Categorías
General

Definición previa del problema para determinar las arquitecturas de los sistemas de información de la contratación pública electrónica

En muchas ocasiones, tenemos la mala costumbre (yo también) de pasar a exponer la solución de problemas que aún no han sido bien definidos o cuyo espacio abarca mucho más conocimiento y experiencia de lo que solo una persona puede llegar a tener.

No sé si este es el caso en la definición de las arquitecturas de los sistemas de información que tienen que dar soporte tecnológico a la contratación pública electrónica en nuestro país y de forma coordinada con el resto de Europa.

Yo creo que si lo es, y por eso voy a intentar esbozar lo que yo considero que puede ser un planteamiento completo del enunciado de este problema. De forma breve.

Como siempre, aquellos lectores que consideren este planteamiento del problema inadecuado, incompleto o inexacto pueden hacernos llegar sus propuestas o dudas a través de los comentarios del blog. Incluso si alguno quiere dar su solución podremos comentarla y en su caso contrastarla con otras.

Enunciado del problema.

Hay dos grandes áreas de regulación jurídica que forman una base amplia de prescripciones técnicas y funcionales:

  • las directivas comunitarias de contratación pública (con su futura transposición) y
  • las leyes nacionales de procedimiento administrativo y de régimen jurídico del sector público (leyes 38 y 40 de 2015). 

Las directivas de contratación pública establecen la obligatoriedad de la digitalización de algunas fases (relación con el mercado, lo que puede fomentar la creación de un mercado único de contratación pública) del proceso de adquisición de bienes y servicios por parte del sector público.  En el espíritu de estas directivas está que una vez conseguida la digitalización pueda realizarse la transformación digital del servicio de contratación en al menos alguna de estas áreas: inclusión social, medio ambiente, innovación y fomento de la intervención de las pymes en la contratación pública.

Las leyes nacionales sobre la relación del sector público con los ciudadanos y empresas, y el sector público entre sí establece como obligatorio el expediente electrónico y las relaciones de los operadores económicos con las autoridades contratantes.

Estas dos grandes áreas de regulación jurídica conforman lo que podemos llamar contratación electrónica integral. Aquellas que se debe realizar en formato electrónico en todo el ciclo de vida del proceso de adquisición de bienes y servicios por parte del sector público incluyendo el formato electrónico en toda relación con el mercado que contemple este procedimiento.

Resultados esperados.

En relación a las arquitecturas: Productos y servicios que en régimen de libre competencia para autoridades de contratación y para operadores económicos, puedan hacer viable y asequible la digitalización del servicio de contratación (contratación electrónica) y en su caso, la posterior transformación digital de este servicio (contratación estratégica).

En relación al servicio de contratación: Los resultados perseguidos por esta regulación jurídica son conseguir un mercado único de contratación pública interoperable y asequible en los países que componen la Unión Europea que garantice los principios de las Directivas de Contratación: igualdad de trato, trasparencia, concurrencia, integridad, proporcionalidad y subsidiariedad.

Estos resultados deben ser equiparables a la formación de un mercado nacional de contratación pública electrónica interoperable y asequible entre las distintas administraciones del sector público nacional: Entidades Locales, entes y empresas públicas, Autonomías, Administración general del Estado…

Datos sobre el espacio del problema.

  • Volumen: la contratación pública mueve un presupuesto de compras que representa en el espacio europeo aproximadamente el 20 % del PIB europeo. En España representa alrededor del 18,5 %. La tendencia es a aumentar.
  • Este volumen de presupuesto es la herramienta principal de actividad política de las democracias a través de los servicios de contratación.
  • Los elementos principales de decisión y gestión alrededor de la contratación y sus responsables son los siguientes:
    • Qué y cuándo compro: Decisión política (políticos electos o designados)
    • Cómo y a quién: Decisión técnica (funcionarios)
  • Los destinatarios-beneficiarios de las compras son los ciudadanos y empresas que reciben los bienes y servicios de la administración pública.

Datos sobre la tipología del espacio del problema.

  • Lo que se compra aproximadamente se puede dividir como sigue:
    • Obras: 5 %
    • Suministros 25 %
    • Servicios 70 %
  • La forma en que se compra
    • Abiertos
    • Negociados
    • Restringidos
    • Menores
    • Catálogo
  • El mercado es un mercado denominado Business to Business B2B, en su variante B2G – Business to Government (son organizaciones cuya tendencia es a relacionarse Machine to Machine M2M). En contraposición a la tipología de mercado Business to Consumer B2C (son consumidores los que se relacionan con los sistemas de los vendedores y esta relación es People to Machine P2M, y su forma típica son las plataformas donde, o bien el vendedor ofrece directamente servicios al consumidor o bien gestiona las relaciones entre vendedor y comprador en un modelo de doble cara – intermediación-)
  • En los mercados B2B, el uso de las plataformas es conflictivo porque las plataformas permiten conocer datos –machine learning- de forma agregada y automáticamente procesada, pudiendo desvelar las ventajas competitivas o la estrategia comercial de cualquier proveedor, teniendo como consecuencia la vulneración de la competencia y una injusta asimetría de información entre el comprador y el vendedor, o entre vendedores entre sí.

Datos sobre las características técnicas y funcionales del espacio del problema: 

  • La contratación electrónica requiere de sistemas de información que soporten al menos las fases de publicación, licitación, notificación y facturación (relación entre el sector público y el mercado. En España hay que completar esto con el expediente electrónico en virtud de las leyes 39 y 40 de 2015.
  • Es una relación de muchos (organismos) a muchos (proveedores). Estas relaciones se resuelven técnicamente con una relación de muchos a uno (concentrador-punto de acceso) y de uno a muchos. Y se apoya con una red de los puntos de acceso que son capaces de localizar a cualquier nodo en la red (los medios de pago y sus redes son un ejemplo de esta relación). El proyecto PEPPOL de la Comisión Europea ha construido una red y los protocolos necesarios para proporcionar estos servicios de descubrimiento, admisión, intercambio e intercambio de mensajes (estándares promocionados por el CEN, con el taller BII (Business Interoperable Interfaces).
  • En la legislación española, como ya se ha comentado, se requiere así mismo la de expediente y archivo electrónico y por extensión la de funciones asociadas al uso intensivo de datos: minería de datos y minería de procedimientos.
  • Estas últimas funciones derivadas de la digitalización integral del servicio deberán permitir acometer y sistematizar la contratación estratégica: innovación, inclusión social, medioambiente y fomento de las pymes en la contratación pública.

Resultados esperados de la arquitectura de los sistemas de información: 

  • Generación de un mercado único interoperable y asequible
  • Impulso de la productividad en el sector público a través de la re-profesionalización y el uso intensivo de datos para diseñar y ejecutar las políticas públicas de los cargos públicos electos.
  • Impulso de la competitividad del sector privado, basado en la igualdad de oportunidades el mérito y la simetría de información del mercado público.
  • Fomento de la minimización de los costes de transacción que permita en la adquisición de bienes servicios la eliminación o minimización de los costes de estructuras innecesarias (fomento de las pymes, y autónomos).

Principales opciones a considerar en relación a las arquitecturas de sistemas de información: 

  • Plataformas de comprador públicas o privadas (basadas fundamentalmente en portales con una gestión Persona (operador económico) a máquina (autoridad contratante)
  • Plataformas de vendedor privadas (no se han materializado aún, pero consistirían en agrupar los servicios de presentación de ofertas y relación con el sector público en una plataforma privada que de servicios a un conjunto de operadores económicos).
  • Red de nodos con capacidad de interoperar en todo el proceso de adquisición a través de la red Peppol y los estándares CEN BII. (TC 440). Estas redes conectan distintas comunidades heterogéneas en una red de intercambio estandarízada y segura.

Experiencias y teorías. 

  • En los países miembros de la Unión Europea hay todo tipo de soluciones. Los países nórdicos están avanzando por la vía de la red de nodos con capacidad de interoperar y el uso de estándares (CEN BII).
  • Portugal es el país que representa la arquitectura de plataformas privadas y un núcleo público (Base)
  • Alemania está aún determinando su arquitectura (e-SENS).
  • España tiene un escenario poco definido aún con una plataforma pública y varias iniciativas privadas con distintas arquitecturas.
  • La unión Europea no ha exigido (¿aún?) el uso de estándares en la relación electrónica del sector público con el mercado, pero tanto el CEN como UN/CEFACT están tratando de generar un estándar que pueda ser universal y aplicable al mercado b2b intersectorial. (CEN TC-440)

Recomendaciones para el dialogo.

Una vez definido bien el espacio del problema y los objetivos que se quieren conseguir, lo ideal es juntar en un espacio a los actores participantes y tratara de establecer las reglas del juego que permitan conseguir el bien común en el proceso de defender el bien de cada uno de esos actores. Estas son algunas posibles ideas útiles.

  • Generar un espacio donde se puedan intercambiar ideas, y defender intereses propios a la luz del interés general, con todos los agentes implicados.
  • Definir claramente el enunciado del problema
  • Establecer los peligros y capacidades ocultas, alrededor de los datos de la contratación y su utilización que aún no se han hecho visibles.
  • Establecer un dialogo con las partes en las que se evidencien las posibles soluciones y se puedan establecer las pautas y regulaciones y homologaciones que todos los actores deben cumplir para soportar la digitalización del servicio de contratación pública y el mercado único de contratación pública electrónica.
  • Identificar procesos de cambio y la forma de llevarlos a cabo en los tres niveles que hay que tener en cuenta: individual, organismos (publicos y privados), instituciones.
  • Generar un conjunto de reglas (pocas y claras) que delimiten el campo de actuación de los actores públicos y privados para conseguir el objetivo de la digitalización del servicio de contratación pública a través de la arquitectura de sistemas de información propuesta.

Mi reflexión final. 

La definición completa del problema debe ser un conjunto de requisitos que comprenda las visiones parciales de todos los afectados por el problema (individuos, organismos, instituciones, sociedad…) y marque los límites de cada una de estas visiones en función del resultado general que persiga la solución final propuesta. 

Las arquitecturas de los sistemas de información replican las estructuras de poder de las organizaciones donde van a operar. Si la compra pública está descentralizada en 21.000 órganos de contratación, hacer una arquitectura centralizada para ejecutar el presupuesto puede provocar mucha resistencia –pérdida de poder, variación de los equilibrios de poder …. -.

No obstante, en la economía digital en la que nos movemos, los datos tienen que estar disponibles para que las autoridades nacionales y supranacionales sean capaces de tomar las decisiones de la forma más y mejor informada posible.   

“Para cada problema complejo hay una solución simple, clara y equivocada”.

Henry L. Mencken.

La inteligencia colectiva no es mejor que la inteligencia individual en todos los ámbitos, y teniendo en cuenta que es mucho más difícil de gestionar hay que invocarla con cuidado.

Pero en problemas complejos y enormes, como el que nos ocupa: la digitalización del servicio de contratación pública, la inteligencia colectiva puede ser la mejor opción.

Porque además de una estrategia honesta y clara, se requiere la ejecución de esta estrategia a través de la motivación de los agentes y un propósito que impulse su voluntad: la voluntad de miles de agentes que tienen que llevar a cabo esta transición.

Por tanto:

  • Lo primero pues es definir y comunicar bien el problema.
  • Después generar el espacio de dialogo, y tomar decisiones que busquen el interés general (la sociedad), y la convergencia con los intereses particulares que puedan acompañar este interés general.
  • Definir la arquitectura de sistemas de información más adecuada y comunicarla a los actores que intervienen.
  • Delimitar acciones y plazos y llevar a cabo esta transición cuanto antes, porque como es habitual ya vamos tarde.

¿Y que pasa si no definimos bien el problema?

 No obtendremos los resultados que se han planteado.

O los efectos colaterales (externalidades negativas) se producirán de forma extemporánea y sorpresiva.

O no conseguiremos generar una industria de servicios asociados y tendremos que utilizar servicios y productos de otros países.

O….lo que se os ocurra que pueda salir mal por no haberlo previsto…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.