Categorías
Estrategia

Los retos de la contratación pública electrónica.

No todos los retos de la contratación pública electrónica se tienen presentes cuando se incia un proyecto de trasformación al formato electrónico.

La contratación pública electrónica es una necesidad de las sociedades modernas, en lo relativo a empresas y administraciones, al permitir y fomentar  que las compras públicas generen un entorno de competitividad y productividad orientados al progreso y el bienestar.

El volumen de recursos que moviliza y todas las posibilidades que tiene de regular y redirigir esfuerzos para balancear los desequilibrios de sociedades complejas, hace de la contratación pública una auténtica palanca que puede ser utilizada para aumentar la competitividad y la productividad del tejido económico de la sociedad además de para reequilibrar áreas clave que permitan a la sociedad avanzar (medio ambiente, inserción social, innovación, participación privada, gestión integral…)

Pero, ya hemos comentado  que no es fácil. Y las dificultades son muchas y variadas. A la hora de acometer la TRASFORMACIÓN al formato electrónico de la contratación pública encontraremos  dificultades que podemos agrupar en la siguiente clasificación. (Les voy a dar el nombre de “reto” por aquello de ser positivo, pero si no tuviera que ser positivo les llamaría “problemones”).

RETO DE IDENTIFICACIÓN DE RESPONSABLES.

–         No es fácil identificar de forma clara quién y cuándo tiene la responsabilidad de llevar a cabo esta trasformación. Es bastante más complicado de lo que pudiera parecer a simple vista. O al menos a mí me lo parece.  No es sólo un problema de autoridad, es también un problema de motivación y saber involucrar  a las personas que intervienen en el proceso.

RETO TECNOLÓGICO

–         Los estándares que permiten la interoperabilidad tienen muchos problemas legales y de coordinación de esfuerzos. Además hay que pensar en que los proyectos no tienen solo dimensiones funcionales (Archivo, Relación, Tramitación y Explotación) sino temas no funcionales como seguridad, rendimiento , confidencialidad, auditabilidad, ….

RETO SOCIAL

–         La contratación pública es una palanca de productividad y competitividad para las empresas, pero su adopción generalizada supone un auténtico problema organizativo y de gestión que hay que evaluar, dirigir y monitorizar.

–         Permite una redistribución de recursos orientados a sectores desfavorecidos o con riesgo de exclusión (inclusión social, medio ambiente, tecnología innovadora…)

RETO ADMINISTRATIVO

–         Trata de fomentar la trasformación de una función administrativa actual y basada en el papel, a una actividad orientada a una función mucho más económica sin abandonar la conformidad con las leyes y los reglamentos en el ámbito administrativo correspondiente.

RETO DE GESTIÓN del CAMBIO CULTURAL

–         Conseguir el cambio de cultura que requiere el formato electrónico desde el formato papel. Este es un gran cambio.

RETO DE ESTRATEGIA

–         Conseguir realizar la trasformación con recursos escasos, baja involucración de los agentes, sin hacer más complejo el procedimiento, incrementando la concurrencia y las herramientas que sacan provecho del formato electrónico.

Todos estos retos se pueden descomponer en hechos mucho más concretos y que podemos identificar claramente para poder hacerles frente con ciertas garantías (probabilidades) de éxito.

¿Vosotros pensáis que existen más retos en la TRASFORMACIÓN de la contratación pública al formato electrónico? . Y por otra parte ¿creéis que todos estos retos se tienen en cuenta cuando se inicia un proyecto de este tipo?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.