Evaluar la madurez de una organización para implantar la contratación pública electrónica.

Muchas veces, ante situaciones complejas, tenemos  una visión distorsionada o interesada, o incluso aplicamos el sesgo de confirmación (sólo damos crédito a los datos que refuerzan nuestras convicciones).

En relación a las capacidades de las organizaciones (administraciones públicas y empresas) para implantar la contratación pública electrónica (CPe), creo que sería conveniente establecer algo parecido a un nivel de madurez que nos pudiera guiar para conocer las capacidades reales de una organización para abordar esta  TRASFORMACIÓN con éxito. ¡Cuidado! no confundir con el concepto de madurez en contratación pública, a secas. No tienen nada que ver.

Si entendemos la contratación pública electrónica como un sistema de negocio que aglutina personas, procesos, estructura y tecnología, podríamos fijarnos en un modelo de madurez de procesos, para realizar una analogía útil. En este caso podemos seguir el método recomendado por las buenas prácticas de la gestión de servicios de tecnologías de la información ITIL V3, que en el apendice H de su libro Diseño del Servicio(es un marco alineado con el modelo del Software Engineering Institute Capability Maturity Model)  establece un marco para categorizar los niveles de madurez de los procesos (aquí debemos hacer la analogía del marco de procesos con el sistema general de contratación pública electrónica)

Para ello, el marco reseñado, utiliza cinco áreas para cualificar la madurez de los procesos de una organización un proceso:

  • Visión y Dirección
  • Procedimientos
  • Personas
  • Tecnologías
  • Cultura

Y define cinco niveles (los voy a adaptar muy tenuemente a la contratación pública electrónica):

Inicial (Nivel 1)
El proceso de contratación pública electrónica se reconoce como tal, pero no hay actividad especifica de gestión o es muy pequeña y no se le asigna una importancia relevante respecto de los recursos y la intención de la organización.  Este nivel puede describirse como que la contratación pública electrónica no se ha iniciado de manera formal, en ninguna de sus facetas.

Repetible (Nivel 2)
La contratación pública electónica ha sido reconocido como una necesidad pero se le asigna poca importancia en cuanto a recursos, o el enfoque dentro de la operación y general de la administración. En general las actividades relacionadas con la contratación pública electrónica no están coordinadas, son irregulares, sin dirección y se dirigen hacia la efectividad de la contratación pública electrónica sin una planificación estratégica integral.

Definido (Nivel 3)
La contratación pública electrónica ha sido reconocida y documentada, pero no hay ningún acuerdo formal, la aceptación o el reconocimiento de su papel dentro de la función general de la contratación pública y la gestión de TI en su conjunto. Sin embargo, la contratación pública electrónica tiene un responsable, promotor o  dueño del proceso general de implantación , con objetivos formales y con los recursos asignados, y se centra en la eficiencia y la eficacia de la contratación pública electrónica y en la innovación necesaria para su implantación.

Gestionado (Nivel 4)
La contratación pública electrónica ha sido plenamente reconocido y aceptada  como función básica y se coordina con las operaciones de  TI que habilitarán los distintos procesos generales en formato electrónico (Archivo, Tramitación, Relación, Explotación) y sus influencias reciprocas. El sistema de negocio esta centrado tiene objetivos y metas que se basan en los objetivos de negocio y los objetivos de la operativa general de todos los procesos que se consideran. La implantación de la contratación pública electrónica está totalmente definida, administrada y se ha adoptado una actitud proactiva, con documentación de interfaces y se han establecido dependencias con otros procesos funcionales y con la correspondiente coordinación con el departamento de TI dentro de la organización.

Optimización (Nivel 5)
La contratación pública electrónica  ha sido plenamente reconocida y tiene objetivos y metas estratégicas con mapas estratégicos  alineados con la estrategia general de la organización y los objetivos de TI. La contratación pública electrónica y sus facetas (Archivo, Tramitación, Relación, Explotación) se han convertido en ‘institucionales’  como parte de la actividad cotidiana de todos los involucrados en el proceso de contratación, que además han realizado el cambio cultural al formato electrónico, poseen una «caja de herramientas» para adaptarse a este formato ante cualquier problema habitual de gestión, y han producido la trasformación de la contratación pública desde un procedimiento administrativo en papel, a un procedimiento de gestión integral de compras públicas en formato electrónico. Un equipo autónomo  de mejora continua de la contratación pública electrónica se establece como parte del propio proceso de contratación pública electrónica

La analogía debería ser referenciada a cada uno de las grandes áreas (relativamente independientes) en que hemos dividido la contratación pública electrónica desde el punto de vista de las administraciones. Estos cuatro procesos son:

  • Archivo Electrónico de los expedientes
  • Relación Electrónica con el mercado (proveedores)
  • Tramitación Electrónica (organización, trámites, y documentos)
  • Explotación de datos Electrónica (Data Mining: Informes y Estadísticas avanzadas)

Las empresas tienen otros procesos que complementan esta visión, pero que también necesitan ser explicitados para no abordar proyectos imposibles, ni proyectos sin valor. Estas áreas en la empresa serían:

  • Acceso a la oferta paneuropea de contratación pública electrónica
  • Acceso a las Redes de contratación pública (localización identificación, enrutamiento y direccionamiento)
  • Identificación Electrónica –Eid- interoperable de la empresa y sus representantes
  • Capacidad de Tansaccionar en formato electrónico (oferta, contrato, pedido, factura, pago) y conservar y archivar las evidencias electrónicas correspondientes.

Cada una de estas áreas en la administración pública y en la empresa deberían de tener un nivel de madurez, sencillo y fácil de definir en relación a las dimensiones inicialmente consideradas: visión y dirección, procesos, personas, tecnología, cultura.

Al final (para una administración pública por ejemplo) podría quedar una tabla con la identificación de los valores asignados a las variables descritas como sigue:

Visión y Dirección

  • (0) Dirección Visión, No existe una estrategia de implantación de la CPe.
  • (1) Existes propuestas de los niveles inferiores
  • (3) Existe una estrategia definida, comunicada y con planes

Personas:

  • (0) Las personas de la organización no conocen las herramientas que permiten el formato electrónico: documento, firma, expediente, mensaje, notificación, registro, …
  • (1) Las personas de la organización concen algunos de las herramientas y servicios pero no tienen una formación total ni son conscientes de su importancia.
  • (3) Las personas están formalmente capacitadas en todos los aspectos del formato electrónico

Procedimientos

  • (0) No se han generado unos procedimientos y documentos normalizados conocidos por todos.
  • (1) Se tiene procedimientos más o menos normalizados pero no se ha formalizado ni comunicado oficialmente.
  • (3) Existe un manual de calidad donde se reflejan la organización, documentos y procedimientos de forma explicita, aceptada y formalmente comunicada por la organización.

Tecnología

  • (0)Los sistemas de información están orientados a la oferta, es decir el departamento de TI ofrece a contratación los elementos que el TI considera necesarios. El objetivo es TI.
  • (1) Los sistemas de información tratan de adecuarse a la contratación pública pero sin perder la perspectiva del departamento.
  • (3) Los sistemas de información están orientados y enfocados a conseguir el valor demandado por el departamento de contratación y las decisiones tecnológicas se toman considerando las variables de beneficio, coste, riesgos y sinergias.

Cultura

  • (0) La innovación y adecuación al medio no está presente en los intereses de los decisores ni de los ejecutores de la contratación pública
  • (1) Existen algunas iniciativas para tratar de realizar el cambio cultural al formato electrónico en la contratación pública
  • (3) Hay una visión comunicada que trata de fomentar la cultura de la innovación con incentivos explícitos y apoyando el compromiso personal y grupal de los decisores y ejecutores de la contratación pública

Con estas variables se puede asignar, (3 puntos, el mejor, 1 punto el intermedio  o 0 puntos, el peor)  en función del nivel que cada uno se haga de sí mismo y  aplicarlo a cada área. En el caso de la administración quedaría como sigue:

Cada fila puede tener por tanto, un valor máximo máximo de 15 puntos o un mínimo de 0 puntos

Los niveles se movería entre  o puntos y 15 puntos

  • N1=0-3 puntos
  • N2=4-7 puntos
  • N3=8-11 puntos
  • N4=11-14 puntos
  • N5=15 puntos

Esto nos podría dar una tabla sencilla con el nível de madurez, como sigue (es un ejemplo):

  Visión Personas Proced Tecnolog. Cultura Ptos. NIVEL
Archivo 0 1 1 2 2 6 2
Tramitación 0 0 1 0 0 1 1
Relación 1 1 2 1 0 5 2
Explotación 0 0 0 1 1 2 1

 

 

Junto con esta tabla, la administración podría exponer sus objetivos más alineados con sus capacidades, que podrían estar en cualquiera (o en todas, pero no hay que abordar todas a la vez) de las áreas consideradas (Archivo, Tramitación, Relación y Explotación). Reflexión: la parte del Archivo cada vez me parece que tiene carácter general, y que tanto en la tramitación electrónica como en la relación electrónica  debe estar presente de forma asociada a cada una de estas áreas.

Con estos niveles podrían realizarse distintas aproximaciones a la implantación por tipo y objetivos, de forma que las expectativas fueran conocidas y asumidas por todos los integrantes de la administración y comunicadas a  todos los participantes en la implantación de la contratación pública electrónica, permitiendo así generar planes asequibles y objetivos alcanzables.

¿Os parece que con un método similar a este seríamos capaces de hacer la implantación a la contratación pública electrónica de una forma más racional, coordinando los esfuerzos necesarios y los posibles resultado a obtener, en función de la madurez y de los objetivos propuestos por la administración?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

 

Sobre el libro verde de modernización de las normas de contratación pública y su relación con la contratación pública electrónica

Después de repasar más detenidamente el libro verde para la modernización de las normas de la contratación pública me gustaría compartir las siguientes reflexiones en la relación existente entre este libro verde y la necesidad de la implantación de la contratación pública electrónica, abordada en este otro libro verde.

 

En un primer momento pensé que hubiera sido bueno haber confeccionado un único libro verde que tuviera los dos objetivos: la modernización de las normas y la generalización del formato electrónico.  Pero después de pensarlo detenidamente, creo que estaba equivocado. Es mejor hacerlo de forma separada, por los argumentos que describo a continuación:

  1. La modernización de las normas tiene un ritmo que si nos fijamos en el anterior libro verde de 1996 su resultado final ha tardado 12 años.  (se publico en 1996, se hizo una propuesta de directiva en 2000, se aprobó la directiva en 2004 y se traspuso y aplicó a la legislación estatal en el 2008, tiempo total de cambio 12 años) . Sin embargo el ritmo de adopción de la contratación pública electrónica no puede esperar 12 años. Tiene que ir implementándose y a partir de las experiencias promover cambios legislativos.  No al revés.
  2. Los cambios, la trasformación que se va a llevar a cabo, tiene las siguientes dimensiones: Personas, procesos, estructura y tecnología (siguiendo la norma ISO 38500 de Gobierno de las TI). La contratación pública electrónica afecta sobre todo a las tecnologías pero para realizar el cambio de forma efectiva hay que entender que las personas, las estructuras, y los procesos deben ser cambiados, deben participar activamente en el cambio. Y por tanto debería de tenerse en cuenta la modernización de las normas pero a la luz de las verdaderas necesidades que el nuevo formato revele y que no es fácil intuirlas hasta que no se obtengan las experiencias de su  utilización.
  3. En la modernización de las normas de contratación se tratan diferentes cuestiones algunas son de gran calado organizativo y normativo y otras son valores en unas variables (Umbrales) pero que pueden conllevar mucha coordinación política. Vamos a repasar los capítulos del libro verde de modernización y comentar su relación con la implantación de la contratación pública electrónica:
    1. En el capítulo 1 sobre las normas de contratación pública donde se tratan las actividades de compra, los contratos públicos y los compradores públicos, no entiendo que los cambios normativos afecten de forma trascendente a la implantación de la contratación pública electrónica.    Siempre hemos de tener presente que la contratación pública electrónica en sus cuatro áreas: Archivo,  Relación, Tramitación y Explotación la parte más estándar (necesitan interoperabilidad absoluta) serán el Archivo y la Relación, y la parte más personalizable Tramitación y Explotación).  Por tanto el capítulo 1 que afecta considerablemente a la Tramitación y no a la Relación puede considerarse con poca influencia para la implantación de la contratación pública electrónica (tiene una componente de globalidad absoluta para no segmentar los mercados con formatos electrónicos no-inteoperables).
    2. En el capítulo 2, donde se tratan la modernización de los procedimientos e instrumentos específicos para los pequeños poderes adjudicadores si tocan más al área de Relación con los proveedores y puede afectar sensiblemente a la implantación de la contratación pública electrónica. También se trata de la cooperación dentro del sector público y herramientas adecuados para la agregación de la demanda/ y contratación conjunta. En estos capítulos la forma de relacionarse con los proveedores a través de centrales de compra o sistemas de agregación de la demanda sí que tiene que ver más que con la implantación de la contratación pública electrónica, con la utilización de las ventajas del formato electrónico para obtener ventajas de la demanda y capacidad de compra de las administraciones públicas. Es decir tiene que ver más con las potencialidades del formato electrónico y posibles arquitecturas de negocio que con el propio formato electrónico.  Por tanto puede ser algo que se generalice posteriormente a la implantación de la contratación pública electrónica como una opción posible.
    3. En el capítulo 3 se habla de un mercado europeo de la contratación pública más accesible. Este capítulo es totalmente coincidente con la implantación de la contratación pública electrónica. Es decir, no se puede hacer nada de lo que se propone si no se implanta la contratación pública electrónica, y a la vez el cambio normativo debe favorecer esta implantación, por ejemplo con la simplificación de los criterios de selección requeridos para participar en una licitación pública,  a través del mejor acceso de las PYMES a la contratación pública, y asegurando una competencia más leal y efectiva.
    4. En el capítulo 4 se habla de la utilización estratégica de la contratación pública en respuesta a nuevos desafíos. En este capítulo también se entra de lleno en la necesidad de la contratación pública electrónica para poder acometer los objetivos propuestos: que comprar para fomentar la innovación,  como comprar para conseguir los objetivos de la estrategia europea 2020, como comprar para conseguir los objetivos sociales propuestos. Todos estos puntos inciden de lleno en la necesidad de implantar la contratación pública electronica, no pueden ser abordados, sin la capacidad de explotación de datos (business intelligence) que ofrece la contratación pública electrónica.
    5. En el quinto capítulo que trata de asegurar la integridad de los procedimientos, es también coincidente con la contratación pública electrónica ya que el formato electrónico, garantiza la trasparencia, la confidencialidad, la trazabilidad y la auditabilidad,  con esfuerzos infinitamente menores que los necesarios para llevar estas actividades en el formato papel.
    6. Para finalizar el sexto capítulo: acceso a los proveedores de terceros países al mercado de la UE, es también coincidente de pleno con la contratación pública electrónica. Bien es cierto que los grandes contratos pueden tener este nivel de apertura internacional y realizarse en formato papel, no obstante pudiera ser conveniente que las estadísticas e informes de estas actividades también tuvieran un tratamiento como el propuesto para el capítulo 4, sobre los mercados panueropeos.

Bueno de los seis capítulos excepto el primero, un poco del segundo y un poco del sexto, todos los demás requieren o puede ser muy conveniente el formato electrónico para llevar a cabo la modernización de la normativa de contratación pública que se propone.

Por tanto, en mi opinión, estamos ante un problema de Gobierno de las TI, donde las propias TI que siempre tienen objetivos de negocio:

–          Estratégicos. Tener capacidades nuevas, ser capaces de hacer cosas nuevas.

–          Operacionales. Hacer más eficaz y eficientemente lo que hacemos actualmente.

–          Ser conformes a la norma vigente. Cumplir con la normativa al ritmo en que esta cambie.

La contratación pública (el negocio) tiene los tres componentes. La conformidad (perfil de contratante), la mejora operativa (el más con menos famoso) y la estrategia (Estrategia Europa 2020, innovación ….). Las cuestiones son:

  • ¿cuantos cambios normativos son estrictamente necesarios para implantar la contratación publica electrónica ?
  • ¿con la implantación de la contratación pública electrónica podemos afianzar y afinar más los mejores cambios normativos para conseguir los objetivos propuestos. ?

Pero la tecnología no pueden cambiar por sí solas el servicio de contratación pública y mucho menos algo con un volumen que representa el 20 % del PIB de la unión europea, con más de 1 millón de órganos de contratación y con más de 20 millones de proveedores. Es un cambio que requiere personas, estructuras, procesos y tecnología de forma coordinada y conjunta (Decía Nietzsche, y le gustaba recordarlo a Viktor Frankl, que quien tiene un por qué puede soportar cualquier cómo,pero hay que comunicar y explicar el por qué.-).

Además y siempre teniendo en cuenta que el formato electrónico, posibilita, (facilita) la generación de la herramienta estratégica(defines los indicadores que te importan y como conseguirlos) cuadros de mando integral de contratación pública electrónica. A través de esta herramienta, la mayor parte de las preguntas que se hacen en el libro verde puede obtener sus respuestas, por ejemplo, cuando movemos un umbral y obtenemos más o menos concurrencia, mejores o peores precios …… Es una visión clara pero no es sencillo. Lo sé. Pero el formato electrónico es el único que puede hacer realidad esta visión.

No es fácil y no es trivial, no se trata de tecnología, es una combinación de los factores comentados. En mi opinión, y de acuerdo con lo que se menciona en el libro Waltzing with elephants sobre gobierno de TI,  pondría en primer lugar a las personas, porque en la incertidumbre son  las únicas que pueden rellenar los huecos que los procesos, las estructuras, y las tecnologías van a generar cuando se implementen las soluciones iniciales. Sobre todo al principio.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

 

El ranking de los servicios públicos europeos digitales: la contratación pública electrónica

Capgemini acaba de  publicar la última versión de su evaluación comparativa de los servicios públicos digitales en toda la Unión Europea, continuando con una tradición iniciada por la Comisión Europea hace ya varios años.

Todo el mundo comenta que a estos informes, hay que darles un valor “distinto” del que a primera vista pudieran proporcionar. Tienen una importancia política grande ya que pueden ayudar a los estados miembros a impulsar aquellas áreas que se van quedando detrás comparativamente en relación a otros estados.

Andrea DiMaio hace una crítica sobre el informe que también es conveniente leer.

En este enlace he dejado una traducción libre y personal del apartado de contratación pública que aparece en el citado  informe para que sea más comprensible para los hipotéticos lectores del blog, y podamos establecer puntos comunes de conocimiento sobre los que construir opiniones. Creo que merece la pena, por la visión general que ofrece,  una lectura tranquila y reposada del documento porque nos ayuda a sintetizar la situación y a proponer estrategias que permitan proteger las inversiones y garantizar los resultados.

En el informe aparece la contratación pública electrónica (lo ya sabido) como un servicio básico fundamental que ha sido recogido en todas las manifestaciones políticas y económicas de la Unión Europea: La estrategia Europa 2020, La Agenda Digital Europea, Los libros verdes de contratación pública y de contratación pública electrónica, las consultas sobre Identificación Digital y Firma electrónica….

Pero la contratación pública electrónica debería tener un indicador fundamental que no está relacionada en el informe: Cuantas transacciones electrónicas han sido hechas por un proveedor hacia una administración pública que podrían haber sido hechas contra otra administración cualquiera de la Unión Europea, utilizando los mismos formatos y las mismas herramientas. Este es el indicador que hay que tener en cuenta, el de la interoperabilidad. Este es el indicador que marca la posible  segmentación del mercado y es el que se debería de medir para proteger las inversiones públicas, para aumentar la competitividad y productividad del tejido empresarial, y para conseguir el objetivo del mercado único de contratación pública panueropea. Si no es así no conseguiremos el famoso “más con menos”. Sino lo contrario. Será impulsar el “menos con mas”.

Si pasamos de un formato (el papel) bastante interoperable, aunque muy difícil de trasportar y de gestionar, a otro formato (el electrónico) sin interoperabilidad y con una gestión segmentada, estamos acelerando el caos (el formato electrónico acelera lo que toca). Y esto no aparecen en el informe, ni figura  en el ranking. Y sin embargo es hacia lo que nos podemos estar dirigiendo con mucho esfuerzo y una cantidad importante de recursos. Por eso es imprescindible dotar de interoperabilidad al formato electrónico de la contratación pública.

Los rankings son importantes, pero no se trata de medir cualquier cosa, que nos permita la complacencia. Se trata de medir aquel parámetro que nos acerca al objetivo. Y el objetivo es el mercado único de contratación pública paneuropea. Y si este no es el objetivo, bien, indíquennos cuál es, y le pondremos el indicador apropiado.

En mi opinión el informe es una buena aproximación con medidas útiles y una panorámica general aceptable. Pero si descendemos a los detalles (es donde se esconde el diablo) vemos que hay una visión distinta de la realidad percibida (lo que cada uno sabe de su entorno cercano)  y lo que aparece en el informe.

No obstante si que puede dar una idea clara de cómo se van moviendo las cosas, siempre con alguna paradoja como por ejemplo que muchos países han llegado al 100% de los servicios de contratación pública electrónica y sin embargo la Comisión Europea en su libro verde informa de que solo se está realizando en formato electrónico el 5 % de la contratación pública.

Hace un buen repaso en este servicio fundamental en cada una de las subfases de las dos grandes fases en que divide el servicio: procesos pre-adjudicación y procesos post-adjudicación.

Tal y como se puede leer en las conclusiones queda mucho trabajo por hacer y sobre todo mucha coordinación y mucha interoperabilidad y estándares para alcanzar el mercado único de contratación pública paneuropea.

Por último quisiera recomendaros que le echéis un vistazo al informe general.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Comentarios sobre el ritmo de implantación de la contratación pública electrónica en Europa.

En el blog de PIU (Procurement Intelligence Unit) ha aparecido esta entrada que he creído conveniente compartir y comentar con los hipotéticos lectores de este blog.

A continuación hago una traducción libre de la entrada original en inglés, enlazada al blog de referencia, y posteriormente mis comentarios personales.

TRADUCCIÓN DE LA ENTRADA

Los gobiernos avanza poco a poco a la modernidad: la contratación pública en la vía lenta

Author: Jonathan Webb

En un reciente debate europeo se establecen las opciones para un sistema de contratación electrónica paneuropea. Pero ¿por qué los gobiernos hasta el momento van en este asunto por detrás del sector privado?

El documento afirma que «la Comisión no es un recién llegado a este ámbito político», sin embargo, la evidencia disponible indica  claramente lo contrario – aunque, en comparación a sus Estados miembros, Bruselas está yendo por delante. Rudimentarios sistemas de contratación electrónica sólo están en marcha en Austria, Dinamarca, Italia y Reino Unido. Sin embargo, la CE estima que menos del 5% de los contratos públicos se llevan a cabo a través de Internet.

La PIU (procurment.intelligence.Unit) ha informado que en el Gobierno de Albania , se realiza el 100% de la contratación pública por medios electrónicos. Sin embargo, el país de los Balcanes es en gran medida la excepción y la mayoría de las compras públicas en todo el mundo sigue siendo gestionado a través de papel.

¿Por qué los compradores en el sector público hasta ahora van por detrás del personal de compras en el sector privado?

En primer lugar, el tamaño de los proyectos dentro de la esfera gubernamental son simplemente mucho más grandes que cualquiera de sus equivalentes comerciales.. En el Reino Unido, las palabras «Proyecto de Ti del Gobierno» son generalmente sinónimo de proyectos con un  gasto excesivo y fuera de plazos. Durante el final del año pasado, el gobierno terminó lo que fue supuestamente el más grande de sus proyectos de TI civiles en el mundo cuando Whitehall redujo un total de  13.000.000.000 libras a través de un régimen de centralización del NHS(Instituto británico de Salud) Teniendo en cuenta los crecientes costos asociados con el sector público en proyectos de TI, tal vez algunos temen que los costes de implantación  serían mayores que los ahorros en la contratación.

En segundo lugar, puede que sea un cierto desdén del  sector público hacia las actividades administrativas. Como un empleado de contratación me ha comentado en alguna ocasión «el sector público tiene que ver con la política, si no estás en política, no eres nada.» Las mentes más brillantes del gobierno están más atrapados por las grandes cuestiones: el crecimiento económico y la salud de la nación. Los asuntos relativamente  mundanos como la implantación de la contratación pública electrónica languidecen como insignificantes. Y así , el resultado neto es la ineficiencia de la contratación pública.

PEPPOL, un proyecto paneuropeo de la Unión, parece ir viento en popa, pero hay pocas señales de entusiasmo de los demás estados en la adopción de la propuesta. De hecho, ¿Debería la UE debería estar gastando dinero en esta área? Sin duda, las respectivas administraciones de los Estados miembros están en mejor posición que la lejana Bruselas, en la búsqueda de una solución viable de la contratación electrónica.

En su lugar, tal vez  la Comisión ¿ debería utilizar su tiempo en alentar a los Estados a desarrollar su propia capacidad de contratación electrónica, en contraposición a la construcción de un costoso sistema que  trasciende sus funciones?

COMENTARIOS PERSONALES.

Creo que tiene parte de razón en lo que se refiere a los planes nacionales, pero no tiene razón en que el proyecto PEPPOL sea un derroche. Desde mi punto de vista  y junto con e-PRIOR y e-CERTIS, está generando experiencias, conocimientos y componentes reutilizables para acometer la TRASFORMACIÓN a la contratación pública electrónica. Por tanto es cierto que vamos lentos, muy lentos, pero por las razones expuestas en primer lugar y no por lo que la Comisión hace. Y sigo creyendo que se necesita coordinación de esfuerzos, planes nacionales, regionales y locales que verifiquen los objetivos propuestos por la Comisión , y que se  amplíe y enriquezca la propuesta de PEPPOL donde se vea necesario. Vamos a cooperar y colaborar en el proyecto de forma decidida y conjunta. Es necesario aunar esfuerzos.

El proyecto PEPPOL es importante porque puede mostrar un camino y servir de experiencia, pero es cierto que la implantación última está en manos de las administraciones nacionales, regionales y locales.

Son a estas administraciones a las que hay que apoyar, y no solamente con presupuesto, sino también con dirección. Hay muchas equivocaciones en la implantación y muchos errores que no son conocidos o comunicados y que se repiten una y otra vez.

Además hay que coordinar los esfuerzos, y luchar por la utilización de los estándares habilitados y la interoperabilidad necesaria, porque de lo contrario iremos del famoso «más con menos» al «menos con más» (esto no es un juego de palabras, ya lo hemos verificado repetidas veces en distintas experiencias, sólo hay que ver los porcentajes de utilización de la contratación pública electrónica en casi cualquier país, región o ayuntamiento europeo).

Por último, y aún siendo conscientes que es la fuerza de  la demanda (buy side) el principal tractor de los beneficios que se declaran en la contratación pública electrónca, no se puede dejar a los proveedores (la oferta) al albur de sus capacidades o de sus iniciativas. Hay que al menos, dirigirles y darles pautas para que su esfuerzo vaya en la dirección del resutlado buscado. Y así,  finalmente, se genere el ecosistema de contratación pública electrónica europea que ayude a salir de la crisis y colocar a Europa y sus estados en el lugar en el que pueden estar en esta economía global.

¿Vosotros teneis la misma sensación de que se podían estar haciendo muchas más cosas en la dirección adecuada con los mismos recursos? Que ¿ no todo se hace con un presupuesto cada vez más grande? Que ¿hay opciones para la agilidad y la creatividad en esta área?

¿Como creéis vosotros que se podría avivar el ritmo de implantación de la contratación pública electrónica en España?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

La Contratación pública electrónica y la firma electrónica

Muchas veces se identifica la firma electrónica como un elemento que dificulta la adopción de la relación electrónica como puede ser la contratación pública electrónica o la facturación electrónica.

Siempre he creído que sin la firma electrónica las transacciones de valor en la red, los intercambios que representan compromiso, no se producirían al no estar respaldados por un elemento con garantía jurídica: La firma electrónica.

Cuando se han producido las discusiones sobre si la factura electrónica debería de incorporar firma electrónica, me ha parecido que sin ser necesario, no era un elemento de dificultad extrema que fuera a producir la no adopción de la factura electrónica (hay personas que opinan lo contrario). Mi opinión es a favor, no de la firma en la factura sino de la firma electrónica en general y de la factura electrónica con firma como un vehículo que puede acelerar la adopción y buen uso de la firma electrónica.

Y creo que todas las dificultades son organizativa no tecnológicas. Ya sé que son las más difíciles de solucionar, pero también sé, que son las que sí podemos solucionar.

En esta entrada de Tim Cummins de ICAMM se comentan las tendencias favorables a la firma electrónica. He entresacado las siguientes  afirmaciones de la conversación del autor de la entrada con Jason Lemkin de Echosign.

  • La firma electrónica parece estar ganando impulso real
  • Después de muchos años de debate, los resultados de los principales proveedores de servicios sugieren que las reservas (por cuestiones de la ejecución) y la inercia (por cuestiones de beneficio), por fin, desaparecen
  • 2010 ha sido un año de crecimiento de ingresos año del 120% y  casi 3.000.000 usuarios de firma electrónica en todo el «mundo
  • Este aumento tiene que ver con la madurez de las tecnologías de firma en la web que con el ahorro de costes que produce la firma electrónica.
  • Las empresas se han acostrumbrado a tener relaciones en la red y la firma no es más que otro paso. Si existe la tecnología y el soporte jurídico están dispuestos a usar la firma electrónica. Y la usan.
  • Las compras han sido el principal  impulsor de las solicitudes de firmas electrónicas de contrato, pero el avance en el software de firma electrónica ha sido promovida más por el lado de las ventas como forma de cerrar las propias ventas.
  • Sobre la interoperabilidad legal se comenta que han sido Estado Unidos y el Reino Unido los principales impulsores
  • Se comenta que el 95% de los problemas de interoperabilidad legal se pueden resolver con la correcta elección de la legislación a aplicar.
  • La  firma electrónica es un avance evidente, y por supuesto, refuerza la idea de que hacer negocios en una empresa tiene que ser fácil, la idea de colaboración incluso a través de la firma en los dispositivos móviles.
  • Una vez que el proceso de contratación está en la web, las expectativas de velocidad, de colaboración y de visibilidad crecen y los impactos más amplios pasan a la parte de contratos (firma electrónica) y el personal jurídico.
  • Una vez más, los grupos que prosperan son aquellos que están liderando el cambio, en lugar de ser visto como renuentes u opositores.

En mi opinión y para concluir, la firma electrónica, es un elemento indispensable en contratación (pública y privada) y el desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento,  en todo lo que signifique intercambio de valor (incluso diría como autenticación del origen de los contenidos) en la red. España es un líder claro en este ámbito en cuanto a infraestructuras.

La pregunta es ¿a qué estamos esperando para liderar la firma electrónica en las estadísticas de utilización real? ¿Sería posible sacar una auténtica ventaja competitiva de los 17 millones de DNI’s electrónicos con capacidad de firma y autenticación electrónica?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

La contratación pública electrónica y las redes sociales.

Muchas veces reflexiono en la cantidad y repercusión de los cambios que se nos están echando encima, con la introducción de las tecnologías de la información en casi todos los ámbitos sociales, económicos, culturales, de relación con el poder….

Todos estos cambios se producen de forma meteórica y muchos de ellos nos pasan por encima sin darnos tiempo a realizar nuestra propia adaptación personal, esa que comentábamos que supone cambiar el conjunto de soluciones aplicables (la cultura) a los problemas habituales o a los nuevos problemas.

Estamos asistiendo a un fenómeno de implantación y utilización de las redes sociales en general en las sociedades de nuestro entorno que me ha llevado a pensar en cómo pueden influir las redes sociales en la contratación pública electrónica.

Y creo que las redes sociales tienen un papel (positivo o negativo) que  desempeñar en la contratación pública electrónica, como por ejemplo:

–          habilitar la implantación. Ya hemos comentado que la contratación pública en formato electrónico no es un problema técnico sino de liderazgo adaptativo y esto provoca incertidumbre, que añadido a la complejidad del cambio cultural, nos  hace prevenidos a la hora de tomar decisiones. Las redes sociales y la comunidades de práctica pueden ayudar a promover el conocimiento y difundir las experiencias, buenas y malas, (se aprende más de las malas) que se produzcan en las implantaciones.

–          Difundir el conocimiento y la alfabetización necesaria sobre el formato electrónico: Firma electrónica, documento electrónico, expediente electrónico, notificación electrónica, … todo es electrónico, pero no tenemos el conjunto de soluciones y herramientas listo y preparado (ni el entrenamiento) para utilizar estas herramientas de forma adecuada con los nuevos formatos. Los llamados «living labs» (laboratorios de aprendizaje) apoyados por redes sociales pueden suponer una palanca imprescindible para la adopción de la contratación pública electrónica.

–          La compra. electrónica o no, siempre conlleva un intercambio de valor, fundamentalmente basado en la confianza. En el caso del comercio esta relación siempre es ganar-ganar, o perder-perder. Es decir, no es en mi opinión, como en el caso de las guerras o conflictos donde uno gana y otro pierde. En el comercio, (si es tal y como lo entendemos casi todos) ambos ganan o ambos pierden. La relación electrónica también es necesaria y mucho más eficiente que la relación física, y estas relaciones se cultivan y promueven muy bien a través de las redes sociales. Las relaciones, aunque sean en redes sociales, son las que ayudan a generar, y en su caso, recuperar la confianza.

Por lo tanto, en mi opinión, y aunque sé que hay muchas personas que piensan que no hay nada nuevo bajo el sol, considero que las redes sociales, con sus luces y sus sombras, y en general todas las herramientas sociales (esto que se ha venido en llamar herramientas de la web 2.0) van a afectar  de forma positiva a la forma de realizar la contratación pública en formato electrónico.

Dando por sentando que las redes sociales han entrado a formar parte de nuestro conjunto de soluciones (cultura), iremos viendo en qué medida y sobre todo iremos adaptándonos para que las redes sociales afecten de la forma más positiva posible  a la contratación pública electrónica.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Un objetivo para la facturación electrónica de la Comisión Europea.


He considerado interesante la noticia que se publica hoy por parte de la Comisión Europea sobre la factura electrónica:

La Comisión Europea quiere que se adopte a gran escala  la facturación electrónica en 2020

Y os la paso tal cual (la traducción es libre). En el enlace tenéis el orginal. Mis comentarios en itálica.

Comunicado

La Comisión Europea quiere que la facturación electrónica se convierta en el método predominante de la facturación en Europa. En su Comunicación «Cosechando los beneficios de la facturación electrónica (e-facturación) para Europa», presentado hoy  por el Vicepresidente Tajani y el Comisario Barnier, la Comisión Europea identifica un conjunto de acciones concretas para la incorporación más fácilmente de las facturas electrónicas en Europa. Proporcionar datos de la factura formateados electrónicamente podría permitir a las empresas a beneficiarse de los plazos de pago más cortos, menos errores, ahorros en la impresión y reducir los costes de envío. Lo más importante, las facturas electrónicas estructuradas facilitarán la integración de procesos de negocio desde la compra hasta el pago, lo que significa que las facturas pueden ser enviadas, recibidas y tramitadas sin intervención manual.. En la actualidad, el intercambio de facturas electrónicas es a menudo complejo y costoso, en particular, a través de fronteras y para las PYME. La Comunicación de la Comisión aborda estos obstáculos y se complementa con una Decisión de la Comisión para configurar un foro multilateral europeo sobre facturación electrónica.

Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior y Servicios, dijo que «La facturación electrónica tiene el potencial de marcar una gran diferencia, para las empresas, los consumidores y el comercio europeo en su conjunto. Los beneficios en términos de ahorro de tiempo y dinero se ajustan plenamente a con nuestra estrategia «Europa 2020 y con la Agenda Digital para Europa en particular.»

El Vicepresidente Antonio Tajani, Comisario de Industria y Empresa agregó «Revolucionando la forma de pagar las cuentas, la facturación electrónica aumentará la competitividad global de las sociedades europeas, especialmente las PYME»

Las normas vigentes que rigen la facturación electrónica en Europa no son uniformes. Como tal, los beneficios potenciales de la facturación electrónica siguen estando en gran medida sin explotar. Como parte de su gran iniciativa, «Una Agenda Digital para Europa», la Comisión Europea  está centrando sus esfuerzos en la eliminación de barreras para la adopción a gran escala de la facturación electrónica en Europa. Las cuatro prioridades fundamentales en la facturación electrónica son:

  • Garantizar un marco jurídico coherente para la facturación electrónica
  • Conseguir la adopción masiva del mercado involucrando a las pymes
  • Estimular un ambiente que genere una gran implantación entre los socios comerciales que intercambio de facturas
  • La promoción de una norma común de facturación electrónica

Para cada una de estas prioridades, la Comunicación de la Comisión establece una serie de acciones específicas por ejemplo:

  • En 2011, la Comisión propondrá una revisión de la Directiva sobre firmas electrónicas para proporcionar el reconocimiento transfronterizo de los sistemas de autenticación electrónica segura.
  • La Comisión pondrá en marcha dos nuevos proyectos en el marco de la Competitividad y la Innovación (CIP) para ayudar a sectores específicos de acuerdo sobre los procesos de interoperabilidad para el intercambio electrónico de datos y documentos a lo largo de las diferentes etapas de la cadena de suministro (incluyendo la facturación electrónica) .
  • El Comité Europeo de Normalización (CEN), un importante proveedor de normas europeas y  especificaciones técnicas, deberá elaborar un Código de Prácticas incluyendo una terminología coherente y una definición clara de los roles  y las responsabilidades de los actores que internvienen en la facturación electrónica.
  • El CEN debe diseñar directrices para la aplicación de un modelo de datos de factura Intersectorial y colaborar con las organizaciones de normalización internacionales, tales como el UN / CEFACT (Centro de las Naciones Unidas para la Facilitación del Comercio y las Transacciones Electrónicas) y la ISO (Organización Internacional de Estándares).

Para facilitar el seguimiento y la aplicación de estas medidas, la Comisión invita a los Estados miembros a que establezcan foros nacionales de múltiples partes interesadas sobre la facturación electrónica en junio de 2011. La Comisión complementará éstos creando un foro de partes interesadas en la facturación electrónica en la UE.

Antecedentes:

La e-facturación, abreviatura de la facturación electrónica, es la transferencia electrónica de información de facturación y pago a través de Internet u otros medios electrónicos de negociación entre las partes involucradas en las transacciones comerciales. Estas incluyen las empresas, el sector público o los consumidores. En comparación con las facturas en papel, las facturas electrónicas pueden crear ventajas sustanciales para todos los socios comerciales. Según un estudio llevado a cabo en nombre de la Comisión en 2008, en sustitución de facturas de papel por correo ordinario de las facturas en toda la UE podría dar lugar a aproximadamente EUR 240 millones en ahorros a lo largo de un período de seis años.

Dado que la factura precede al pago en cualquier operación de compra también hay un fuerte vínculo con la SEPA (Single Euro Payments Area). El SEPA tiene por objetivo la integración y la normalización de los pagos electrónicos en toda la UE. SEPA y la normalización de la e-factura, por tanto, se refuerzan mutuamente para obtener beneficios. Los beneficios ambientales de la facturación electrónica en términos de reducción de consumo de energía y costes de papel también son importantes.

La masa crítica de soluciones de facturación electrónica interoperables en la Unión Europea está siendo parada  por barreras tales como la ambigüedad técnica, la inseguridad jurídica, y las limitaciones operacionales. Para hacer frente a esta situación, la Comisión estableció una organización independiente e-facturación del Grupo de Expertos, que se adelantó con un informe final a finales de 2009. La Comunicación y la Decisión adoptada hoy se basan en una consulta pública sobre el informe final del grupo de expertos (véase MEX/09/1130 ).

Como parte de la gran iniciativa, la Agenda Digital para Europa (véase IP/10/581 , MEMO/10/199 y MEMO/10/200 ), la Comisión Europea  está centrando sus esfuerzos en la eliminación de los obstáculos  para la adopción a gran  escala de la facturación electrónica en Europa.

Mis comentarios

Al final, y en relación a la facturación electrónica y a la contratación pública electrónica, creo que representan en síntesis  dos círculos concatenados.

  • El círculo de anuncio-oferta-adjudicación-contrato.
  • El círculo de contrato-pedido-albarán-factura-pago.

Estos dos círculos se concatenan y tienen que tener una secuencia lógica y siempre trazable. De esta forma se puede conseguir la información necesaria para los propios negocios y para la administración a la hora de conseguir los famosos principios de las directivas de Compras: trasparencia, concurrencia e igualdad de trato y juntarlos con los valores propuestos por la agenda europea: generar el espacio económico más eficiente del mundo.

Y esto no se consigue por casualidad, ni por la adopción individual sino por la fuerza de una masa crítica que obtiene más beneficios cuanto mejor hace las cosas. En mi opinión, la contratación pública electrónica y la facturación electrónica, son dos palancas que el tejido productivo de la Unión Europea necesita para cumplir sus planes de futuro.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Las empresas y la contratación pública electrónica

Hemos estado generando contenidos alrededor de la contratación pública electrónica, como si solo se tratará de una actividad del sector público, pero como es lógico la parte compradora requiere que los proveedores sean capaces de responder a sus demandas, en el formato electrónico adecuado y siguiendo los procedimientos.

La parte principal de la contratación pública electrónica se representa casi siempre con  el sector público implementando los sistemas de información para que la contratación pública se realice en formato electrónico. Esto ya es bastante complicado. Pero imaginemos ahora que son todos  los proveedores del sector público los que tienen que estar capacitados para utilizar este formato y sacarle provecho, tanto para ellos, como para las administraciones que se relacionan en dicho formato. Esto ya empieza a estar muy cuesta arriba. Pero es posible. Y sobre todo es necesario.

Vamos a empezar una serie de entradas alrededor de la contratación pública electrónica en relación con los proveedores (sobre todo las PYMES). Vamos a generar en esta primera aproximación una recordatorio de las funciones principales y una explicación de las iniciativas (de momento las europeas) que están siendo utilizadas para incentivar que el formato electrónico en la contratación sea una realidad para los proveedores.

Voy a excluir, de la relación de las funciones de los proveedores, la parte de gestión interna de cada proveedor, que deberá ser realizada en función de los sistemas, más o menos sofisticados, o más o menos capaces, que tengan implantados. Dejaremos para otra ocasión como afrontar las integraciones de los sistemas de gestión de las PYMES, con los nuevos formatos electrónicos. Un punto complicado y con decisiones difíciles.

Las funciones principales son:

Acceso a la oferta pública de contratación. Este acceso se realiza a través de las plataformas y sitios de concentración de la publicación de los anuncios de contratación y los consiguientes documentos. (PLACE, TED, Perfil de Contratante, Boletines).Alguna vez hemos propuesto la generación de un buscador de anuncios de  contratación que fuera capaz ( a través de una ontología del anuncio de licitación) de generar resultados con filtros adecuados para cada proveedor en función de variables tales como, dirección geográfica, capacidad del proveedor, ofertas concretas, disponibilidad de suministros de bienes y servicios ….

Red Pública de contratación electrónica, que permita direccionar electrónicamente a cualquier integrante o agente que intervenga de forma explicita en un proceso de contratación (administración y proveedores).  Esta red es la que PEPPOL ha implementado y está empezando a utilizar.

Transacciones electrónicas que habiliten el formato electrónico de los principales diálogos en los que se descompone una contratación pública, una vez generada la difusión de la petición de ofertas: presentación de oferta, subsanación de documentos, firma del contrato, recepción de pedidos, envío de facturas, confirmación de pagos. …

E-Identificación de la organización del proveedor (identificación y criterios de selección y  exclusión) y sus representantes legitimados para cada ocasión de forma que esta identificación sea segura y ágil, y sobre todo interoperable en todo el sector público europeo.

Las iniciativas que iremos comentando más detenidamente en próximas entradas,  pero que ahora relacionamos y que se ocupan fundamental mente de las PYMES son las siguientes:

–         El proyecto EuroPROC reúne a 11 organizaciones de apoyo a las empresas o
Agencias de Desarrollo Regional de 10 países europeos. EuroPROC ha publicado recientemente una Guía de Buenas Prácticas en los servicios de apoyo a las PYME en Europa y mercados Internacionales de contratación pública. El objetivo de esta guía es proporcionar una información clave para las Organizaciones de Apoyo al Negocio (BSO) la planificación para adoptar nuevas medidas que proporcionen a las PYMEs  servicios en las oportunidades de negocio de la contratación pública electrónica internacional (o al menos panueropea). Además, esta guía ofrece  informaciones claras sobre los servicios que podrían satisfacer las necesidades de las PYME y la manera de configurarlas y financiarlas. Las guías la podéis descargar aquí.

el proyecto PRISME :

  • Objetivos El objetivo de PRISME (Contratación Pública de la Innovación de las PYME) es mejorar el acceso – y más particularmente el acceso de las PYMES innovadoras – a la contratación pública, cerrando la brecha entre ellos y los compradores públicos . Para lograr este objetivo, las actividades llevadas a cabo por PRISME se centrará en las PYME, por un lado, los compradores públicos en el otro lado, y los compradores públicos y las PYME en conjunto. La innovación y la contratación pública serán los pilares básicos de las acciones ejecutadas en todo el proyecto.
  • Actividades dirigidas a las PYME:  A traves de un diagnóstico individual que se llevará a cabo con el fin de crear conciencia sobre las oportunidades de contratación pública entre las PYME. Estos diagnósticos irán acompañados de recomendaciones personalizadas. En las sesiones de capacitación se propondrá el tema de la contratación pública electrónica,  y más particularmente en como acceder a la oferta transnacional.
  • Actividades dirigidas a los compradores públicos: Talleres dedicados a los compradores públicos se organizarán para dar a conocer las características de las PYME y en especial, de los innovadoras, y para facilitar el acceso de esta PYME a la contratación pública. Habrá ocho números de un boletín electrónico que difundirán a una amplia gama de entidades públicas con el fin de ofrecerles orientación sobre la manera de pensar de las «PYME»  innovadoras  a la hora de la elaboración de sus ofertas.
  • Actividades que reunirán  a autoridades públicas y las PYME: Reuniones paneuropeas cara a cara  se organizarán para estimular de una manera muy interactiva el conocimiento mutuo de las PYME y los compradores públicos. Los compradores públicos especificarán sus necesidades y las PYME tendrán la oportunidad de mostrar sus soluciones innovadoras y sus tecnologías a los compradores públicos. – También se organizarán seminarios entre las PYME y los compradores públicos.

Duración del proyecto: desde 09 2010 hasta agosto 2012.

– eproc es una iniciativa de colaboración europea encargada de fomentar y apoyar la adopción de los nuevos procesos de contratación pública electrónica  y herramientas para las pequeñas y medianas empresas (PYME).

Con la clara tendencia hacia las autoridades locales (Ayuntamientos) la adopción de los nuevos sistemas de contratación electrónica han mejorado la eficiencia y eficacia, y se considera que algunas PYME podrían estar en desventaja en la aplicación para las empresas del formato electrónico si no se ayuda  a responder  positivamente a esta iniciativa de  comercio electrónico. En pocas palabras, es por eso que el proyecto Eproc – con los socios de Alemania, Holanda, Irlanda y Gales – entró en vigor.

El objetivo del proyecto Eproc es fomentar y apoyar a las PYME a adoptar la nueva contratación electrónica sus procesos y herramientas. Eproc ayudará a las PYME a entender las implicaciones de lo que se les pide que hagan y a tener un mayor conocimiento de cómo beneficiarse de la evolución de la nueva contratación pública electrónica. Con el fin de lograr este objetivo Eproc ha producido una serie de  guías intuitivas y recursos en línea y ha desarrollado la línea Eproc de Zona de Aprendizaje.

Como veis el movimiento existe y ya es perceptible y sólo tenemos que aproximarnos a él, e iniciar las actividades que permitan a nuestras organizaciones (administración y empresas) acompasar nuestro ritmo al ritmo general, porque ahí están los beneficios de la contratación pública electrónica.

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

La Contratación Pública Electrónica es un reto tecnológico o un reto adaptativo?

Repasando unos apuntes de una conferencia que se dio  en ESADE hace casi un año, el 16 de diciembre de 2009, sobre Liderazgo adaptativo y Autoridad, me ha parecido que estaba repasando el relato mismo de las experiencias de la implantación de la contratación pública electrónica.

Para poneros en situación paso a compartir los apuntes que tomé de aquella conferencia y al final os dejo mis reflexiones acerca de la adopción de la contratación pública electrónica.

  • ESADE – Liderazago adaptativo y autoridad
  • 16 diciembre de 2009
  • Ignacio Martin Maruri – Liderazgo adaptativo y Autoridad
  • Referencia fundamental de la conferencia el libro de Ronald Heifetz con el título  “Liderazgo sin respuestas fáciles”
  • Esta conferencia está publicada por ESADE en sus Cuadernos de Liderazgo nª 19.

AUTORIDAD

Según el propio Heifetz,  la Autoridad es el poder ofrecido por un grupo a un individuo a cambio de la prestación de un servicio. Es una transacción continua. Estos servicios son típicamente: orientación, protección, orden.

La autorización para ejercer la autoridad puede ser:

  • formal, explícita, consciente
  • informal, tácita,  subconsciente

La autorización a alguien se produce porque se deposita confianza en él. Normalmente esta confianza se otorga por haber demostrado competencias para ofrecer los servicios comentados. La competencia demostrada  y los valores compartidos son los pilares fundamentales para que alguien sea  autorizado por el grupo.

RETOS TECNOLÓGICOS Y RETOS ADAPTATIVOS

El cuadro siguiente muestra las diferencias

RETOS TÉCNICOS

Aquello que sabemos gestionar (algo que ya ha pasado). El problema de los retos técnicos es hacerlos eficientes. No son triviales, son conocidos.

RETOS ADAPTATIVOS (La crisis actual)

Es un reto que ocurre por primera vez.  Requiere aprendizaje (  y por tanto experimentación).  No tienen recursos ni autoridad asignados, y pueden ser solucionados en mediante experimentación (esa es la raíz del peligro: riesgo del fracaso, y además crea tensión)

La imagen típica de las personas ante un reto técnico es la que se agrupan en torno a la autoridad para que sea resuelto.

Sin embargo la imagen de un reto adaptativo es la que simula una “pizza” donde se producen facciones y grupos que normalmente tienen posiciones distintas y distantes unos de otros.

LIDERAZGO

El ejercicio de liderazgo es un proceso de movilización de un grupo para que afronte una realidad incierta y desarrolle nuevas capacidades que le permitan asegurar su progreso y bienestar.

Es decir se produce un desequilibrio que puede ser momentáneo o permanecer en el tiempo. Si el problema que produce el desequilibrio perdura en el tiempo entonces se requieren nuevas capacidades que tienen que ser aprendidas para enfrentarnos al problema. Y se produce el cambio.

A los grupos no les gustan los desequilibrios y tratarán de eliminarlo con varias opciones: negando el problema o intentando resolverlo en falso (simular remedios), o personalizar el problema (ignorando, atacando o respetando al líder que apunta al desequilibrio). Por eso el liderazgo es peligroso.

Si el desequilibrio es real y finalmente no puede ser negado,  solo el cambio a través de la innovación y la mejora producirán un aprendizaje del grupo que les devolverá al equilibrio.

El gráfico siguiente es el que muestra esta situación en el tiempo.

LIDERAZGO Y AUTORIDAD

El liderazgo y la autoridad son contrarios. Para poder ejercer el liderazgo la autoridad tiene que trascender el ámbito de su autorización, arriesgarse. Y este momento es cuando surge la pregunta fundamental: EL PROPOSITO ¿por qué me meto yo en esto?? ¿Me merece la pena??

Para poder evaluar si merece la pena hay una serie de herramientas como es la capacidad de DIAGNOSTICO continuo, cuál es la situación, que desequilibrios reales existen, por qué necesito cambiar. No existe el miedo al cambio, existe el miedo a la pérdida que implica el cambio (mi pérdida).

Si ponemos las variables comentadas (propósito y diagnóstico) en una matriz obtenemos las posibles  “personalidades”  en relación  al liderazgo y la autoridad.

Los líderes son los que tienen capacidad de diagnosticar y tienen propósito para llevar al grupo, en función del diagnóstico a un estado de perturbación  (desequilibrio) que le permita desarrollar las capacidades necesarias para afrontar los retos.

La autoridad entonces puede hacer muchas actividades relacionadas con la función – proceso  del liderazgo:

  • debatir el tema que produce desequilibrio dejando que los grupos barajen distintas posibles soluciones. (compartir y generar ideas)
  • crear un entorno seguro (discutir sin riesgos)
  • regular el ritmo (los cambios pueden ser muy lentos-no pasa nada- o muy rápidos – explotamos)
  • dar sentido (evocar la parte positiva que se obtendrá del esfuerzo empleado)

Terminamos con una cita de Menken: “Para todo problema difícil siempre existe una solución sencilla, rápida y equivocada”.

Vivimos en un mundo muy complejo y cambiante donde surgen continuamente nuevos retos y la autoridad no siempre sabe entender el problema y proporcionar una solución.

Y un comentario de Ignacio Martín Maruri “Creo que si queremos potenciar el progreso de nuestras organizaciones, de nuestras familias, de nuestras comunidades tenemos que empezar a aceptar un modelo de liderazgo que permita entender el mundo en su complejidad, y no en lo sencillo que nos gustaría que fuese y a partir de ahí empezar a trabajar”.

LA CONTRATACIÓN PÚBLICA ELECTRÓNICA.

Desde mi punto de vista es un reto adaptativo, se conoce el problema, pero no está tan clara la solución. Hay muchos grupos que consideran que tienen una solución pero no hay ningún líder QUE DESDE LA AUTORIDAD que aglutine una única solución, la debata, genere los ritmos y un entorno seguro donde se pueda ir avanzando en las soluciones. Y sobre todo parece que la autoridad aún no ha proporcionado el sentido que permite generar el aprendizaje necesario a través de experimentos que nos vuelvan a dejar en equilibrio. Porque el desequilibrio existe. O no??

¿Y vosotros que opináis.?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

Te esperamos (necesitamos)

Ranking de la contratación pública electrónica en Europa según la Comisión Europea.

Hoy he conocido la publicación del informe de la Dirección de la Sociedad de la Información de la Comisión Europea sobre la Competitividad Digital Europea (podéis descargar el informe aquí).

Hay un resumen ejecutivo y luego hay estadísticas por países en función de las encuestas de Eurostat.

En la parte fundamental del informe se comenta, una vez más, que las tecnologías de la información y las comunicaciones son un habilitador necesario de primer orden para salir de la crisis. En comparación con  otras economías, como las de Estados Unidos o Japónn, parece que la Unión Europea tiene bastante trabajo por delante.

Pero no quiero quedarme en la parte general del informe, que me parece muy interesante, sino que  quiero fijarme en la parte específica de la contratación pública electrónica.

En el capítulo 5.1.4 del informe aparece esta información al respecto de la contratación pública electrónica (traducción libre):

5.1.4. Contratación Pública Electrónica

«Representando más del 16 % del Producto Interior Bruto, la contratación pública electrónica es uno de los sectores más importantes de la economía y por tanto un candidato lógico para obtener beneficios de las oportunidades que ofrece el mercado único. La Declaración de Manchester de 2005 propuso dos ambiciosos objetivos con la intención de crear un mercado único de contratación pública electrónica, nominalmente el 100 % de la contratación pública debía estar habilitado en línea para el 2010 y al menos el 50% de la contratación pública debía de hacerse en formato electrónico. Un indicador detallado para la contratación pública electrónica basado en 746 administraciones públicas nacionales, regionales y locales muestra que los países de la Unión Europea están lejos del objetivo de disponibilidad. La media de la Unión Europea de 27 estados es del 56% de disponibilidad. Sólo dos países (Estonia e Irlanda) garantizan el 100% de disponibilidad, y otros dos (Luxemburgo y Malta) se quedan muy cerca. Por otra parte  más de la mitad de los países Europeos (27) tienen menos del 50 % de disponibilidad en contratación pública electrónica en las administraciones examinadas».

Aparece después una figura en la que se muestra la Disponibilidad de los servicios de contratación pública electrónica.

Esta es una encuesta que me sorprende (al menos en el caso del que tengo más información, el caso español) porque en la figura se da a entender que más del 75 % de las administraciones públicas españolas (en 2009)  tenían la capacidad de recibir ofertas electrónicas de las empresas con las que licitan.

En el informe, al final, en los anexos aparecen las encuestas realizadas a las empresas para ver la utilización real de estos  servicios  (vamos a fijarnos en la contratación pública electrónica) a través de la estadística siguiente:

“% de empresas que utilizan los servicios de administración electrónica para enviar ofertas en un sistema de contratación pública electrónica (eProcurement) , con 10 empleados o más y excluyendo el sector financiero”.

Fuente: Encuenta de Eurostar sobre el uso de las TIC y el comercio electrónico en las empresas

En la figura he agrupado los datos de esta encuesta para sacar conclusiones respecto de este indicador en la comparación de nuestro país con algunos de los países  europeos de nuestro entorno. En el informe están todos.

Aquí el resultado es distinto.  Vemos que estamos en la posición número 20 en el ranking de  los países europeos en utilización de la contratación pública electrónica.

Esto me incita a pensar que tenemos capacidades: banda ancha, aplicaciones potenciales, servicios pero no ponemos en marcha estas capacidades. ¿Qué pensáis? ¿Veis alguna razón lógica  para esto?

Si te interesan estos temas únete a la red formal de contratación pública electrónica

·blog de compras pública eficaces

·blog de contratación pública electrónica.

·Wiki de contratación pública

·Comunidad de prácticas de contratación pública

·Grupo en linkedin

·Grupo en Facebook

·Usuario en Twitter (@econtratacion).

Te esperamos (necesitamos)