electrónica,

si las pymes y las ONG tienen capacidad para operar en un entorno B2G.

Pregunta 7.

Las barreras innecesarias y desproporcionadas a la participación transfronteriza por lo que se refiere a la contratación pública electrónica surgirán principalmente de los retos siguientes:

mecanismo de autenticación,

procesos empresariales,

idioma,

disposición a abrir los mercados locales a la competencia.

El CESE sugiere que la Comisión Europea diseñe y apruebe un plan de acción concertado y completado mediante la puesta en práctica de un sistema de seguimiento para garantizar que se salvan dichos obstáculos.

Pregunta 8.

 la participación en el comercio transfronterizo mediante la contratación pública por debajo de los umbrales por parte de las pymes y las microempresas reforzará el Mercado Único.

Pregunta 9.

El CESE cree que el marco legislativo para la contratación pública electrónica es exhaustivo. El fracaso surge de la falta de voluntad de aplicarlo.

Pregunta 10.

Demasiado a menudo las soluciones están guiadas por la arquitectura técnica, no por los procesos empresariales..

el CESE propone que el trabajo en este sentido se base en el Expediente Virtual de la Empresa que está realizando la Contratación Pública Paneuropea en Línea (PEPPOL, Pan-European Public Procurement Online).

Pregunta 11.

Una posible solución podría ser que la Comisión desarrollara una herramienta para la traducción de contrataciones en línea específicamente diseñada y adaptada al lenguaje técnico de los documentos de las licitaciones, es decir, prestando especial atención a cómo traducir correctamente palabras técnicas como «podría», «obligatorio», etc., sin matices que pudieran dar lugar a malas interpretaciones.

Pregunta 12.

El CESE recomienda que la Comisión influya en los Estados miembros para que construyan marcos de contratación pública electrónica basados en normas abiertas.

El CESE recomienda a la Comisión animar a los Estados miembros a utilizar la solución abierta e-Prior que la Comisión ha puesto a disposición como componentes de fuente abierta y gratuita para la integración de cualquier solución para la contratación pública electrónica que esté en fase de diseño.

Pregunta 13.

El CESE recomienda que la Comisión fomente e incremente la provisión de soluciones de fuente abierta para la integración en sistemas de contratación pública electrónica existentes o en desarrollo.

Pregunta 14.

El CESE está de acuerdo en que la Comisión Europea debería seguir desarrollando su serie de aplicaciones, como las soluciones de e-Prior y ponerlas a disposición de los Estados miembros para que las usen.

Pregunta 15.

Como se ha señalado, la Comisión Europea y los Estados miembros deben acometer iniciativas para la creación de capacidades que ayuden a las pymes a prepararse para el comercio electrónico B2G. El problema del idioma es un obstáculo que las pymes tendrán muchas más dificultades en superar si quieren participar en la contratación pública electrónica dentro de la UE.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }

Implantación «ágil» de la contratación pública electrónica

Cuando establezco un dialogo positivo y sincero con las personas que se responsabilizan de poner en marcha las iniciativas de trasformación a la contratación pública electrónica, tengo la sensación de que no siempre tenemos la misma visión del problema, y esto  hace que las soluciones no sean compartidas. Esta situación me apunta a que estoy en un ámbito complejo y que las decisiones y modos de actuar deberían tener en cuenta dicho ámbito.

En mi opinión, la contratación pública es un procedimiento complejo, realizado por agentes jerárquicamente independientes (por ejemplo un órgano de contratación y un interventor) que comprometen a comprador (administración) y proveedor (empresas) de forma libre, pero en desequilibrio (las partes no son iguales por el principio del bien general en la contratación pública).

Realizar la trasformación al formato electrónico de este servicio, en su ciclo completo, no requiere sólo una aproximación tecnológica. Ya hemos comentado que la tecnología es el elemento habilitador pero no el único elemento.  Las personas, los procedimientos y las estructuras organizativas son piezas fundamentales en esta transformación, e ignorarlas suele conducir al fracaso en estos proyectos (inversión sin beneficios).

Pero el hecho de que la trasformación sea difícil no la hace menos apetecible porque lo que sí parece que se cumple, es el efecto positivo directo de los beneficios en las administraciones (presupuesto, eficacia y eficiencia) y el beneficio, que algunos pueden pensar que es colateral pero que para mí también es un beneficio directo,  lo representa el hecho de que las empresas “aprenden” a relacionarse en formato electrónico con las administraciones (deberían de ser todas, y pueden ampliar sus mercados y ser más competitivos y productivos).

La implantación de la contratación pública electrónica no puede ser vista únicamente como algo monolítico y planificable. Se puede planificar y hay que hacer planificación pero deben hacerse planificaciones cortas, rápidas y seguras, que nos permitan aprender a través del uso. Me explico. Si aprendemos a licitar un contrato menor en formato electrónico, estamos utilizando sistemas de información sin introducir excesivas complejidades inicialmente que nos pueden paralizar (rechazo a lo desconocido y miedo al fracaso en algo muy importante). Y por el contrario aprendemos a utilizar el formato electrónico para que cuando tengamos que hacer un procedimiento de contratación abierto, por ejemplo,  el formato electrónico no cause ningún problema de adaptación. Ya sabremos utilizar este formato electrónico.

Otro elemento importante en la implantación ágil de la contratación pública electrónica es que antes de realizar una “reingeniería del procedimientos de contratación” que con casi total seguridad será necesaria, el hecho de conocer el formato electrónico y sus características nos ahorrará una reingeniería de procedimiento en papel pasadas al formato electrónico,  con el desajuste y errores que ello conlleva.

Pero lo más importante es que las personas  y las estructuras (están formadas por personas) podrán asimilar la tecnología sin traumas y entendiendo los cambios que vienen y que hay que adoptar. Este punto nos permitirá ir adecuando los próximos pasos sin la rigidez de una planificación que cuando empieza a complicarse y se ve como imposible y carente de sentido y enseguida se asume el fracaso.

Creo que lo importante para la trasformación es fomentar el uso rápido y seguro del formato electrónico, allí donde se pueda realizar. Nadie echa gasolina a un coche que no va a usar. Ninguna administración gastará (a no ser que la obliguen) en la trasformación al formato electrónico de la contratación pública si no utiliza este formato y comprueba sus beneficios. Y añadiría que con un esfuerzo razonable.

Por estas razones considero que las implantación de la contratación pública electrónica tienen que seguir las metodologías “ágiles” que tan buen resultado dan en la resolución de los problemas complejos. Porque la implantación de la contratación pública electrónica es un problema complejo. En cualquier organización.

Si podéis echad un vistazo a los trabajos y seminarios de Dave Snowden sobre la complejidad  y pensad si  la trasformación a la contratación pública electrónica entra dentro de los sistemas complejos, es más bien un sistema complicado, o incluso un sistema simple. Este video del propio Dave Snowden os puede ayudar a tratar de entender el tipo de sistema que representa la trasformación a la contratación pública electrónica (¡cuidado¡  no la contratación pública en sí). Porque si estamos ante un sistema complejo (el de la trasformación a la contratación pública electrónica) entonces hay que determinar la forma de actuar y la manera en la que tomamos las decisiones. Y si es así,  tal y como comenta Mario Lopez de Avila :  Agile es [debería ser] la opción por defecto para el ‘manejo’ en el ámbito de lo Complejo.

¿Vosotros creéis que la trasformación a la contratación pública está en el ámbito de los sistemas (personas, contexto y herramientas) complejos? ¿O solo necesitamos que los expertos nos guíen un poco (ámbito de los sistemas complicados) y lo demás se puede hacer por imposición?.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comments { 0 }