La factura electrónica sigue acumulando impulsos de la Comisión Europea.

Se siguen produciendo comunicaciones de la Comisión apoyando la implantación masiva de la Facturación electrónica en Europa,

La Comisión publicó en el 2 de diciembre, la Comunicación «Cosechando los beneficios de la facturación electrónica para Europa» [COM (2010) 712 final]. La Comisión quiere que la facturación electrónica se convierta en el método predominante de la facturación para el año 2020 en Europa a través de la adopción masiva de la facturación electrónica en la UE que daría lugar a importantes beneficios económicos para las empresas y la industria financiera. Además, debido a la estrecha relación entre los procesos de facturación y pago, la creación de la Single Euro Payments Area (SEPA) ofrece una plataforma de lanzamiento para la interoperabilidad de los sistemas europeos de facturación electrónica.
La Comunicación señala algunas prioridades clave para eliminar las barreras que impiden la adopción masiva de la facturación electrónica en Europa, y propone un conjunto de acciones concretas en línea con las prioridades mencionadas.
Además del documento de referencia las notas de prensa las podéis encontrar aquí en http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?reference=IP/10/1645&format=HTML&aged=0&language=EN&guiLanguage=en

Junto con este comunicado se ha publicado el documento de  Decisión de la Comisión donde se establecen los parámetros fundamentales para la puesta en marcha de la adopción masiva de la  factura electrónica en el horizonte temporal del año 2020.

Las prioridades para conseguir los objetivos expuestos en el documento de la Comunicación son las siguientes:

  • Garantizar un marco jurídico coherente para la facturación electrónica
  • El logro de la adopción masiva del mercado por conseguir que las pymes se incorporen al proceso
  • Estimular un ambiente que propicie el máximo alcance entre los socios comerciales en el intercambio de facturas
  • La promoción de una norma común de facturación electrónica

Para cada una de estas prioridades, la Comunicación de la Comisión establece una serie de acciones específicas por ejemplo:

  • En 2011, la Comisión propondrá una revisión de la Directiva sobre firmas electrónicas para proporcionar el reconocimiento transfronterizo de los sistemas de autenticación segura de correo.
  • La Comisión pondrá en marcha dos nuevos proyectos en el marco de la Competitividad y la Innovación (CIP) para ayudar a sectores específicos de acuerdo sobre los procesos de interoperabilidad para el intercambio electrónico de datos y documentos a lo largo de las diferentes etapas de la cadena de suministro (incluyendo e-facturación) .
  • El Comité Europeo de Normalización (CEN), un importante proveedor de normas europeas y las especificaciones técnicas, deben elaborar un Código de Prácticas incluidas las funciones de una terminología coherente y claramente definidos y responsabilidades de los actores involucrados en la facturación electrónica.
  • CEN debe diseñar directrices para la aplicación de una factura intersectorial  y colaborar con las organizaciones de normalización internacionales , tales como el UN / CEFACT (Centro de las Naciones Unidas para la Facilitación del Comercio y las Transacciones Electrónicas) y la ISO ( Organización Internacional de Normalización) .

Las conclusiones del informe son las siguientes;

  • La adopción masiva de la facturación electrónica se espera que traiga beneficios para la UE en su conjunto y contribuir a su competitividad. Fuera de la UE, el penetración en el mercado de la facturación electrónica está creciendo de forma importante y es fundamental que la UE  no se quede  atrás en estos desarrollos.
  • Los Estados miembros y los interesados están invitados a apoyar la propuesta de medidas y prioridades clavepara alcanzar el objetivo de la adopción masiva de la facturación electrónica.
  • La Comisión supervisará muy de cerca todas las acciones y la adopción de la facturación electrónica y que, a finales de 2013,  se presente un informe del avance al Consejo y al Parlamento Europeo. En el caso de el informe muestre un progreso insatisfactorio de la adopción en curso de la facturación electrónica y una continua  fragmentación, podrían tomarse  nuevas medidas y     recomendaciones  para hacer frente a aquellas áreas que impidan  la adopción masiva.
  • El despliegue de la facturación electrónica con la creación de estructuras para la gobernabilidad tales como los foros nacionales y el Foro Europeo donde las diversas partes interesadas deberían contribuir a construir un enfoque coherente de la facturación electrónica en la UE y facilitar la creación de un entorno de factura electrónica  interoperable y paneuropeo.

Desde mi punto de vista la facturación electrónica es un primer paso coherente y más asequible (no quiero decir que sea fácil) que la contratación pública electrónica y puede servir como iniciador del proceso de esta última.

Si tenemos en cuenta que en síntesis la contratación pública electrónica tiene dos grandes círculos, que se enlazan por el contrato (los famosos pre-adjudicación y post-adjudicación):

–      Publicación, oferta, adjudicación y contrato.

–      Contrato, pedido, factura, pago.

Las fases para la implantación pública electrónica podrían ser las siguientes:

Fase 1:

–      Facturación electrónica de los contratos adjudicados.

–      Cerrar el círculo uno con el contrato el pedido (la orden) la factura y el pago. El pago suele excluirse de los sistemas de información que implementan la contratación pública electrónica, pero no hay por qué excluirlo del ciclo general de la contratación pública.

Fase 2:

–      Publicación de la oferta pública de contratación (es una fase muy adelantada y que supone la generación del mercado único de contratación pública)

–      Presentación de ofertas

–      Adjudicación

–      Contrato

Con estas dos fases se podrían cerrar los dos círculos y a partir de ahí empezar la fase de mejora continua, refinando procedimientos, estándares, y en general todos los procesos de la contratación pública

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

·blog de compras pública eficaces

·blog de contratación pública electrónica.

·Wiki de contratación pública

·Comunidad de prácticas de contratación pública

·Grupo en linkedin

·Grupo en Facebook

·Usuario en Twitter (@econtratacion).

Te esperamos (necesitamos)

Un objetivo para la facturación electrónica de la Comisión Europea.


He considerado interesante la noticia que se publica hoy por parte de la Comisión Europea sobre la factura electrónica:

La Comisión Europea quiere que se adopte a gran escala  la facturación electrónica en 2020

Y os la paso tal cual (la traducción es libre). En el enlace tenéis el orginal. Mis comentarios en itálica.

Comunicado

La Comisión Europea quiere que la facturación electrónica se convierta en el método predominante de la facturación en Europa. En su Comunicación «Cosechando los beneficios de la facturación electrónica (e-facturación) para Europa», presentado hoy  por el Vicepresidente Tajani y el Comisario Barnier, la Comisión Europea identifica un conjunto de acciones concretas para la incorporación más fácilmente de las facturas electrónicas en Europa. Proporcionar datos de la factura formateados electrónicamente podría permitir a las empresas a beneficiarse de los plazos de pago más cortos, menos errores, ahorros en la impresión y reducir los costes de envío. Lo más importante, las facturas electrónicas estructuradas facilitarán la integración de procesos de negocio desde la compra hasta el pago, lo que significa que las facturas pueden ser enviadas, recibidas y tramitadas sin intervención manual.. En la actualidad, el intercambio de facturas electrónicas es a menudo complejo y costoso, en particular, a través de fronteras y para las PYME. La Comunicación de la Comisión aborda estos obstáculos y se complementa con una Decisión de la Comisión para configurar un foro multilateral europeo sobre facturación electrónica.

Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior y Servicios, dijo que «La facturación electrónica tiene el potencial de marcar una gran diferencia, para las empresas, los consumidores y el comercio europeo en su conjunto. Los beneficios en términos de ahorro de tiempo y dinero se ajustan plenamente a con nuestra estrategia «Europa 2020 y con la Agenda Digital para Europa en particular.»

El Vicepresidente Antonio Tajani, Comisario de Industria y Empresa agregó «Revolucionando la forma de pagar las cuentas, la facturación electrónica aumentará la competitividad global de las sociedades europeas, especialmente las PYME»

Las normas vigentes que rigen la facturación electrónica en Europa no son uniformes. Como tal, los beneficios potenciales de la facturación electrónica siguen estando en gran medida sin explotar. Como parte de su gran iniciativa, «Una Agenda Digital para Europa», la Comisión Europea  está centrando sus esfuerzos en la eliminación de barreras para la adopción a gran escala de la facturación electrónica en Europa. Las cuatro prioridades fundamentales en la facturación electrónica son:

  • Garantizar un marco jurídico coherente para la facturación electrónica
  • Conseguir la adopción masiva del mercado involucrando a las pymes
  • Estimular un ambiente que genere una gran implantación entre los socios comerciales que intercambio de facturas
  • La promoción de una norma común de facturación electrónica

Para cada una de estas prioridades, la Comunicación de la Comisión establece una serie de acciones específicas por ejemplo:

  • En 2011, la Comisión propondrá una revisión de la Directiva sobre firmas electrónicas para proporcionar el reconocimiento transfronterizo de los sistemas de autenticación electrónica segura.
  • La Comisión pondrá en marcha dos nuevos proyectos en el marco de la Competitividad y la Innovación (CIP) para ayudar a sectores específicos de acuerdo sobre los procesos de interoperabilidad para el intercambio electrónico de datos y documentos a lo largo de las diferentes etapas de la cadena de suministro (incluyendo la facturación electrónica) .
  • El Comité Europeo de Normalización (CEN), un importante proveedor de normas europeas y  especificaciones técnicas, deberá elaborar un Código de Prácticas incluyendo una terminología coherente y una definición clara de los roles  y las responsabilidades de los actores que internvienen en la facturación electrónica.
  • El CEN debe diseñar directrices para la aplicación de un modelo de datos de factura Intersectorial y colaborar con las organizaciones de normalización internacionales, tales como el UN / CEFACT (Centro de las Naciones Unidas para la Facilitación del Comercio y las Transacciones Electrónicas) y la ISO (Organización Internacional de Estándares).

Para facilitar el seguimiento y la aplicación de estas medidas, la Comisión invita a los Estados miembros a que establezcan foros nacionales de múltiples partes interesadas sobre la facturación electrónica en junio de 2011. La Comisión complementará éstos creando un foro de partes interesadas en la facturación electrónica en la UE.

Antecedentes:

La e-facturación, abreviatura de la facturación electrónica, es la transferencia electrónica de información de facturación y pago a través de Internet u otros medios electrónicos de negociación entre las partes involucradas en las transacciones comerciales. Estas incluyen las empresas, el sector público o los consumidores. En comparación con las facturas en papel, las facturas electrónicas pueden crear ventajas sustanciales para todos los socios comerciales. Según un estudio llevado a cabo en nombre de la Comisión en 2008, en sustitución de facturas de papel por correo ordinario de las facturas en toda la UE podría dar lugar a aproximadamente EUR 240 millones en ahorros a lo largo de un período de seis años.

Dado que la factura precede al pago en cualquier operación de compra también hay un fuerte vínculo con la SEPA (Single Euro Payments Area). El SEPA tiene por objetivo la integración y la normalización de los pagos electrónicos en toda la UE. SEPA y la normalización de la e-factura, por tanto, se refuerzan mutuamente para obtener beneficios. Los beneficios ambientales de la facturación electrónica en términos de reducción de consumo de energía y costes de papel también son importantes.

La masa crítica de soluciones de facturación electrónica interoperables en la Unión Europea está siendo parada  por barreras tales como la ambigüedad técnica, la inseguridad jurídica, y las limitaciones operacionales. Para hacer frente a esta situación, la Comisión estableció una organización independiente e-facturación del Grupo de Expertos, que se adelantó con un informe final a finales de 2009. La Comunicación y la Decisión adoptada hoy se basan en una consulta pública sobre el informe final del grupo de expertos (véase MEX/09/1130 ).

Como parte de la gran iniciativa, la Agenda Digital para Europa (véase IP/10/581 , MEMO/10/199 y MEMO/10/200 ), la Comisión Europea  está centrando sus esfuerzos en la eliminación de los obstáculos  para la adopción a gran  escala de la facturación electrónica en Europa.

Mis comentarios

Al final, y en relación a la facturación electrónica y a la contratación pública electrónica, creo que representan en síntesis  dos círculos concatenados.

  • El círculo de anuncio-oferta-adjudicación-contrato.
  • El círculo de contrato-pedido-albarán-factura-pago.

Estos dos círculos se concatenan y tienen que tener una secuencia lógica y siempre trazable. De esta forma se puede conseguir la información necesaria para los propios negocios y para la administración a la hora de conseguir los famosos principios de las directivas de Compras: trasparencia, concurrencia e igualdad de trato y juntarlos con los valores propuestos por la agenda europea: generar el espacio económico más eficiente del mundo.

Y esto no se consigue por casualidad, ni por la adopción individual sino por la fuerza de una masa crítica que obtiene más beneficios cuanto mejor hace las cosas. En mi opinión, la contratación pública electrónica y la facturación electrónica, son dos palancas que el tejido productivo de la Unión Europea necesita para cumplir sus planes de futuro.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Un plan de difusión de la factura electrónica

A través de una entrada del blog de Procedimientos Telemáticos de Bartolomé Borrego Zabala, nos hacemos eco del nuevo Plan de Difusión de la Factura Electrónica que ha puesto en marcha el Ministerio de Industria Turismo y Comercio.  Este plan incluye un nuevo portal: www.lafacturalectronica.es que contiene información práctica y documentación sobre la factura online, aplicaciones, manuales, etc.

La factura electrónica tiene un importante papel en la contratación pública electrónica. Es una de las fases por las que muchos Estados Miembros como Dinamarca o Suecia han empezado la trasformación a la contratación pública electrónica.

La administración es principalmente  un receptor de facturas;  mientras que las empresas suelen ser emisores y receptores.

Dentro del grupo de estándares del CEN BII (interfaces interoperables de negocios), la factura ocupa un lugar predominante en esta estandarización. Aunque probablemente este grupo de estándares debería haber coordinado sus esfuerzos con el otro grupo de CEN de expertos en factura electrónica.

Se han comentado mucho las divergencias de formatos en la factura electrónica. También se ha discutido mucho que es lo se puede considerar como núcleo de la factura electrónica intersectorial y sobre todo si la factura debería de estar firmada, con firma electrónica o no.

En cuanto a los formatos, se ha llegado a la conclusión de que no son lo más importante. Las empresas y las administraciones pueden convivir con dos o tres formatos siempre que estos sean interoperables. Los formatos actuales según el grupo de expertos de la Unión Europea, dentro del grupo de Factura Electrónica de CEN, se decantan hacia el formato conocido como CII (Cross Industrie Invoice). CEN BII inicio sus primeros pasos partiendo de  la factura en el formato UBL de Oasis, y España utiliza un formato propio que es Facturae, cuyo mayor problema no es el formato en sí,  sino que no está basado en los estándares CCTS (Core Components Technical Specificatios de ISO 15000), aunque previsiblemente irá evolucionando para converger con el estándar internacional y europeo.

En relación a la firma electrónica, hay diversidad de opiniones entre los distintos expertos. Unos opinan que la factura electrónica podría ser una oportunidad para  introducir el uso masivo de la firma electrónica, y otros opininan que es mejor quitar una barrera para su adopción que no pertenece a la factura (en papel no se exige la firma).

Otro problema es la convivencia del formato papel y el formato electrónico. Se puede tener una convivencia de estos formatos a través de la digitalización (certificada o no) cuando se trata de hacer convivir un documento en papel con su representación electrónica. Y a través del código de verificación cuando se trata de hacer convivir un documento electrónico con su representación en papel.

La convivencia tendrá un plazo de tiempo mayor o menor en función de las decisiones y el empuje que se dé a la factura electrónica. En cualquier caso lo más importante es que haya decisiones que apunten a la trasformación al formato electrónico. Una trasformación que ya ha dado evidencias de que aumenta la productividad y la competitividad.   Estos argumentos a favor de la factura electrónica agrupados y  mejor expuestos, los encontráreis en la nueva edición (la versión 3)  del libro de Jualiá Inza y Fernando Pino : “ la factura electrónica” que publicado por Red.es dentro de la colección de Manuales del Plan Avanza, que podéis  descargar aquí.

En conclusión la factura electrónica, desde mi punto de vista, puede ser un proyecto independiente de la contratación pública cuando no se ha iniciado la TRASFORMACIÓN de la contratación al formato electrónico, pero si se inicia esta trasformación la facturación electrónica  debería formar parte de la contratación pública electrónica y sobrepasarla porque no todas las facturas son de contratación, pero toda la contratación tiene facturas. Además en el caso de iniciar la contratación pública electrónica antes de la facturación electrónica, las facturas electrónicas debería de ser uno de los primeros resultados a obtener de los proyectos de contratación pública electrónica.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

·blog de compras pública eficaces

·blog de contratación pública electrónica.

·Wiki de contratación pública

·Comunidad de prácticas de contratación pública

·Grupo en linkedin

·Grupo en Facebook

·Usuario en Twitter (@econtratacion).

Te esperamos (necesitamos)

Factura electrónica en el ámbito de la contratación pública

La factura electrónica en la administración es algo que está bastante unido a la contratación pública . Si bien no todas las facturas electrónicas son del ámbito de la contratación pública, si sería conveniente, y así lo marca la disposición final novena de la ley 30/2007 de contratos del sector público, que todos los contratos puedan ser facturados por vía electronica.

Ya hay paises como Dinamarca y Suecia que llevan años comprobando los beneficios de la factura electrónica en la contratación pública. Lo que no significa que su implantación haya sido fácil.

Aquí en España parece ser que a 30 de octubre de 2010 es cuando se había establecido la necesidad de que los proveedores facturaran electrónicamente a la administración.

Esto es lo que nos comenta la compañía Seres a traves de Computing:

El próximo 30 de octubre se cumplen la suma de los plazos para cumplir con la Ley 30/2007 de Contratos con el Sector Público, donde se establece que “el uso de la factura electrónica será obligatorio en todos los contratos del sector público estatal; no obstante, en los contratos menores, la utilización de la factura electrónica será obligatoria cuando así se establezca expresamente en estas Órdenes de extensión”.

A falta de unos días para llegar a ese horizonte, más de la mitad de las administraciones públicas aún no utilizan la factura electrónica. Esta es una de la principales conclusiones que se desprende de un estudio realizado por Seres que analiza la implantación de la eFactura en las entidades públicas, tanto a nivel local, como autonómico y estatal. Según los datos recogidos, con fecha de 31 de agosto de 2010, “sólo el 40% de las 286 entidades estudiadas (el 72% pertenecían a ayuntamientos, y el restante corresponde a personas de 16 sedes ministeriales y 19 a entidades de las diferentes comunidades autónomas), hacen uso de la factura electrónica, o tienen previsión de hacerlo próximamente; frente a un 59, 84% que no la utiliza o no tiene previsión de hacerlo”.

Si desglosamos los datos dividiendo los obtenidos en ministerios, comunidades autónomas y ayuntamientos, de acuerdo con el estudio de Seres, los primeros son los que peores resultados han mostrado. En este sentido, el texto dice que la necesidad de crear crear un entorno común entre ministerios donde todos ellos puedan trabajar con la factura electrónica ha sido el motivo por el que se ha producido un retraso en la puesta en marcha de la mayoría de los proyectos ministeriales. De momento, “el único ministerio que cuenta con un sistema de facturación electrónica es el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio”, se explica desde Seres. Algunos ministerios, como el de Fomento, han realizado alguna implantación sin que tenga en la actualidad resultado operativo.

Por su parte, y según este estudio, un 37% de las comunidades autónomas ya cuentan con un sistema para que sus proveedores puedan emitir la factura electrónica. Junto con el 26% de entidades que van a poner en marcha a corto plazo la e-factura muestra que más del 60% de las comunidades autónomas están o van a estar en poco tiempo dispuestas a recibir e-facturas.

Finalmente, dentro del marco de los ayuntamientos, La Rioja se sitúa a la cabeza en el uso de la eFactura al contar con el mayor porcentaje de ayuntamientos que pueden facturar telemáticamente, con un 20% de implantación, seguida de Cataluña, con un 19%; Cantabria con un 15% y la Comunidad de Madrid, con un 14%. En el lado opuesto, hay comunidades como Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura y Canarias, en las que casi ninguno de los ayuntamientos encuestados usaba la factura electrónica.

En cualquier caso, la Unión Europea sigue aportando informes y estándares para la normalización de la factura electrónica. Este documento Analysis of Business Requirements for eInvoicing in a Public Procurement Co ntext-Final Study .

El informe es uno de los resultados del programa IDABC sobre facturación electrónica y Orden electrónica, en una iniciativa conjunta de la Dirección General de Mercado Interior y Servicios y la Dirección General de Informática de la Comisión Europea.

El informe está destinado a ser leído por

  • todas las partes implicadas en la iniciación y gestión de la facturación electrónica y la orden electrónica.
  • todas las partes involucradas en la inicicación y gestión de los proyectos de IDABC para las facturas y ordenes electrónicas de la contratación pública.  Incluyendo en particular a la Dirección General del Mercado Interior y a la Dirección general de Informáticas de la Comisión Europea, relacionados con el Programa PEGS (Pan European e-Goverment Services) entre los que se encuentra la contratación pública.
  • Todos los contratantes comprometidos en la ejecución del proyecto .
  • El grupo de expertos en factura Electrónica de la Comisión.

Contiene

  • los resultados de los requerimientos de negocio recogidos para la contratación electronica en el contexto de la contratación pública, habiendo sido estos requerimientos recogidos desde múltiples fuentes:
  • entrevistas con los Estados Miembreso que ya han implemento la facdturación electrónica y el archivo electrónico
  • requisitos legales para la facturación electrónica y el archivo electronico (fundamentalmente relacionados con el IVA)
  • Otras iniciativas de estandarización sobre factura electrónica.
  • Entrevistas con los interesados como pequeñas, medidas y grandes empresas (financieras y tecnologicas, que proporcionan soluciones.

En cualquier caso, y esta es la reflexión, ¿no sería conveniente generar un programa de adopción de la factura electrónica ( a ser posible utilizando estándares europeos e internacionales) que pusieran el acento en la colaboración y cooperación de las administraciones (de cualquier nivel) y las empresas (de cualquier tamaño)?

Únete a la red social de contratación pública electrónica: