Archive | normas y tecnología

RSS feed for this section

La factura electrónica en la contratación pública electrónica.

 

 

La Comisión Europea lleva tiempo intentando, con más voluntad que acierto, implantar la contratación pública electrónica como vía para alcanzar el mercado único de contratación pública en la Unión Europea. De forma colateral hasta ahora, había realizado avances en la facturación electrónica. Pero en este último verano ha unido ambos aspectos, la facturación y la contratación electrónica,  en una estrategia que más o menos implica empezar por la facturación electrónica en la contratación pública electrónica como palanca para generar tracción, no solo para el ámbito del mercado único de contratación pública, sino también para  el mercado único general de la Unión Europea.

Los dos documentos más relevantes que pueden apoyar este punto de vista son los siguientes:

Pero no solo se mueve Europa, también se mueve España.

Se ha publicado en la web del Congreso de los Diputados el 16 de julio de 2013 el  Proyecto de Ley de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público (actualmente en periodo de enmiendas aunque no se esperan grandes cambios)

Con todos estos elementos voy a tratar de comentar en esta entrada cuales son los elementos de negocio fundamentales que se están proponiendo y como las administraciones públicas deberían tratar de resolverlos en sistemas de información que den la capacidad de gestión electrónica de estas funciones.

La norma jurídica

El citado proyecto de ley tiene los siguientes capítulos

  1. El capítulo I concreta el objeto de la Ley y su ámbito de aplicación subjetivo
  2. 2.     El capítulo II establece la obligación de presentación de las facturas en un registro administrativo
  3. El capítulo III se refiere al uso de la factura electrónica en el sector público, estableciendo el formato que debe tener (facturae).
  4. El capítulo IV regula la creación del registro contable de facturas, un nuevo procedimiento para la tramitación de facturas y las actuaciones correspondientes al órgano competente en materia de contabilidad
  5. El capítulo V recoge los efectos de la recepción de la factura, las facultades y obligaciones de los órganos de control interno y la colaboración con la Agencia Estatal de Administración Tributaria

Las estructuras funcionales que se fomentan:

  • Se generan puntos de entrada de facturas, en la Administración Central, en las Comunidades Autónomas y en las EELL (hay capacidad de adherirse a cualquier punto de entrada). El de la Administración General del Estado ya está funcionando.
  • Se prevé la existencia de registros contables de facturas a partir de enero de 2014.
  • Se quiere impulsar la facturación electrónica en el sector privado, no solo cuando se factura a la administración pública sino en la facturación en general.
  • La interoperabilidad con Europa.  Hay que organizar este punto de forma coherente con lo que Europa lleva haciendo hace ya bastante tiempo (PEPPOL? OpenPEPPOL?)

Las arquitecturas de sistemas de información.

Una entidad  cualquiera puede tener un punto general de entrada de facturas electrónicas o adherirse a uno existente (será obligatorio presentar facturas electrónicas en importes superiores a 5.000 euros por factura a partir del 15 de Enero de 2015)

Necesita un registro contable de facturas. Es un repositorio o fichero donde están todas las facturas recibidas junto con sus estados, por ejemplo: (recibida, registrada, validada formalmente, validada contablemente, conformada, rechazada, anulada, con propuesta de pago, con obligación de pago emitida, pagada…).  Será obligatorio a partir de Enero de 2014.

Se puede utilizar este repositorio como archivo de facturas. Sobre este registro general el proveedor puede consultar el estado de su factura que previamente ha cargado o enviado.

Y después se necesitarán más herramientas que nos permitan establecer la relación electrónica, la tramitación electrónica, el archivo electrónico y la explotación electrónica de todos los datos.  Y además de las herramientas se necesita autonomía y competencias personales para manejar el formato electrónico. O lo que es lo mismo, saber utilizar adecuadamente las herramientas. Lo que venimos repitiendo habitualmente.

La interoperabilidad con Europa.

Europa ha decidido aparentemente utilizar la red PEPPOL y los estándares de CEN BII. En este enlace podéis ver el documento de la posición de PEPPOL sobre este asunto, cuyo resumen nos ha traducido Oriol Bausa en el blog de Invinet sistemes.

Entendemos que España unirá sus puntos generales de entrada de facturas electrónicas con la red de contratación pública electrónica europea Open Peppol, para que cualquier proveedor de Europa pueda presentar una factura a cualquier administración española, …. ¿y viceversa?. Esperemos que sí.  Habrá que hacer la transición del formato facturae 4.0 al formato CEN BII.

En la página web de SOCINFO tenéis las presentaciones del seminario de factura electrónica que se celebró el pasado 22 de octubre en donde se comentan de una forma mucho más detallada todos los puntos que hemos expuesto en esta entrada.

La arquitectura que se plantee en factura electrónica, previsiblemente se puede utilizar también en la licitación electrónica. Estaremos atentos y veremos si finalmente es así. Aunque la red PEPPOL aún no ha incorporado la licitación electrónica y si ha incorporado la facturación electrónica.

Mi reflexión.

Una factura tiene un origen y una función propia y otra añadida. El origen de la factura es establecer o materializar una relación contractual: el proveedor ha entregado un bien o servicio al comprador y le presenta un documento con el detalle, la deuda, el plazo de pago…

Pero el Estado, utiliza la factura como base de recaudación del impuesto del IVA, por lo que en la relación comprador vendedor, exige que se genere de una determinada forma y se incluya dicho impuesto. Esto servirá para hacer las declaraciones de IVA correspondiente a las empresas. Y las facturas para presentar (si nos las piden) evidencia documental de estas declaraciones.

Por tanto tenemos una factura que tiene dos funciones: una original(el cobro) y otra añadida(la recaudación). Últimamente se añaden también a las facturas elementos de marketing y comunicación, pero vamos a dejar esto de lado, porque se produce en el sector del consumo.

A partir de aquí parece que se trata de utilizar todas las sinergias posibles (acceder a los contratos, acceder a los pagos de forma rápida…) para generar tracción en la transición al formato electrónico de la contratación pública para generar el mercado único de contratación pública que a su vez, pueda ser el inicio del verdadero mercado único de la Unión Europea. Sin este mercado no podemos competir a nivel global. Ni siquiera los países más grandes.

Quiero recordar a los hipotéticos lectores del blog, que han empezado a definir a Europa con los números 7, 25 y 50. Que significan que Europa representa el 7% de la población mundial, el 25 % del PIB mundial y el 50 % del gasto social mundial.  Mantener estos números en un entorno globalizado y digital requiere productividad y competitividad sin barreras. El formato electrónico en la contratación pública es una herramienta clave, imprescindible para mantener estos números. No es la única herramienta, pero mueve muchos recursos como para tenerla segmentada en 28 trozos, y sometida a procesos lentos y en papel.

Independientemente de si la estrategia es buena o no, lo que echo en falta, conociendo lo que cuestan estas trasformaciones, es un buen plan de implantación con tiempos, presupuestos, resultados. En fin, lo de siempre. Sin estos elementos, en mi opinión,  seguiremos con mucha voluntad pero con poco acierto.

Y si me apuran, a lo de siempre añadiría: incentivos cuando se alcancen en tiempo y forma los resultados previstos, y sanciones cuando no se cumplan. Porque ya hemos demostrado en estos últimos quince años, al menos con estos temas de la contratación pública,  que el interés general es demasiado general para que la necesaria e imprescindible iniciativa personal, de las instituciones y de las empresas se mueva sola.

 

 

 

Comments { 2 }

Los conceptos “lean” y “agile” en la transición a la contratación pública electrónica.

 

 

Desde hace algún tiempo en este blog, hemos venido comentando la necesidad de establecer en la transición a la contratación pública electrónica, la preocupación por el uso adecuado y útil de la tecnología.

La tecnología no aporta valor por sí sola.

La tecnología que no se usa de forma adecuada, no sirve para nada, excepto para “quemar” presupuesto. Y no estamos para alegrías.

Dado que la contratación pública electrónica es la que utiliza el formato electrónico, y no el formato papel,  y eso requiere tecnologías de la información  (como diferente a la tecnología del papel), se requieren herramientas (aplicaciones) que sean capaces de manejar y gestionar los formatos electrónicos (documento, firma, expediente, notificación, registro, archivo, correo, imagen, audio, video…..).

La entrega de tecnología no es suficiente, se requiere el uso adecuado.

Pero estas herramientas, y los servicios que su implantación lleva asociados, han estado muchos años centrando su esfuerzo(en general toda la industria de tecnologías de la información)  en el proceso de la propia entrega de dichos productos y servicios de tecnología, pero desgraciadamente hemos ignorado o menospreciado el uso adecuado de estas tecnologías por parte de las organizaciones que las adquirían.  Y el uso adecuado es lo único que puede aportar valor al cliente. Por tanto no hemos generado todo el valor posible, en algunos casos solo hemos quemado presupuesto.

La industria es consciente y ha generado una norma ISO.

En este punto es donde, desde este blog, hemos recomendado utilizar, para paliar este problema, el modelo y los principios de la norma ISO 38500 sobre el gobierno corporativo de las tecnologías de la información, aplicados a la transición a la contratación pública. Aquí tenéis un enlace con una presentación sobre este asunto.

Pero hay más: Los principios de «lean» y «agile».

Pero antes de hablar del uso tenemos que hablar de los objetivos y las estrategias, y ahí es donde entran los conceptos de “Agile” y “Lean”, en castellano los podemos traducir como ágil y ajustado.

“Lean” (ajustado), viene aplicándose en la industria del automóvil, y su principal promotor fue TOYOTA: Sus principios fundamentales son:

1. Especifique el valor desde el punto de vista del cliente final por familia de producto o servicio.

2. Identifique todos los pasos en la cadena de valor para cada familia de productos, o servicios y elimine en lo posible todos aquellos que no aportan valor.

3. Realice los pasos de creación de valor en una secuencia ajustada de forma que haga fluir el valor del producto o servicio de forma suave hacia el cliente.

4. A medida que se pone en marcha el flujo, deje que los clientes extraigan valor de las actividades de la cadena.

5. Si se ha especificado el valor, se identifican los flujos, y se eliminan los pasos innecesarios (desperdicios), y se ha introducido el flujo y la extracción de valor, empiece el proceso de nuevo y continúe hasta alcanzar la perfección en las que se entrega el valor de modo perfecto sin generar desperdicios.

En la imagen se muestran los principios de «lean«.

 lean principles

Por su parte, “Agile” -ágil-  viene del mundo del desarrollo de software y su principal promotor fue un grupo de desarrolladores hartos de ver como el mundo del desarrollo software no entregaba todo el valor posible.  Estos son sus principios

1. Nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente mediante la entrega temprana y continua de software con valor.

2. Aceptamos que los requisitos cambien, incluso en etapas tardías del desarrollo. Los procesos Ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente.

3. Entregamos software funcional frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, con preferencia al periodo de tiempo más corto posible.

4. Los responsables de negocio y los desarrolladores trabajamos juntos de forma cotidiana durante todo el proyecto.

5. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que necesitan, y confiarles la ejecución del trabajo.

6. El método más eficiente y efectivo de comunicar información al equipo de desarrollo y entre sus miembros es la conversación cara a cara.

7. El software funcionando es la medida principal de progreso.

8. Los procesos Ágiles promueven el desarrollo sostenible. Los promotores, desarrolladores y usuarios debemos ser capaces de mantener un ritmo constante de forma indefinida.

9. La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño mejora la Agilidad.

10. La simplicidad, o el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial.

11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos auto-organizados.

12. A intervalos regulares el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para a continuación ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia.

Quien utiliza esto.

Actualmente, estos dos conceptos se emplean intensivamente  en el emprendimiento de nuevas empresas y probablemente se emplearan mucho en un futuro en la transición a la economía digital en todas las organizaciones (también las organizaciones del sector público).

En el área de emprendimiento se emplea «lean» fundamentalmente  para el desarrollo de clientes (identificar valor) y ágil para el desarrollo de productosy servicios (sobre todo los de tecnología).

Y para que sirve esto en la contratación pública.

En lo que se refiere a la cuestión de utilizar estos conceptos en la transición a la contratación pública hay que entender que «lean» – ajustado– nos debe llevar a buscar fundamentalmente el valor, sin desperdicios que no aportan nada al cliente: la contratación pública.

Por su parte,  ágil nos conduce a la búsqueda de soluciones que de forma iterativa e incremental y sobre todo muy rápida nos permitan adaptar y desarrollar las herramientas de tecnología que necesitamos en base a necesidades reales, no a expectativas o suposiciones que podamos tener para hacer la transición a la contratación pública electrónica.

Volveremos sobre estos principios para tratar de identificar en la hoja de ruta de la transición a la contratación pública electrónica,  en qué momento, cómo y qué responsable sería el más adecuado para tratar de diseñar la transición atendiendo a estos principios.

Comments { 2 }

La seguridad y la confidencialidad en la contratación pública electrónica.

 

En la contratación pública hay que tener muy en cuenta y de forma prioritaria los aspectos de seguridad en relación a la autentificación y la firma electrónica,   y además la confidencialidad.

La transición al formato electrónico de la contratación pública, no solo no disminuye las exigencias de seguridad y confidencialidad sino que lo acrecienta.  Y lo acrecienta incluyendo normalmente complejidad y grandes dosis de incertidumbre ya que las herramientas y técnicas disponibles y dispuestas para garantizar esta seguridad y para verificar su correcto uso, no son conocidas ni están disponibles de forma generalizada por cualquier ciudadano o empresa.

Los principales requisitos de seguridad en relación a la autenticación y la firma son, a mi modo de ver los siguientes:

Para una administración:

– documento electrónico que forma parte del expediente y requiere la firma electrónica reconocida y el sellado de tiempo. Garantiza la expresión de voluntad del documento electrónico con la firma y el sellado de tiempo.

– en el perfil de contratante: publicación fehaciente de los anuncios. Garantiza el contenido y el tiempo en el que el anuncio se puso  a disposición del mercado.

– en las notificaciones: acuerdo de recepción y presentación de credenciales para identificación digital.  Garantiza que una comunicación hacia un administrado es recogida por la persona física o jurídica afectada sin posibilidad de repudio, y garantiza el plazo de su puesta a disposición.

Para un operador económico:

– en la preparación de ofertas: firma electrónica reconocida en la firma de la oferta y los documentos adjuntos. Garantiza la asunción de la responsabilidad asumida en la oferta por la persona con poder bastante para ello dentro de la organización.

– en la recepción del acuse de recibo, número y sello electrónico con sellado de tiempo de la entidad de registro con la fecha y hora exactas de la recepción de la oferta. Garantiza la correcta recepción desde el punto de vista físico y el momento de la recepción, pero no del contenido, por parte de la administración receptora.

Para garantizar la confidencialidad de las ofertas

Siguiendo el Anexo X de la directiva comunitaria estos son los requisitos:  (no aparecen cambios sustanciales en la propuesta de nuevas directivas).

REQUISITOS RELATIVOS A LOS DISPOSITIVOS DE RECEPCIÓN ELECTRÓNICA DE LAS OFERTAS, DE LAS SOLICITUDES DE PARTICIPACIÓN O DE LOS PLANOS Y PROYECTOS EN LOS CONCURSOS

Los dispositivos de recepción electrónica de las ofertas, de las solicitudes de participación y de los planos y proyectos deberán garantizar, como mínimo y por los medios técnicos y procedimientos adecuados, que

  1. las firmas electrónicas relativas a las ofertas, a las solicitudes de participación y a los envíos de planos y proyectos se ajusten a las disposiciones nacionales en aplicación de la Directiva 1999/93/CE;
  2. pueda determinarse con precisión la hora y la fecha exactas de la recepción de las ofertas, de las solicitudes de participación y de los planos y proyectos;
  3. pueda garantizarse razonablemente que nadie tenga acceso a los datos transmitidos a tenor de los presentes requisitos antes de que finalicen los plazos especificados;
  4. en caso de violación de esa prohibición de acceso, pueda garantizarse razonablemente que la violación pueda detectarse con claridad;
  5. únicamente las personas autorizadas puedan fijar o modificar las fechas de apertura de los datos recibidos;
  6. en las diferentes fases del procedimiento de licitación de contratos o del concurso, sólo la acción simultánea de las personas autorizadas pueda permitir el acceso a la totalidad o a parte de los datos presentados;
  7. la acción simultánea de las personas autorizadas sólo pueda dar acceso después de la fecha especificada a los datos transmitidos;
  8. los datos recibidos y abiertos en aplicación de los presentes requisitos sólo sean accesibles a las personas autorizadas a tener conocimiento de los mismos.

Para otros tramites donde se requiere autenticación.

Se pueden requerir la autenticación de muchas maneras:

– A través de certificados seguros

– A través de usuario y palabra de paso como lo hacen las redes sociales.

– A través de tokens (se envía un correo o un sms para verificar con el correo electrónico o con el móvil la autenticidad del usuario).

Por lo general en Europa hay una tendencia a relajar las exigencias en cuanto a la autenticación pero no en la firma, por ejemplo de un contrato. Es decir me puedo autenticar con usuario y password, o con un token recibido en el correo electrónico, pero la firma de los contratos tiene que ser una firma reconocida.

La cuestión aquí radica en mi opinión en la proporcionalidad de las herramientas y su utilización en función de la administración y los proveedores, y la simetría probatoria de ambas partes involucradas.

La forma más eficiente de autenticación y firma electrónica (son dos conceptos diferentes) son los certificados emitidos por una tercera parte de confianza (Autoridades de certificación) homologadas por alguno de los Estados miembros de la Unión y que figuran en las listas de la propia Unión correspondiente.

Por ejemplo nuestro DNI electrónico, que como sabéis tiene la capacidad de autenticación y firma. La cuestión es que debido a factores tecnológicos su uso es muy complicado y cuando lo utilizamos en los navegadores su uso no solo es complicado sino que además es distinto en cada uno de los navegadores que utilicemos. Por no hablar de la famosa máquina virtual cambiante de Java.

Pero desde la firma y autenticación con certificado homologado, firma reconocida, a las necesidades de autenticación y firma hay una gradación que se puede estudiar para considerar la proporcionalidad: utilizar el medio que mejor se adapte a las necesidades de la  función y que más fácil sea de utilizar por parte de los usuarios, y que genere un entorno de confianza suficiente. Teniendo en cuenta que suficiente es la ausencia continuada o baja probabilidad o escasos problemas en las incidencias de seguridad.

Y además hay que tener en cuenta también que en contratación pública sería muy conveniente introducir la simetría probatoria, tanto la administración como el proveedor tienen que tener la capacidad de probar que han utilizado (o no) determinadas herramientas para producir presentaciones, expresiones de voluntad, accesos, retiradas de información, notificaciones ….

Para entender las tendencias en seguridad, autenticación y firma, se ha producido el miércoles y jueves el II Encuentro Nacional sobre Firma y Administración Electrónica econ la participación de Atos, la Universidad Autónoma de Madrid, el Ministerio de Hacienda y Cenatic entre otros, y os animo a que echéis un vistazo al debate y los comentarios que se han suscitado por parte de los asistentes a este encuentro en el grupo de linkedin de Administración Electrónica y Función Pública 2.0

Mi conclusión.

La firma electrónica reconocida se debe utilizar en la presentación de ofertas y para la firma del contrato, y dentro de la administración para aquellos documentos que son fundamentales en el expediente de contratación, para otras funciones se pueden utilizar otros sistemas más sencillos de usar y que no tienen por que tener unos niveles de seguridad tan exigentes.

No obstante, en mi opinión, este asunto eminentemente técnico organizativo no puede ser óbice para retrasar la transición al formato electrónico de la contratación pública.

 

 

Comments { 2 }

Las grandes tendencias en tecnología y la contratación pública electrónica

 

 

En un reciente curso sobre tecnologías de la información impartido en la Universidad Politécnica de Madrid en la Escuela Universitaria de Informática e  itSMF España, se han comentado las grandes tendencias de la tecnología de la información que están surgiendo con fuerza en esta industria.

En esta entrada quiero relacionar estas tendencias, ya maduras, con la contratación pública y como desde mi punto de vista pueden ayudar, no solo a la transición al formato electrónico sino, sobre todo a la profesionalización de la función de las compras pública.

Las tendencias en tecnología de la información.

Según Gartner, las cuatro grandes tendencias que se están afianzando en esta industria son:

El cloud,  La Nube, que representa la capacidad de que todos los productos de tecnología puedan ser ofrecidos como un servicio (acceso al valor sin necesidad de soportar la propiedad ni la infraestructura y requisitos técnicos que soportan el producto).

La movilidad:  Es imparable. Hoy en día todos llevamos con nosotros en nuestro teléfono móvil una potencia de proceso, de comunicaciones, y de almacenamiento, que nos hace tener unas capacidades muy superiores en cuanto a productividad, gestión, y en general nuestro rendimiento laboral y social.

El Big Data: De forma continua se producen información útil, estructurada y preparada para su proceso como nunca antes.  Toda esta información estructurada es directamente utilizable para entender, controlar y decidir con datos, sobre lo que está sucediendo y como pueden suceder las cosas.

Las redes sociales. Las relaciones sociales son cada vez más intensas, más cercanas, más honestas. Somos capaces de establecer relaciones en calidad y cantidad y sobre todo con quien queramos y para lo que queramos como nunca antes. Esto cambia las relaciones en cualquier ámbito, también en la contratación pública.

Las tendencias en contratación pública

Dado que la contratación publica tiene dos grandes áreas de actuación que se producirán en un futuro cercano y que son (en este orden)

  • la transición al formato electrónico y
  • la profesionalización de esta función,

vamos a ver cómo estas tendencias en tecnologías pueden cooperar, ayudar e influir en las tendencias de la contratación pública, y como ambas tendencias pueden retroalimentarse entre ellas de la forma más óptima posible.

El cloud,

Ayudará a que muchas (yo diría todas) las nuevas transiciones al formato electrónico (recordemos que va a ser obligatorio en un futuro muy próximo) , empiecen por este modelo. Es fácil, es barato y sobre todo es rápido y permite una transición sin riesgos tecnológicos. El único riesgo remanente,  es el de la gestión de la resistencia al cambio. Pero si el recurso del “cloud” me elimina el resto de los problemas, seguramente pueda concentrar mejor mis esfuerzos de gestión en esa resistencia al cambio que si tengo que además preocuparme de instalaciones, licencias,  proyectos, integraciones ….Además muy probablemente la obligatoriedad modificará sustancialmente la resistencia al cambio, que pasará de ser un obstáculo infranqueable a ser un reto adaptativo típico.

La movilidad:

Esta tendencia tiene que ver con darle a la clase política y dirigente la opción de poder conocer y gestionar muchos de los asuntos que tiene en su móvil o tableta. Es la oficina móvil de la contratación pública hecha realidad. Probablemente sea el cambio más lento pero el de mayor empuje en un futuro cercano. La movilidad es imparable, y también lo será en la contratación pública.

El big data. 

Como dice Genis Roca en una entrada de su blog:  El secreto del ‘big data’ son las ‘big questions’ , el problema de los datos no son las respuestas que la tecnología me puede ayudar a encontrar, sino hacer las preguntas adecuadas gracias a esta tecnología. No se trata de encontrar las respuestas sino de encontrar las nuevas preguntas que la sociedad está demandando y que aún no hemos sido capaces de formular.

El análisis de las compras utilizando datos en tiempo real, será la forma óptima de conocer cuales son los resultados de las políticas que se están diseñando  alrededor de la contratación pública. Además los cuadros de mando generaran una tracción para la mejora en un colectivo con una gran capacidad de adaptación, los funcionarios. Por tanto,  una vez que estas herramientas estratégicas estén implantadas se generará una mejora exponencial en los resultados de la contratación pública, tanto en sus procedimientos y plazos, como en los beneficios que se obtienen con la gestión y el formato electrónico.

Las redes sociales.

La profesionalización de la contratación pública (el otro gran reto pendiente además de la transición al formato electrónico) tiene a su vez dos grandes áreas de mejora pendiente:

  • La evaluación apropiada de las necesidades reales de cada administración y una correcta definición de los requerimientos de dichas necesidades, expresadas  junto con los criterios de selección y adjudicación adecuados, es decir una correcta gestión de la demanda,  y
  • alinear los compromisos de los posibles adjudicatarios con sus capacidades y sus motivaciones, o lo que es lo mismo  una correcta gestión de proveedores.

Sin estas dos áreas de mejora, la contratación pública, incluso en formato electrónico, seguirá siendo un procedimiento basado en el derecho administrativo y no generará los resultados esperables de la gestión adecuada del 20 % del PIB de cualquier sociedad. Hay que volver a insistir que el formato electrónico no es la meta, es el punto de partida.

La contratación pública actual, en mi opinión,  adolece de ambas capacidades en cantidad suficiente como para diseñar políticas que utilizando la contratación pública (es decir utilizando el 20 % del PIB de la Unión Europea), y las redes sociales ayuden a establecer relaciones útiles y beneficiosas para todas las partes (sociedad, administración y empresas).

Si las administraciones públicas aprendieran a utilizar las redes sociales en materia de contratación, tanto para la gestión de proveedores, como para la gestión de la demanda, no tengo duda de que se alcanzarían unas mejoras que ahora mismo no son ni siquiera imaginables.

De la teoría a la práctica. 

¿Y cuál es la ruta para avanzar hacia este nuevo entorno?.  ¿Cómo hacer esto?.

  • Lo primero el formato electrónico interoperable con estándares. Cuanto antes ya que va a ser obligatorio. Y utilizando el “cloud”. Es más fácil simplificar y trasformar en formato electrónico que en papel.
  • A la vez la formación en las nuevas habilidades necesarias, en administraciones y empresas: redes sociales y big data.
  • Iniciar un “programa de aprendizaje haciendo” que se generen profesionales en compras públicas, desde la nueva concepción expuesta: contratación y compras (derecho, sociedad  y economía). Estos profesionales ya no busca «papeles», ni auditan procedimientos. Diseñan políticas públicas asociadas a la contratación pública y buscan los resultados. 

Una reflexión final 

Una vez más vemos como el uso de las tecnologías de la información son un elemento habilitador y transformador para aumentar la productividad y alcanzar los resultados esperados, siempre y cuando las personas adecuadas, con las habilidades adecuadas usen las herramientas adecuadas en el sentido y con la dirección adecuada. Nadie ha dicho aún que todo esto vaya a ser fácil.

En este punto hay que volver a  insistir en que son las personas a través del uso de las tecnologías de la información, las que pueden hacer que todo esto suceda, y tal y como  se comentaba en el blog de Antonio Galindo en la entrada El empleado público del siglo XXI, hay que empezar a conocer y preparar en estas nuevas habilidades a las personas que intervienen en la contratación pública y que  tienen que dirigir y gestionar este importante sector de la economía.

 

Comments { 1 }

Estándares CEN BII: la lengua franca de la contratación pública electrónica

 

Hace unos días que se han puesto a disposición de los interesados para su revisión pública, los documentos que explican los estándares de CEN BII fase 2 (Centro Europeo de Normalización, Interfaces Interoperables para el comercio).

Hemos comentado en este blog que estos estándares son la base fundamental, la piedra angular, sobre la que se construye la interoperabilidad de la contratación pública electrónica. Si queremos hacer un mercado único en Europa, y para ello queremos utilizar la contratación pública como palanca, excusa, objetivo… lo que queramos, necesitamos estándares que permitan disolver la actual torre de babel que es la contratación pública electrónica europea y por extensión, la española (que tiene los mismos problemas pero en proporción 10 a 1).

Existen más de 350 plataformas en toda Europa que realizan de un modo u otro y con distintos alcances alguna o todas las funciones de la contratación pública en formato electrónico: Archivo, Relación, Tramitación y Explotación de datos.  Estas plataformas no han utilizado en su mayoría los estándares CEN BII (se centran eminentemente en la relación electrónica con sus dos grandes apartados pre-adjudicación post-adjudicación), bien  porque aún no existían (licitación en la pre-adjudicación) o bien por que no tenían la madurez o aceptación necesarias (factura electrónica en la post-adjudicación).  Pero por favor, no malinterpreten mis palabras,  el problema no es la existencia de  350 plataformas (competencia muy útil y sana) sino su falta de  interoperabilidad (fragmentación suicida para todos, también para las plataforma porque no pueden competir ).

Conocer y utilizar estos estándares es responsabilidad de los desarrolladores de las plataformas y exigir su utilización es obligación de las autoridades de contratación que implanten estas aplicaciones para realizar la transición al formato electrónico por obligación o por necesidad. Y es conveniencia delas empresas sobre todo las PYMES de aplicarse con esmero en la comprensión y utilización de las herramientas que permiten el intercambio electrónico de mensajes y documentos en el servicio de contratación pública.

Hay otras herramientas e iniciativas que deben ser conocidas:

–         PEPPOL  red pública de contratación

–         E-certis de entender y presentar certificados para cumplir los criterios de selección en distintos estados miembros.

–         VCD generación del dossier virtual de compañía (el sobre administrativo) algo con lo que nuestros registros electrónicos de licitadores debería de coordinarse para estar presentes e influir en la tendencia del Pasaporte de contratación

–         Open e-Prior para la reutilización de componentes que permitan a las administraciones no empezar desde cero.

pero aunque también son muy importantes conocer y aplicar los estándares CEN BII es fundamental. Los estándares  son la forma en la que hemos decidido que nos vamos a entender entre todos  alrededor del servicio de contratación pública (el motor que mueve el 20% del PIB europeo), la lengua franca de la contratación pública electrónica. Ahora toca deshacer la torre de Babel. Cuanto antes empecemos, antes obtendremos  las recompensas (ciertas y verificadas) del esfuerzo de hacer la transición a la contratación pública electrónica asequible, interoperable y paneuropea.

Pero no quiero dejar pasar la ocasión para destacar, lo que en mi opinión es,  la esencia de la cuestión. Lo que quiere hacer Europa es transformar el servicio de contratación pública para que sea  una palanca de productividad y competitividad, con opciones para diseñar y ejecutar políticas alrededor del 20 % del PIB europeo, dejando de ser  un mero procedimiento administrativo burocrático. Para esta transformación necesita el formato electrónico y las tecnologías de la información. El formato electrónico tiene que unir no fragmentar y las tecnologías de la información tienen que trasformar no despilfarrar.  Este formato electrónico, por tanto  requiere interoperabilidad en base a estándares y las tecnologías requieren el uso en base a experiencias. Sin estándares no hay trasformación, no hay palanca porque el servicio está fragmentado. No hay (ni habrá) uso en un entorno fragmentado porque nadie puede aprender 350 formas distintas de relacionarse entre compradores (administraciones públicas) y vendedores.  A veces hay que decir lo obvio para entender lo urgente.

Comments { 0 }

Es el momento de la tecnología para aquellos que se dedican a la contratación pública

 

En el estudio bianual de IBM 2012 –leading through connections – sobre la alta dirección (CEOs) de las organizaciones públicas y privadas, vuelve a marcar en 2012 la contratación (las compras) como un elemento fundamental que va a permitir a estos máximos responsables de las organizaciones crear valor.

No vamos a insistir en las oportunidades y retos que representan la contratación pública a nivel global en Europa, en España y en cualquier administración pública individualmente considerada. Están ahí, solo hay que querer darse cuenta.

Pero si creo conveniente apoyar la idea de que las tecnologías de la información (la transición al formato electrónico del servicio de contratación) son la condición indispensable para generar VALOR a través de este servicio de contratación.

Una síntesis del estudio de IBM

En una entrada del blog de Contracting se hace una síntesis del nuevo contexto al que se enfrentan las organizaciones públicas y privadas. (en cursiva mis comentarios)

La convergencia repentina de la tecnología digital, social y esferas móviles está poniendo presión sobre las organizaciones para adaptarse, además de crear oportunidades para innovar. Yo añadiría la computación en la nube como elemento disruptivo que va a cambiar la forma en que producimos y entregamos servicios de tecnología.

La tecnología ahora encabeza la lista de factores externos que influyen en las organizaciones y se espera que sea la tecnología la que impulse el cambio organizacional. Con un problema básico añadido a la inherente complejidad: la falta de formación básica en los máximos responsables sobre como manejar las tecnologías de la información, y el cambio culturar (reto adaptativo) que representa esta transformación al formato electrónico.

Para atraer los mejores talentos, los CEOs están buscando personas que puedan colaborar y están creando culturas de colaboración más abiertas. Hoy en día la sociedad genera valor con el conocimiento, pero no un conocimiento aislado sino un conocimiento colaborativo basado en la participación. Esto lo cambia todo alrededor de la gestión y la dirección en las organizaciones (públicas y privadas)

Las organizaciones están invirtiendo para construir el músculo analítico que necesitan para tomar decisiones. Inversiones que se inician con una transición al formato electrónico, para obtener, filtrar y destilar información útil y asequible alrededor de todas las dimensiones de la contratación. Sin este músculo analítico no es posible diseñar, ejecutar y monitorizar las políticas en torno a la contratación pública.

Hay que ampliar las asociaciones y relaciones que se están utilizando para impulsar la innovación. Ya no se trata solo de lo que yo soy capaz de hacer a través de la contratación, sino de lo que pueden hacer mis proveedores cuando trabajan de forma participativa y colaborativa conmigo. Esto no conlleva compromisos ni monopolios más allá de lo establecido en los contratos. No tiene por qué ser así.  

El proceso de compra entre una organización privada y una organización pública pueden tener en esencia los mismos principios, pero con matices:

–       Concurrencia: porque es lo único que nos permite mejorar en la calidad y el precio de los bienes y servicios demandados. Con mayor capacidad de decisión en las compras privadas.

–       Trasparencia: porque los gestores y los propietarios necesitan que la confianza mutua tenga unas formas sencillas de auditarse sin ningún tarea adicional o extraordinaria. Con mayor exigencia de este principio en las compras públicas.

–       Igualdad de trato: porque es lo que va a permitir la concurrencia del mercado con sus mejores ofertas. Con una mayor reciprocidad en las compras privadas.

Y tienen las mismas grandes fases (comprar):

–       Detectar e identificar las necesidades de la mejor forma posible, junto con los requisitos. Cuanto mejor es la planificación  y preparación de la compra mejores suelen ser los resultados. La preparación

–       Convocar al mercado de forma trasparente con una gestión basada en las decisiones que marcan los objetivos que se quieren obtener. La licitación.

–       Generar un acuerdo con el licitador que ha presentado la mejor oferta dentro de los márgenes establecidos. El contrato.

–       Producir una rutina de aprovisionamiento que cumpla con lo pactado y plasmado en el contrato de aprovisionamiento.  La ejecución.

Hay diferencias en los matices, sobre todo de la fase de convocatoria y adjudicación de un licitador:

–       La capacidad de negociación en las organizaciones públicas no es tan amplia como en las organizaciones privadas. Al menos en teoría.

–       La gestión de proveedores en las organizaciones públicas se trabaja menos por que se entiende la máxima concurrencia como universalidad. Idea que es muy discutible.

–       Hay un mayor control del procedimiento en la contratación pública (las formas) y una menor exigencia en el resultado (el valor alcanzado).

Y no hay diferencias apreciables en las rutinas que se producen a partir del hito de la contratación: contrato, pedidos, facturas, pagos.

La propuesta del estudio de IBM, aplicado a la administración pública (en cursiva mis aportaciones)

Capacitar a los empleados a través de valores. En la administración pública la misión y los valores están muy claros, y normalmente asumidos por todos los niveles de gestión y dirección. La visión es algo más cambiante pero se está produciendo una convergencia, que de hecho, se quiere plasmar en las nuevas directivas europeas: el uso del servicio de contratación para diseñar políticas que favorezcan el progreso social y económico de Europa. Para ello el paso inicial es la transición al formato electrónico. Un paso que no es fácil ni automático. Es un cambio cultura. Un reto adaptativo difícil de gestionar. 

• Involucrar a los clientes como individuos. Los clientes de la contratación pública son los políticos que tienen el poder de definir las políticas de contratación. Las leyes les ofrecen el marco en el que pueden hacerlo y la administración les dota de los elementos de gestión para ejecutar dichas políticas. Pero en formato papel la información no es útil ni está disponible para diseñar, ni ejecutar ni monitorizar las políticas.

• Amplificar la innovación a través de asociaciones. La transición al formato electrónico nos va a posicionar en un estado diferente y muy superior en cuanto a la capacidad de diseñar, ejecutar y monitorizar las políticas en torno a la contratación pública. Pero la transición puede resultar difícil cara, y muy desmotivadora si no se plantea de forma coherente y adecuada.

Una reflexión final

Esta es la teoría, pero llevar esto a la práctica, con agilidad, trasparencia y eficiencia requiere de tecnologías de la información.  Y en este punto  yo creo que existe una clara convergencia en  las fases de post adjudicación y una acercamiento en las fases de pre adjudicación.  Y en cualquier caso

  • la gestión de la demanda,
  • la gestión de proveedores,
  • la publicidad de las ofertas,
  • la utilización de las redes sociales,
  • la utilización de las herramientas de análisis del gasto
  • los medios que permiten un mejor conocimiento, coordinación y cooperación entre el cliente (publico o privado) y el proveedor,
  • la agregación de la demanda

son todos ellos  elementos que la tecnología puede mejorar, o simplemente permitir. Con estas mejoras se produce una mayor capacidad de generar valor a las organizaciones que implantan y utilizan de forma adecuada estas tecnologías, pero sobre todo porque les permite tener una capacidad de diseñar y ejecutar políticas que mejoran no la operativa de la contratación sino que les permite innovar , cambiar las reglas sin cambiar el espíritu. Mejorar en una palabra.

 Ha llegado el tiempo de utilizar tecnologías de la información para todos los agentes que intervienen en la contratación pública. 

Comments { 0 }

El congreso anual de ITSMF España y la contratación pública electrónica.

El próximo lunes estaré en el Congreso de ITSMF España presentando el trabajo del grupo de gobierno y estrategia de TI, sobre la aplicabilidad de la norma ISO 38500 de gobierno de las tecnologías de la información (TI), a la implantación de la contratación pública electrónica.

En este enlace podéis ver la agenda con los temas que se van a tratar el congreso que se desarrollará durante los días 24 y 25 de Octubre.

El grupo de gobierno y estrategia de TI va a hacer la presentación de cómo aplicar el modelo y los principios, que se exponen en la norma ISO 38500 de gobierno de las TI,  a la contratación pública electrónica.

La esencia de la presentación es tratar de contribuir con la experiencia y conocimientos del grupo, a que los decisores individuales, y sobre todo a nivel de la alta dirección política y administrativa, comprendan que, si bien el formato electrónico en la contratación pública puede reportar unos beneficios, que en tiempos de crisis, se presentan como imprescindibles, un mal gobierno de estas tecnologías puede hacer que las inversiones (entendidas como compras de beneficios futuros) se desperdicien y no se obtengan los resultados previstos.

Ante este panorama, y teniendo en cuenta, lo que la industria de las tecnologías de la información y muchos investigadores del mundo de la administración y la gestión de las organizaciones han dicho y publicado, hemos realizado una reflexión acerca de cómo utilizar la citada norma, para generar una guía que permita  a la dirección de las organizaciones (administraciones públicas) entender cómo se pueden realizar esta implantación (trasformación)  teniendo en cuenta el modelo de gobierno y los principios, a las distintas disciplinas de tecnologías de la información (planificación, implantación, operación y seguridad) para obtener los resultados que se ponen de manifiesto por todos los consultores de negocio cuando hablan de los beneficios del formato electrónico en la contratación pública.

La presentación es una exposición más avanzada y más madura de las ideas que hemos expuesto en este blog, y en una conferencia en Bruselas. La intención es empezar a desarrollar, sobre este modelo, una guía de pasos más en detalle, más próximos a la vida real, que permita identificar bajo este prima, que hay que hacer y como implantar sistemas que permitan el gobierno de las TI (que nos permitan evitar los fracasos) a la vez que planificamos, implantamos y operamos la trasformación a la contratación pública electrónica.

En síntesis trata de exponer que las TI deben ser gobernadas con sistemas acorde con la madurez de cada organismo para evitar inversiones baldías. También expone uno de los principales, en mi opinión, problemas a la hora de utilizar  las tecnologías como elementos trasformadores de las organizaciones y es el hecho de que se considere que cambiando las tecnologías se trasforma la organización.  Y la experiencia demuestra una y otra vez que hay que cambiar el resto de los elementos de la organización (personas, procesos, y estructura) de forma coordinada con los cambios en tecnología para conseguir los cambios que aportan el valor que necesitan las organizaciones para responder a los nuevos contextos.

En próximas entradas del blog iremos tratando de explicar y profundizar lo que de forma extractada recoge la presentación que vamos a hacer en el Congreso Anual de ITSMF, y tratar de obtener vuestras experiencias y comentarios, que puedan ser utilizados y conocidos por las personas que vayan a iniciar proyectos de este tipo.

La semana que viene os pasaré la presentación y veremos que enseñanzas o comentarios podemos sacar de ella.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }

El acceso de las PYMES a la contratación pública electrónica.

En un estudio publicado por la Comisión Europea se detalla el estado actual (2010) en lo que respecta al acceso de las PYMES a los contratos públicos.

El estudio va desgranando todas las situaciones a través de datos estadísticos y ejemplos de prácticas reales.

A continuación expongo algunos datos interesantes del estudio (hay un resumen ejecutivo del mismo) que he considerado que refuerzan la idea de que la vía óptima (desde mi punto de vista, probablemente la única), para conseguir el acceso de las PYMES a la contratación pública  es la generalización de la contratación pública electrónica y la generación de un mercado único paneuropeo interoperable y asequible. En línea con lo que está proponiendo la Comisión Europea en este ámbito.

Pero antes de exponer los datos es bueno que conozcamos los principios que se establecieron en la “Small Business Act” de 2008 por parte de la Comisión Europea, para revitalizar a las PYMES y entre otras cosas para tratar de garantizar y facilitar el acceso de estas a la contratación pública. La “small Business act” gira en torno a tres áreas fundamentales:

  • Garantizar el acceso a la financiación.
  • Plenas ventajas del mercado único
  • Regulación inteligente

Y consta de los siguientes 10 principios.

  1. Establecer un marco en el que los empresarios y las empresas familiares puedan prosperar y en el que se recompense el espíritu empresarial
  2. Garantizar que los empresarios honestos que hayan hecho frente a una quiebra tengan rápidamente una segunda oportunidad
  3. Elaborar normas conforme al principio de «pensar primero a pequeña escala»
  4. Hacer a las administraciones públicas permeables a las necesidades de las PYME
  5. Adaptar los instrumentos de los poderes públicos a las necesidades de la PYME: facilitar la participación de las PYME en la contratación pública y utilizar mejor las posibilidades de ayuda estatal ofrecidas a las PYME
  6. Facilitar el acceso de las PYME a la financiación y desarrollar un marco jurídico y empresarial que propicie la puntualidad de los pagos en las transacciones comerciales
  7. Ayudar a las PYME a beneficiarse más de las oportunidades que ofrece el mercado único
  8. Promover la actualización de las cualificaciones en las PYME y toda forma de innovación
  9. Permitir que las PYME conviertan los desafíos medioambientales en oportunidades
  10. Animar y ayudar a las PYME a beneficiarse del crecimiento de los mercados

Recientemente se ha realizado una revisión de esta “small Business act” en la que se recogen ciertos avances pero se constata que aún queda bastante margen de mejora.

VOLVIENDO AL ESTUDIO DEL INICIO ESTOS SON LOS DATOS QUE QUIERO RESALTAR:

Los datos en cuanto a la parte de la contratación pública que consiguen las PYMES aparece en el siguiente cuadro. Sigue habiendo un desfase en cuanto al aporte de las PYMES a los presupuestos. ¿Esto quiere decir que sigue habiendo una trasvase financiero de las pequeñas y medianas empresas (pago de impuestos)  a las grandes empresas a través de la contratación pública?

Las principales barreras para las PYMES en el acceso a la contratación pública

  • Énfasis en el precio
  • Pagos con plazos muy largos.
  • Retrasos en los pagos
  • Incapacidad de interrogar sobre la petición de ofertas.
  • Cargas administrativas
  • Falta de claridad
  • Opciones limitadas de interacción
  • Insuficiente tiempo de preparación de oferta
  • Criterios financieros desproporcionados.
  • Falta de información sobre las oportunidades
  • Criterios técnicos desproporcionados.
  • Valor de los contratos muy grandes
  • No se permite la conformidad con los criterios a través de uniones

Las medidas clave para ayudar a las PYME en la contratación pública

  • Dialogo con la autoridad contratante
  • Menos burocracia
  • Documentos acreditativos solo en caso de adjudicación
  • Capacidad de enviar ofertas electrónicas
  • Mas información sobre los concursos
  • Uso de la pre-selección y listas cortas
  • Más tiempo para enviar las ofertas
  • Contratos más pequeños o uso de lotes
  • Uso de acuerdos marcos

Y estas son las recomendaciones finales que hace el estudio agrupadas en cinco áreas de actuación.

1- Pasos para eliminar los obstáculos a las PYME:

  • La simplificación de los procedimientos de licitación y reducir la carga administrativa
  • ampliar la cantidad y mejorar la calidad de la información sobre la contratación pública disponible para los oferentes y compradores  potenciales, utilizando diversos canales de comunicación (con un énfasis reciente en los medios electrónicos)
  • Fortalecimiento del diálogo entre las PYME y los compradores
  • Fomentar el uso de los acuerdos marco de su uso por los compradores
  • Medidas que ayuden a superar la capacidad técnica y financiera limitada capacidad de las PYME
  • Los compradores deben pagar siempre los proveedores en el tiempo, y – si es posible – reducir el contractuales condiciones de pago voluntariamente por debajo de los plazos obligatorios

2- Pasos en el ámbito de la contratación electrónica:

  • Se debe impulsar la promoción y la adopción de herramientas de contratación electrónica, con el apoyo de una política clara y antecedentes legislativos, haciendo explícito el objetivo de permitir el acceso de las PYME a los contratos públicos y a los medios necesarios para ello, y lograr la aceptación de los compradores públicos a través de asegurar el ahorro de costes y  tiempo.
  • La formación adecuada de los usuarios tanto en el sector público y entre los proveedores
  • El uso de plataformas de contratación pública centralizada, para evitar la confusión derivada de varias fuentes de información o de los distintos procedimientos de licitación electrónica y plantillas
  • La  UE debería ser más activa en la normalización y el intercambio de mejores prácticas en contratación electrónica.

3- Medidas para promover la innovación en la contratación pública y la adquisición de innovación:

  • Los Estados miembros deben explotar mejor las posibilidades de la contratación pública para impulsar la innovación en Europa, a través de la introducción de ciertos elementos que pueden fomentar la innovación y permitir el desarrollo de las PYME innovadoras
  • La adopción de la contratación pública ecológica debe ser reforzada.
  • La introducción de la contratación pre-comercial (PCP) para promover la innovación debe ser considerada por los Estados miembros.

4- Medidas para fomentar el intercambio de experiencias:

  • La Comisión podría reforzar sus esfuerzos para promover los nuevos hallazgos y buenas prácticas en cómo crear condiciones de competencia equitativas para las PYME en la contratación pública entre los de alto nivel políticas de los Estados miembros
  • Las actividades de cooperación y redes a nivel de expertos, bajo la tutela de la UE, debe ser continuo
  • La adopción de la contratación pública ecológica debe ser reforzada.
  • La introducción de la contratación pre-comercial (PCP) para promover la innovación debe ser considerada por los Estados miembros.

5- Medidas para mejorar la base de información:

  • Los compradores deben exigir que se comuniquen los anuncios de adjudicación,  debidamente cumplimentados, en todos las ofertas por encima del umbral (que se publicará en el TED)
  • Debería considerarse  la introducción de un marcador de  PYME (desglosados en las categorías de microempresas, pequeñas y medianas empresas) en los anuncios de adjudicación de contratos en SIMAP.

Aun sabiendo y reconociendo que del formato electrónico no es la panacea, y que también tiene sus problemas ¿Vosotros pensáis que hay alguna otra opción para el acceso de las PYMES a la contratación pública que no sea la trasformación al formato electrónico de forma generalizada e interoperable de este importante servicio de retorno de las sociedades modernas que es la contratación pública?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

 

 

Comments { 0 }

Aplicabilidad de la norma ISO/IEC 38500 a la contratación pública electrónica.

El próximo miércoles día 1 de Junio, a las 16:00 me han invitado a dar una charla en el Congreso Académico de ITSMF, en la Universidad Carlos III.

El mensaje esencial es el mismo que utilice en la charla de Bruselas: la contratación pública electrónica precisa para su generalización de unas guías que permitan que cada administración pública primero, y luego las empresas, puedan tomar las decisiones adecuadas alrededor de las TI para realizar la trasformación de este sistema de negocio (la contratación pública) al formato electrónico.

La aplicabilidad de la norma a la contratación pública la baso en los siguientes elementos:

–          Hay un objetivo general de la Comisión Europea: el mercado único interoperable, asequible de contratación pública paneuropea.

–          Para conseguir este objetivo existen dos retos:  la interoperabilidad y la generalización.

–          La interoperabilidad es un reto técnico en manos de la Comisión Europea, y costará más o menos pero está en marcha y ya está dando sus frutos: estándares (CEN BII),  proyectos pilotos (PEPPOL, STORK), componentes reutilizables (ePRIOR), y una red pública, segura y asequible de contratación (PEPPOL)

–          La generalización es un reto adaptativo, que no está liderado ni coordinado y precisa de un entendimiento y gobernabilidad de las tecnologías que implementan la contratación pública electrónica que desde mi punto de vista puede exceder en algunos casos las propias capacidades de las administraciones que tienen que elaborar los planes de implantación y llevarlos a cabo.

–          Estos planes tienen un montón de proyectos que pueden alimentar las estadísticas del Standish Group Report (más del 50% de los proyectos terminan mal, con sobrecostes, y fuera de plazo).

–          La norma ISO/IEC 38500 de Gobierno Corporativo de las tecnologías de la información puede ser de aplicabilidad directa al problema de la generalización de la contratación pública electrónica. Para ello hay que montar unas guías con las que responsables máximos de cada administración pública tengan la capacidad de tomar las decisiones adecuadas sobre las tecnologías necesarias que les garanticen proyectos en tiempo y plazo para la  implantación del formato electrónico en la contratación pública, garantizando  el buen uso de esas tecnologías y contribuyendo, así, al objetivo global de la Comisión europea.

En la presentación y el documento asociado, (los publicaré en el blog) trataré de dar los argumentos para realizar estas guías y potenciar las decisiones adecuadas en todos y cada uno de los proyectos de generalización de la contratación pública electrónica que tendrán que llevar a cabo las distintas administraciones  públicas.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

 

 

Comments { 0 }

Taller en epractice: Contratación Pública Electrónica en tiempos de crisis económica.

El pasado  día 25 de mayo, miércoles, se celebró en Bruselas la conferencia “La contratación Pública Electrónica en tiempos de crisis.

Voy a hacer un resumen somero de lo que se comentó, lo más destacado desde mi punto de vista, en cada una de las presentaciones.

Siguiendo el orden de la agenda estas han sido mis impresiones:

Titulo en ingés del Taller de Epractice: eProcurement in the time of economic crisis
Albert Borschette Conference Centre, Room: AB-3B,
36 Rue Froissart, B- 1040 Brussels

Comisión europea Bienvenida de la Comisión EuropeaHaciendo electrónica la contratación pública, estado del arte, retos y camino por recorrer

  • Se está produciendo una centralización de la función de compras, con la aparición de agencias especializadas  en contratación pública electrónica, aunque en los tiempos de crisis se precisa un rápido retorno de la inversión.
  • Los objetivos de la Comisión europea:
    • Dar soporte a la transición al formato electrónico de la Contratación Pública.
    • Asegurar que los sistemas de contratación pública electrónica están abiertos a las empresas.
  • El libro verde de contratación pública electrónica refleja que el 53 % de las respuestas están a favor de hacer obligatoria la contratación pública electrónica
  • Pero el 50% de las administraciones públicas está en contra.
  • Un mercado abierto de contratación pública:
  • El 85 % está a favor de reducir las barreras transfronterizas
  • Aún hay muchas barreras: falta de estándares, Identificación Digital, barreras del idioma, Diferencias entre estados miembros.
  • El 76 % de las contestaciones al libro verde están a favor de cambios legislativos en Europa. Casi todos piden cambios en la firma electrónica y cambios en los sistemas dinámicos de adquisición.
  • Y se apuntan las siguientes opciones  no legislativas:
    • Demostrar soluciones como PEPPOL
    • Hacer componentes reutilizables como e-PRIOR
    • Construir una visión común de bloques funcionales

DIGIT EC e-Procurement at the European Commission – Value Proposition

João Rodrigues Frade, PwC Consulting

  • Se presentó el proyecto de contratación pública electrónica de  la D.General de Informática de la Comisión europea: e-PRIIOR
  • E-PRIOR se integra en la red PEPPOL
  • Tiene módulos resueltos como la factura electrónica y permite la conexión con el back-office.
  • Son componentes reutilizables a disposición de las administraciones públicas.

 

Francia Politics of e-Procurement in times of economic crisis
Robert Deller, Markess International – PARIS

  • Centro su presentación en la interoperabilidad y los beneficios de la contratación pública electrónica.

Eslovaquia e-Procurements in the EU: Some of current pros and cons
Dusan Soltes, Comenius University -Eslovaquia

  • Centro los principales problemas de la contratación actual en: falta de trasparencia, clientelismo, acceso restringido a los concursos, nacionalismos, ineficiencias en la ejecución, falta de competitividad…
  • Y puso algunas posibles soluciones: acelerar la adopción de la contratación pública electrónica..
  • Ve la contratación pública electrónica como una posible solución a los problemas de la contratación pública, pero puso también el énfasis en que no iba a ser fácil.

Gobierno TI IT governance in the public procurement transformation to electronic format: Applicability of the norm ISO/IEC 38500 Manuel Caño, Nexus IT

Esta fue mi presentación. La tenéis disponible en scribd y en la dirección del taller epractice: contratación pública en tiempos de crisis económica. Mi exposición tiene los siguientes argumentos:

  • La contratación pública elecrtrónica es una necesidad, con un objetivo establecido por la Comisión europea y planes que deben ser implementados por las administraciones públicas. Esta necesidad requiere dos elementos fundamentales: interoperabilidad y generalización. La interoperabilidad es un reto técnico, y la generalización un reto adaptativo. Los retos adaptativos son muy difíciles de conseguir.
  • Para la generalización, los proyectos que implementan estos planes pueden fracasar si no se realiza un correcto gobierno de las TI.
  • Este Gobierno de las TI debe realizarse en cada administración pública en función de las características de cada una de ellas y para esto sería bueno seguir la norma ISO/IEC 38500
  • Si no controlamos la trasformación a la contratación pública electrónica a través de un modelo y unos principios de Gobierno de las TI, no se conseguirán los objetivos de la Comisión Europea.

Me hicieron las siguientes preguntas que no puede responder en-linea pero que considero que pueden ser interesantes.:

Sería necesario generar un modelo para dirigir la TRASFORMACION al formato electrónico.?

Si. Lo que estamos intentando es traducir las leyes a código informático, y esta traducción necesita ser entendida por todos (interoperabilidad) y ser conforme  con las propias leyes (estándares). Esto es lo que va a permitir la generalización. Si no tenemos un modelo y unas guías, el miedo y los fracasos van a ser demasiado grandes como para obtener los beneficios que tiene la contratación pública electrónica.

ISO/IEC 38500 puede ser la norma que marque las líneas generales de este modelo?

Esta norma puede ser la base para establecer las guías donde el gobierno de las TI esté presente en el proceso general de trasformación. De lo contrario la probabilidad de fracaso de proyectos puede ser muy elevada.

Se podría generar alguna guía para compartir estas recomendaciones con las administraciones públicas?

Se debería. Este es uno de los trabajos que tratamos de llevar a cabo en la comunidad de contratación pública electrónica. Y vamos a seguir ofreciendo documentos y buenas prácticas para alcanzar los objetivos y los beneficios de la contratación pública electrónica.

eProcurement cases and lessons learnt

PEPPOL Cross-Border eProcurement with PEPPOL
Lars-Johan Froyland, PEPPOL

  • Se hizo la presentación de PEPPOL y sus objetivos:
  • Ya está en marcha.
  • Es una iniciativa europea clave para demostrar los beneficios del mercado único de contratación pública electrónica.
  • Reclutando usuarios que verifiquen los beneficios:
    • Se quieren generar comunidades de contratación pública
    • Relacionar a las administraciones con las empresas
  • PEPPOL capacita soluciones y servicios para implantar en el mercado.
  • Se está trabajando en la sostenibilidad de todo el proyecto.

UK NHS Reducing the barriers companies face when competing for public sector contracts: The UK NHS sid4health case
Dimitrios Perperidis, EUROPEAN DYNAMICS

  • Se planteó reducir las barreras a la contratación pública electrónica entre otras la fase de clasificación previa de los licitadores.

MACEDONIA e-Procurement in FYROM – User Satisfaction
Zoran Janevski, University ‘Ss. Cyril and Methodius’

  • Se comentó el lanzamiento de la plataforma de contratación en Macedonia y la buena acogida por parte de los usuarios.

FLANDERS:  e-Submissión mandatory in Flander.  Johan Van Steelandt

  • Se comento la obligatoriedad del envío de ofertas electrónicas en Flandes.

GALES Using public procurement to stimulate economic development Richard Baker, Sequence

  • Dos portales
    • Buy4wales
    • Sell4wales

PORTUGAL Portuguese case

  • En 2007 se estableció la agencia nacional de compras públicas para implantar el sistema nacional de compras públicas.
  • Han introducido la obligatoriedad y están muy satisfechos. Han conseguido el 75% de la contratación pública en formato electrónico. En los casos en los que no es obligatorio son los propias empresas las que demandan el formato electrónico como mejor opción para poder acceder a las ofertas.
  • Se demostró que mientras que no haya una fecha concreta de obligatoriedad no habrá un esfuerzo claro para poner en marcha la contratación pública electrónica.

MIS IMPRESIONES FINALES.

Se está preparando para Septiembre de este año una conferencia general sobre Contratación pública electrónica donde se tocarán estos temas.

Mi reflexión final es que necesitamos esas comunidades que estamos tratando de montar con las herramientas de la web 2.0. Los riesgos de fracaso o fallos en la implantación son muy grandes. Las inversiones son considerables y habrá que saber racionalizarlas, poniendo la obtención de los beneficios lo antes posible. Huyendo de la perfección inalcanzable y fomentado el uso útil de las TI para conseguir beneficios rápidos y cercanos (administración y empresas).

Las dos grandes actividades para conseguir los objetivos de la Comisión Europea,  están alrededor de la interoperabilidad y la generalización. La interoperabilidad es un reto técnico, y lo conseguiremos, pero la generalización es un reto adaptativo y cuesta mucho más conseguirlo, porque se precisa el compromiso social y eso es difícil de conseguir, y en tiempos de crisis, probablemente cueste mucho más.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

Comments { 0 }