Archive | agosto, 2014

El futuro (electrónico) de la contratación pública según Neelie Kroes

 

Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea, muy activa en las redes sociales, y una auténtica fuente de inspiración sobre el futuro que podemos construir los propios europeos, ha publicado hoy en una entrada en su blog sobre el futuro de la contratación pública.

Os recomiendo su lectura porque me ha parecido que es buen comienzo para este curso 2014-2015, donde esperamos, que la contratación pública electrónica pase a ser uno de los objetivos del sector público para dotar al presupuesto de contratación (el 20 % del PIB) de transparencia, eficiencia, igualdad de trato, productividad, y todas las virtudes que venimos contando en el blog. Es obvio que es una necesidad para que nuestra sociedad siga progresando de forma sostenible.

Es verdad que el viaje a la contratación pública electrónica no ha sido fácil, de momento. Probablemente, no lo sé, porque hasta ahora no era un viaje obligatorio.

Ahora es un destino que hay que alcanzar, como un requisito, no como una opción. Y probablemente habrá recursos y estructuras para llevarlo a cabo de forma fácil y eficiente. No hay excusas. No puede haberlas. Ni excusas, ni retrasos.

El Reino de España no está entre los pioneros de realizar la contratación pública electrónica, porque sus clases políticas y administrativas dirigentes no lo han querido así. Como sociedad tenemos el conocimiento y la madurez organizativa para haberlo hecho hace muchos años.

Pero el interés general ha sido apartado para dejar paso a otro tipo de intereses. El sentido común de utilizar el formato electrónico en la contratación pública se ha relegado durante años para mantener y reforzar prácticas poco recomendables, por desidia o por falta de valentía.

Ya no seremos los pioneros, pero vamos a intentar no ser los últimos. No debemos dejar pasar la oportunidad de utilizar  esta palanca de productividad (la contratación pública electrónica) lo antes posible.

Tenemos recursos y conocimientos suficientes para hacerlo bien. Merece la pena. De verdad.

Vamos a ello.

Comments { 3 }